jueves, 26 de enero de 2017

Assassin's Creed Chronicles: Russia

Assassin's Creed Chronicles: Russia cierra la trilogía más diferente de la saga. Un spin off que, sin duda, merece mucho la pena.





Día 1 (Tiempo de juego - Nivel 2): No tiene pinta de que Russia vaya a poder mejorar las buenas impresiones de China. India me dejó más frío, y éste de momento se acerca más a las sensaciones del anterior que del primero. Estoy ya un poco cansado de tantos tutoriales para un juego que dura tan poco y que además ya hemos jugado dos veces previamente.

De momento buen juego, pero sin ninguna mejora -ni empeoramento- de su parte jugable. Apartado visual nuevamente destacable, pero por debajo de los anteriores.



(Tiempo de juego - Nivel 5): Pues me equivocaba con lo esperado, porque Russia se está convirtiendo con facilidad en mi Chronicles favorito. A menos que se ensucie en su parte final es un juego que resuelve bastante bien los problemas de las anteriores entregas, o al menos lo camufla. Adiós a escenarios tan abiertos con multitud de planos y hola a mapas más centrados y fáciles de seguir sin tirar por tierra ninguna de las mecánicas de sigilo.



Climax Studios cierra su trilogía de Assassin's Chronicles con el que para mi gusto es el mejor título de los tres. El empeoramiento o agotamiento de la fórmula que se palpaba en Assassin's Creed Chronicles: India fue tan sólo un espejismo, y Russia ha sabido afrontar todos sus problemas con un juego mucho más directo y sin ningún problema a la vista en el control, y digo a la vista porque la base es la misma, pero el diseño de los niveles y las situaciones han acabado dando un Assassin's Creed Chronicles mucho más depurado.

Russia mejora en todo a India y también a Assassin's Creed Chronicles: China, y tan sólo falla en su aspecto visual. Del increíble diseño de China llegamos a un juego lleno de colores y de viveza en India. Russia por desgracia es un juego mucho más frío, tirando constantemente de un monocroma que sólo se ve interrumpido por gotazos rojos de la revolución con un aura muy propagandística. Podría haberse cuidado un poco más el aspecto visual, sobre todo después de haber visto de qué era capaz Climax Studios.

Aunque hay partes más vistosas en Russia, queda por debajo de los anteriores

En cualquier caso, este cierre de la trilogía ofrece novedades interesantes, como la participación de dos personajes principales con diversas características. Orelov cuenta con un arsenal clásico de Assassin, mientras que Anna cuenta con todas las habilidades helix que hemos ido viendo en anteriores Assassin's Creed Chronicles. Esta diferenciación sirve para que todas las habilidades sean útiles y tengamos un juego mucho más aprovechado y compacto.

La propia historia por fin resulta interesante. India no tenía casi historia, como se ve en la nula repercusión en este tercer capítulo. China tampoco tenía una estupenda historia, pero al menos su protagonista tenía tanto carisma que tapaba ciertos agujeros. Russia acaba siendo un juego hasta interesante, aunque para variar quedan más dudas que respuestas al final del juego.

Vuelven a aparecer niveles a contrarreloj, muy agradecidos para romper la monotonía

Pero si en algo funciona Assassin's Creed Chronicles: Russia es en el diseño de mapas y situaciones. Unos mapas como digo más simples, más fáciles de "asimilar" a la vista y más accesibles a la hora de moverse por ellos. Es más horizontal que vertical, y se apuesta por planos únicos en lugar de varios por donde perderse. Por primera vez en la saga, el mapa resulta verdaderamente útil, y conseguir todos los coleccionables acaba siendo placentero. Incluso el juego es tan agradecido jugablemente que no nos importa pasar por los modos de desafío para conseguir batir los records. A continuación, un par de vídeos con los dos niveles de desafío de asesinato incluidos en el juego:


Sobre la saga, bueno, creo que jamás diré que es una saga imprescindible. Si te encanta el universo de Assassin's Creed adelante, no te arrepentirás ya sólo por el ese salto a las 2.5D. Se deja jugar bastante bien y además son entregas muy cortas. Tiene buenas mecánicas de sigilo y, en definitiva, es un spin off tremendamente jugoso. Eso sí, las palabras "Mark of the Ninja" jamás se te irán de la cabeza, y no, en ningún momento se le llega a acercar al portentoso juego de Klei.

Aquí tenéis el ranking personal de Assassin's Creed hasta la fecha -de lo que podemos considerar saga principal-.

1 - Assassin's Creed IV: Black Flag. Si no cojeara en historia sería casi el juego perfecto.
2 - Assassin's Creed: Brotherhood. Sentó la estructura de los nuevos Assassin's.
3 - Assassin's Creed: UnityPor momentos roza lo mejor de la saga.
4 - Assassin's Creed: RogueSi no existiera Black Flag, sería de lo mejor.
5 - Assassin's Creed: Revelations. El juego que me reconcilió con Ezio.
6 - Assassin's Creed II. La contestación a las críticas sobre lo repetitivo del primero.
7 - Assassin's Creed. Altaïr sigue siendo el mejor personaje de toda la saga.
8 - Assassin's Creed IIIImagina ser Mamá me gustó más.

Y aquí tenéis el resto de análisis de spin offs y similares.

Assassin's Creed Chronicles: China. Interesante nuevo sistema.
Assassin's Creed Chronicles: India. Se le ven más sus carencias.
Assassin's Creed Chronicles: Russia. El cierre de la trilogía acaba siendo el mejor.
Assassin's Creed: Liberation HD. Primo hermano del III, pero con poco mejor.
Assassin's Creed: Bloodlines. La sosez hecha videojuego portátil.


2 comentarios :

  1. Le tenia echado el ojo a esta trilogía y después de leer tus tres entradas me voy a poner a ello. COmenzaré con china que lo dieron con el Gold.

    La verdad es que pinta genial, aunque me parece que queda bastante lejos del estupendérrimo Mark of The Ninja.

    Saludotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que te pasará como a mí y no se te irá de la cabeza el Mark of the Ninja, pero vaya, merece y mucho la pena.

      Eliminar