miércoles, 20 de noviembre de 2019

BABA IS YOU - LA DIDÁCTICA ESCONDIDA

Arvi Teikari, un desarrollador independiente finés, saca el 13 de marzo de 2019 el que sin duda es el juego de puzles del año.



Hay juegos que me superan a la hora de analizarlos, y llevo ya mucho tiempo pensando en cómo afrontar Baba Is You. No he visto la lucidez a la hora de escribir esto y simplemente me he sentado y he empezado a aporrear teclas de mi sonoro teclado mecánico. Tengo la sensación de que mis palabras no van a ir muy acorde con la puntuación que resume mi experiencia, y es que lo que realmente me despierta Baba Is You es pura admiración por delante de haberlo pasado realmente bien con él.


Quizá el problema está en que vivimos en tiempos demasiado veloces para mi gusto. No os miento si ahora mismo, mientras escribo estas líneas, estoy literalmente agobiado por la cantidad de juegos importantes que estoy jugando/voy a jugar hasta fin de año. Una época donde devoramos juegos como si fueran pipas y donde no hay tiempo para pararse en cada una de las obras que nos van llegando. Baba Is You es un juego casi contemplativo, un juego que, si bien en ocasiones puede funcionar como ensayo y error la mayoría del tiempo te propone que mires durante largos ratos una pantalla sin mover una sola cosa. Ese periodo de raciocinio demandado pero no exigido en cada nivel hace de Baba Is You una experiencia muy relajante, que choca con la frustración de algunos niveles e invita a no jugar demasiado antes de que tu cabeza se aturulle.


Baba Is You es simplemente un juego de romper reglas. Nuestra criatura se dedica a mover palabras para formar frases con sentido y crear nuevas reglas que le ayuden a completar los niveles. Desde aquí, cambios de físicas y de la interacción con los objetos y, en niveles superiores, verdadero metajuego que acabará con todas las neuronas que te puedan quedar. Puedes estar tranquilo, y es que no hace falta completar todos los niveles para ver los títulos de crédito. De hecho, la cosa ase complica tanto que no veo a mucha gente acabando la inmensa cantidad de puzles que trae el juego, y en mi caso particular acabé teniendo la sensación de que se excedía en el concepto de que todo era posible, por lo que me presentaba ante el siguiente puzle con cada vez más sentimiento de estar desarmado.

Y esta disposición de reglas esconde una verdadera master class de diseño y creación de videojuegos. Recuerdo tener esa sensación en editores de juegos como en el Age of Empires II, donde me tiré centenas de horas. Esa sensación de estar aprendiendo o, como mínimo viendo, los entresijos que se esconden detrás de la cortina de un videojuego. El cómo se hacen determinadas cosas, y el cómo hacer que funcionen más allá de escribir adecuadamente una línea de código. Y es que Baba Is You no parece un juego programado con la intención de que sucedan determinadas cosas, sino que  da la sensación de que Teikari ha programado los efectos de cada una de las palabras y ha dejado el juego como un enorme sandbox donde explorar y probar, como demuestra el hecho de que existen múltiple soluciones para un mismo nivel.


He leído que Baba Is You es un juego donde resolver puzles fuera del juego, donde ir paseando por la calle muchas veces te será más útil a la hora de plantear la resolución de un puzle que estar horas mirando la pantalla. Estoy en bastante desacuerdo con esto, aunque sí que es verdad que pasar más de 45 minutos jugando a Baba Is You es verdaderamente contraproducente a la hora de afrontar los puzles. No estamos ante un The Witness, son juegos diametralmente opuestos en ese sentido, y si bien considero a The Witness todavía por encima de Baba Is You lo cierto es que considero al segundo una verdadera cúspide en su liga.

Poco se habla ya del juego, aunque su éxito ha sido más que palpable. El mundo no tiene tiempo de alabar a los juegos mientras no paran de llegar decenas de nuevas ideas, pero Baba Is You es sin duda uno de los juegos del año. Pocas cosas se le pueden pedir a un juego que tiene la originalidad y el contenido suficiente en un género donde cada vez cuesta más ver lucidez.


2 comentarios :

  1. Lo he jugado y el juego es un puntazo, es tremendamente simple e increíblemente complicado a la vez. Me gusta y me frustra a partes iguales.

    ResponderEliminar