SLIDER

domingo, 12 de septiembre de 2021

DONKEY KONG COUNTRY RETURNS

¿Existe un mejor plataformas?



Si echáis un vistazo al análisis de Super Mario Galaxy, veréis que la Wii y yo no nos llevamos muy bien. Para resumir, es una consola con la que nunca me he sentido cómodo, y donde los juegos que más he disfrutado han sido aquellos que han apostado por un control clásico con, si acaso, pequeños añadidos del sensor de movimiento. No son muchos los juegos de Wii analizados en este BloJ, pero tenéis algunos ejemplos en juegos con puntuaciones altas, como es el caso del espectacular Muramasa: The Demon Blade (Vanillaware, 2009), y también en juegos más mediocres pero que tienen buena valoración aquí, como el Dragon Ball: Revenge of King Piccolo (Media.Vision, 2009). En definitiva, juegos que se dejan de florituras y apuestan por controles clásicos, lo cual va en contra de la revolución inherente de la propia Wii. Si a todo esto le sumamos que tengo a la saga Donkey Kong Country de Super Nintendo -y por extensión a los Land de Game Boy- como una de las mejores sagas de plataformas 2D de la historia, o directamente la mejor, no debería ser sorpresa de nadie que este Donkey Kong Country Returns se haya convertido en uno de mis plataformas favoritos, a espera de que pueda echarle el guante a Tropical Freeze.

Este idilio esperado me ha llevado a disfrutar como un niño, de manera casi literal, de un nuevo Donkey Kong. Esa saga que de pequeño me llevó a escribir en una libretita una guía con todos sus barriles y monedas bonus. No podía hacer otra cosa que pararme a pensar qué diría aquel niño con su libretita y su Game Boy si hubiera podido mirar al futuro y haberse encontrado con Donkey Kong Country Returns. El despliegue visual no es más que un aliado para una jugabilidad que toma las bases de la saga original y que, con un par de botones y algunos trucos aprovechando el sensor de movimiento del Wiimote, es capaz de presentar suficientes mecánicas como para que cada nivel presente algo nuevo, y empuja directamente al completismo que siempre ha ido de la mano de los Donkey Kong.


No voy a deciros razones de peso por las que este Donkey Kong Country Returns tiene una de las puntuaciones más altas en El BloJ. Ya sabéis que por aquí los notables están caros. Es un juego que no revoluciona nada, pero que es otro ejemplo de lo que últimamente voy sermoneando por los análisis: siento que es más difícil hacer un juego en un género manido y que parezca algo fresco y adictivo, que venir con una idea nueva que nadie ha plasmado en un videojuego. También es un ejemplo de que un buen diseño de niveles tiene una importancia capital en el resultado final del juego, más todavía si estamos hablando de un género como es el de plataformas. Honestamente, la única razón por la que este juego no tiene un sobresaliente, que en muchas ocasiones lo llegó a tocar, es porque los niveles finales no acaban de ser tan finos como los de las 3/4 primeras partes del juego. Niveles que acaban siendo un poco perezosos por culpa no de su dificultad -para eso ya están los maravillosos niveles extra llamados K-, sino por suponer un corte en el ritmo importante.


Revivir los excelentes temas clásicos de la mítica banda sonora de David Wise. Volver a recorrer las minas en esos adictivos niveles comevidas sobre raíles. Sospechar de cada rincón que puede esconder un secreto y de cada una de esas bananas que, más allá de ser un item que recoger, funcionan como pequeñas guías y pistas para encontrar fases de bonus. Sí, Donkey Kong Country Returns da un plus si tienes el bagaje de la era de las 16-bits, pero no deja de ser un juego increíble por sí mismo, que dejó claro en 2010 que todavía había sitio para un plataformas de scroll lateral en plena fiebre de los plataformas 3D, antes de que el mundo indie se apoderara del género y lo mezclara con puzles.

2 comentarios :

  1. El juego es fantástico, además de todo un homenaje al clásico de 16 bits, que a mí siempre me gustó más que super Mario world. Los niveles k son geniales, no los llegué a completar todos porque son muy jodidos, pero ahí se ve lo bueno que es el diseño de niveles del juego.
    No se si lo has jugado emulado o si de verdad tienes una wii, pero el control por movimiento en este juego está bien metido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, como digo los controles por movimiento están aquí perfectamente metidos. Digamos que lo que me incomoda siempre de Wii es lo de tener que apuntar con el Wiimote a la pantalla, todo lo demás, mucho más sobrellevable xD

      Eliminar