SLIDER

domingo, 29 de diciembre de 2019

PRM 2019: GANADORES DE PREMIOS ESPECÍFICOS


Como bien sabréis muchos, hace tiempo se publicaron los nominados a los Premios Raúl Minero 2019, lo mejor de lo mejor que ha pasado en 2019 por El BloJ. Hoy, sin más rodeos, otorgamos todos los premios específicos en todas las categorías, y dejamos los tres premios más importantes (mejor juego El BloJ, mejor juego de 2019 y mejor juego de la comunidad) para una entrada más concreta, ya que su importancia es superior.

Gracias a todos los que estáis dando visibilidad a estas entradas, ya sea por redes sociales, comentando o simplemente viéndolas. Estas cosas llevan su tiempo y se agradece un montón cada vez que lanzáis algún comentario o alguna visita. Los ganadores del año sois vosotros, ¡gracias!



Puede que sea injusto, y que al pensar en acción piense automáticamente en algo como Gears 5, pero no puedo evitarlo. Cuando quiero un juego de acción, no se me ocurre otro que haya jugado en 2019 haga las cosas mejor que la quinta entrega de esta algo devaluada saga. Incluso con sus peros y sus estridencias intentando encontrar su lugar, Gears 5 es un juego que tiene claro lo mejor que sabe hacer, y lo sigue haciendo igual de bien.


En mi caso, el género de aventuras engloba demasiadas cosas. Dejémoslo en juegos donde la narrativa tiene un componente muy importante. Así, no ha sido fácil elegir a The Red Strings Club como mejor juego de aventura que he jugado en 2019, pero no hay más que ver los directos donde lo jugué o el análisis pertinente para darse cuenta que es el juego que más me ha atrapado y más me ha hecho pensar en este 2019.


Si bien el terror como tal no es un género, es algo tan importante en mi vida que me tomo la licencia de otorgar un premio al juego con temática terrorífica que más me ha gustado. Resident Evil 2 gana con bastante facilidad, y es que aunque estemos hablando de un remake, que bebe de aguas pasadas, su lavado de cara ha sido gigantesco y tengo pocas dudas de que es el juego que más sensaciones te va a aportar si lo juegas con las luces apagadas y unos buenos auriculares.


Cuando hablamos de RPG, teniendo en cuenta lo difuminada que está la línea entre la mayoría de los RPG actuales, pronto se me viene a la cabeza un juego como The Outer Worlds. Sus grandes posibilidades a la hora de afrontar situaciones, sus múltiples situaciones, personajes y un mundo con una historia lo suficientemente atractiva. Su flojo nivel como FPS no hace más que enfatizar su vertiente más rolera.


¿Se os ocurre un juego más original que Baba Is You? Y no estoy lanzando la pregunta a 2019, porque es difícil que un juego defina tanto la originalidad como éste. Un juego único, que probablemente abrirá la puerta a un montón de títulos que tiren de la cuerda y exploten todavía más sus ideas.


Salió exclusivo para Xbox, y como otros tantos títulos que se me vienen a la cabeza, cuando quisieron saltar a otras plataformas ya era demasiado tarde. Sunset Overdrive es a día de hoy un juego casi de culto, pero todos aquellos que lo hemos probado coincidimos en que es uno de los juegos más divertidos de la generación. Su estética y sus sensaciones le hacen parecer un juego de mundo abierto más, pero tiene bastante más que ofrecer.


El anterior párrafo casi vale para éste. Sunset Overdrive, un juego que fue ninguneado, probablemente por una mala estrategia de salida, pero que merece mucha más atención de la que recibió y también más reconocimiento que se ha atribuido a otros juegos que hubieran sido bastante diferentes de no haber existido este Sunset Overdrive.


No sólo por las horas y horas que eché en Apex Legends en su salida, sino por esa sensación de estar echando partidas rapidísimas y no perder el tiempo en aburridos lobbys que te consumen la vida. Su revolucionaria jugabilidad y su interfaz reman en la misma dirección. Un juego enfocado a la inmediatez.


Emoción entendida como cualquier tipo de sentimiento. The Walking Dead: Final Season consigue ser por sí mismo un juego que merece la pena por las sensaciones que te transmite, pero también es un colofón espectacular para una serie que tenía todo en su contra.


Sekiro es una masterclass sobre hitboxes, un juego que es tremendamente duro pero a la vez tremendamente justo, donde todas tus muertes irán encaminadas a querer golpearte la cabeza por haber perdido la concentración y no querer tirar el mando porque el juego te ha fallado. Sekiro refina la fórmula de los Souls y, mediante una jugabilidad precisa como ningún otro otorga una accesibilidad que contrasta con su dificultad. Pocos juegos hoy en día tienen la virtud de hacerte aprender.


Lo que cuenta The Red Strings Club, y sobre todo, lo que está detrás de lo que cuenta, es suficiente como para que el juego merezca la pena. Si bien patina un poco a la hora de abarcar demasiado en poco tiempo, la reflexión continua del juego y la forma en la que cuestiona tus principios hacen de él un juego imprescindible para los que busquen juegos centrados en la historia.


Children of Morta es un gran ejemplo de narrativa, hasta el punto de que, a pesar de ser un juego de acción en esencia, si le quitáramos esa parte narrativa quedaría como un juego mediocre sin alma. La manera en la que mantiene el ritmo narrativo, y la sensación de que no hay una estructura prefijada, son suficientes razones como para otorgarle el premio a la mejor narrativa.


Podéis leer sin miedo a spoilers, ya que está pensado para que los que lo han jugado sepan exactamente el momento al que me estoy refiriendo, y aquellos que no, no puedan saberlo. El colofón de la gran historia de venganza que es Assassin's Creed: Origins es precisamente el momento menos violento de todos. Una playa y una despedida son el ingrediente final para un juego redondo.


Potencia bruta para un Battlefield V que, si bien no supone una gran mejoría con respecto a Battlefield I, su abrazo al ray tracing le da el plus extra para llevarse el premio. Una persecución del fotorrealismo que lo sitúa como una saga vanguardista en cuanto a tecnología se refiere.


El Japón de From Software difumina la línea entre lo real y lo imaginario. La diversidad de enemigos y su diseño es todavía más patente cuando se mezclan con sus escenarios que ya de por sí podrían llevarse el premio de calle. Sekiro consigue que haya verdadera belleza ente tanta muerte.


Si algún juego ha conseguido que me sienta dentro del mismo, empapándome de su cultura y de su contexto incluso ante algo que me ha dado siempre más pereza que curiosidad, ése ha sido Assassin's Creed: Origins. Si en pasados Assassin's uno tardaba unas horas en dejar de maravillarse por lo que te rodeaba, aquí terminé el juego todavía disfrutando de las vistas.


A golpe de violín, Vampyr ofrece una banda sonora de las que te pones cuando no estás jugando al juego. Ambiental a su manera, pero enormemente presente cuando tiene que serlo. Olivier Deriviere compone una espectacular recopilación de canciones, de las cuales no destaca ninguna por ser todas igual de buenas. Raro es encontrar una banda sonora tan equilibrada.


Las canciones que este año han aparecido entre los nominados podrían haber ganado todas el premio a mejor canción en cualquier otro año, pero incluso ante tanta competitividad, tenía claro que la maravilla de Under No Flag (Johan Söderqvist y Patrik Andrén) para Battlefield V se iba a llevar el premio. Una canción que suena y consigue que te pares, y transmite tantísimo que es difícil no removerse por dentro. Mezcla perfecta de melancolía, nostalgia, dolor, épica y sobre todo esperanza.


La presencia del sonido en Resident Evil 2 es fundamental para el juego. Más allá de que se oiga con una calidad que va más allá, acaba formando parte del propio juego como una mecánica más. Jugarlo con auriculares debería estar entre los requisitos mínimos.


Y esto finaliza la entrada recopilatoria con lo mejor que nos ha dejado el año en El BloJ en premios específicos. La próxima entrada nos dejará los tres premios más importantes, con el premio al mejor juego El BloJ (mejor juego que he jugado en 2019), el GOTY 2019 (mejor juego lanzado en 2019) y el GOTY 2019 para la comunidad (gracias a vuestros votos). ¡Nos vemos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario