SLIDER

viernes, 19 de abril de 2019

The Walking Dead: Final Season

¿Hay algo que de más miedo que un apocalipsis zombie? Educar a un niño pequeño.




El epitafio de Telltale llega muy tarde como para que cale lo suficiente. Con una Telltale Games casi convertida en zombie después del segundo capítulo de esta Final Season, Skybound rescató la saga The Walking Dead y le cortó la extremidad infectada para que sobreviviera, al menos, dos capítulos más antes de darle fin.

Si no os habéis enterado de qué pasó con Telltale y lo escandaloso que fue todo en aquel momento, podéis consultar esta entrada que muestra todo lo acontecido y las razones de aquel frenético cierre. Tras la salida del capítulo 2 de esta Final Season, Telltale anunciaba su clausura definitiva y también la cancelación de una saga que contaba con cuatro temporadas y un spin off a tan solo dos capítulos del final. Skybound salió al rescate, probablemente para no manchar demasiado la marca de The Walking Dead de la que es propietaria, y nos dio la oportunidad de darle un fin a la historia de Clementine.



Soy ese tipo raro al que le gustó más la segunda temporada que la primera, pero no tan raro como para perdonar el desastre que fue la tercera temporada. Es más, después de jugar a esta cuarta última temporada queda más patente que su insignificancia es mayúscula, y esa especie de excusa de "esta tercera temporada marcará el carácter de Clementine de cara al final" es algo que se ha obviado desde el primer segundo.

Así pues, era de los pocos que ya esperaba el final de una serie que casi se convirtió en un juego de nicho, y quizá por ello, por saber que estaba ante la Telltale más acabada, no esperé tanto y me acabé encontrando bastante. Sí, la temporada que cierra la saga es la más irregular, y es eso lo único que hace que no sea la mejor. Personajes terribles como James, y un capítulo segundo bastante deficiente, unido a unas nuevas partes jugables más desastrosas que harán que anheles los QTE básicos. Hay muchas razones para decir que no es una temporada excelente, pero la más importante, la historia, reina por encima de todo lo demás.

Son muy pocos los análisis en El BloJ que contienen spoilers, únicamente dos desde que empecé, y éste va a ser el tercero. Sin embargo, el aviso de spoiler y de final de spoiler va a separar todo muy claramente para que no haya problemas. Eso sí, no puedo controlar el tema de los comentarios, así que si no habéis jugado el juego os diría que no los leáis. Por mi parte, necesito tratar un tema muy importante y sinceramente soy incapaz de explicar lo mucho que me ha gustado todo sin destripar el verdadero final, por lo que ni os planteéis leerlo si no lo habéis jugado.


La cosa está en que, bueno, no soy el único que esperaba el final cíclico. Era lo obvio, tan obvio que, con una Telltale moribunda necesitada de otorgar un final a la saga, todos esperábamos la muerte de Clementine a manos de AJ tras pertinente mordedura de zombie. AJ, un niño al que llevamos cuidando desde la segunda temporada haciendo que Clementine se conveierta en Lee, mártir de la primera entrega.

Ahí está el giro, y no os voy a engañar, mientras parecía lo contrario mi calificación era diferente a la que hay ahora. También positiva, claro, pero no tanto. Es un final que te hace sonreír, un final necesario que cierra una saga cuyo último capítulo acaba atravesando la propia barrera del videojuego para tatuarte en la cabeza que no va a haber más de esto. El mostrar a una Clementine viva, con su pierna amputada para evitar la infección zombie, es uno de los momentos más satisfactorios de toda la saga. Y sí, todo es bastante estúpido, pero ya lo venía siendo desde el segundo capítulo y ese insoportable James ecologista zombie. La cúspide de la estupidez es cuando piensas por qué no se le amputa la maldita pierna a Clementine, pero incluso teniendo en mente lo que realmente pasa, Telltale muestra tanta superioridad a la hora de crear sus historias, o mejor dicho, contarla, que es capaz de engañarte habiendo pensado lo que realmente había pasado. Bueno, eso, o que soy imbécil, que también es posible, pero a tenor de la reacción del público que ha adorado el final, no lo parece.


Telltale tenía un don para contar historias, y una vez que tenemos los terribles mecanismos laborales en la compañía se hace todavía más patente. La cantidad de títulos que han salido ha sido abrumadora, y sin embargo siempre han mantenido un buen nivel en lo que verdaderamente importaba: la historia.

Su motor gráfico nunca dio para mucho, pero con todo y con eso esta Final Season es la temporada con mejores gráficos, no por su calidad técnica, sino por ese toque de dibujado que se ve sobre todo en fondos y que me hizo, por primera vez, sentir que estaba dentro de un cómic.


Como he dicho, la jugabilidad se ha resentido un poco. Quizá hartos por recibir tanta crítica ante sus QTE, hay ciertos cambios que convierten al juego en una experiencia un poco más dinámica, pero aquí se ven las limitaciones de Telltale y el resultado es bastante mediocre. He muerto más veces en toda la temporada final que en las tres anteriores, y casi ninguna de dichas muertes me pareció coherente. Además, el tiempo que tarda en activarse una animación, lo ridículo del ritmo de carrera de Clementine y mil cosas de este tipo convierten a esta Final Season en la temporada que más muestra las carencias del motor.


Pero como digo, todo da igual cuando se introduce una historia interesante, y vaya, al juego se le nota que le falta ese quinto capítulo como toda la vida ha hecho Telltale. Se echa en falta un poco más de historia, porque tiene bastante interés, pero se antoja corta y algo apresurada, y lo que es peor, desgraciadamente hemos jugado demasiadas temporadas (cuatro además de un spin off y un DLC) donde se han dado situaciones que aquí se repiten, ya por agotamiento de ideas. La temática de muchas de las situaciones no son más que revivals de situaciones pasadas.

Sin embargo, hay algo con lo que no habíamos lidiado, al menos no directamente, y es con los seres humanos. Sí, nos hemos enfrentado a carroñeros, a comunidades enteras de supervivientes que conseguían sobrevivir gracias a acciones de dudosa moralidad y también a malos que no son tan malos y buenos que no son tan buenos, pero nunca hemos llegado a enfrentarnos al ser humano como tal en sociedad. Final Season se centra en esta idea, en relacionarse con humanos más allá de las tensiones propias del apocalipsis zombie, en cuestiones simplemente cotidianas que incluyen amistades e incluso el amor, porque los zombies no son suficiente motivo como para apagar unas hormonas ardientes. Por si no te parece poco, deberás servir como padre y madre de una criatura en la edad más crítica de su vida y en el peor contexto posible.

Sí, tendremos que educar a AJ con lo que creemos correcto, y nuestras acciones, o mejor dicho, las suyas, tendrán consecuencias directas sobre la supervivencia del grupo. Telltale consigue que esa responsabilidad caiga sobre ti y, como vienen haciendo en otras temporadas, pondrán muy en duda lo correcto y lo moral para acabar haciéndote sentir que eres una persona desastrosa y que todo es culpa tuya. Telltale a base de hacer juegos ha aprendido cómo perderte en tu propia cabeza.

Clementine vuelve a ser la que siempre quisimos, y no lo que se nos dejó en la tercera temporada

No es un juego perfecto, no es una saga perfecta. Entiendo la mayoría de las críticas y desde luego tampoco es ese juego donde tus decisiones van a cambiar el mundo, pero consiguen lo importante, como siempre digo, que es hacerte pensar en ese momento que sí lo van a hacer. A pesar de los malos momentos, los malos juegos y desde luego lo mal que pintaba todo Telltale desde hacía tiempo, voy a echar de menos sus juegos. Por lo menos nos despedimos de The Walking Dead con un buen sabor de boca, y creedme, no es fácil contentar a tanta gente con tantas expectativas.


4 comentarios :

  1. No ha sido un mal final, pero si se queda corto. Habia muy buenos personajes que no se llegan adesarrollar como deben. Minni por ejemplo. Me ha gustado y he llorado mucho con el final y la vacilada que te meten

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con los spoilers, no jodamos la experiencia al resto xD

      Yo, teniendo en cuenta cómo estaba Telltale, no esperaba que me gustara tanto, y más todavía después de esa horrenda tercera temporada.

      Eliminar
  2. ¿Que la jugabilidad se ha visto un poco resentida? ¡¡¿UN POCO?!! A nivel jugabilidad yo lo lo tiraba por la ventana, me he frustrado muchísimo. Prefiero jugabilidad simple que este pseudo control que han hecho. En cuanto a gráficos, es verdad que son el estilo que son, pero ya quisieran muchos 3A tener en sus personajes las expresiones que muestran los de The Walking Dead. Como dices, son maestros de las historias y lo son precisamente por lo mucho que te llega tanto el entorno como las emociones de todos los que interactúan.

    Ahora opinión con SPOILERS de la historia, por si algún lector también se lee comentarios:

    Creo que nunca lo había pasado tan mal en un final de un videojuego. Mientras creía que había educado bien al maldito niño, observaba impotente la escena preguntando en alto (como si me pudieran oir) "¿por qué coño no le cortas la pierna como Lee se cortó el brazo?" "¿es que no le puedes decir eso a AJ, Clementine?" "¡¿es que te vas a rendir?!" ¡¡MALDITA SEA!!
    Para colmo, yo opté por decirle a AJ que dejara convertir a Clementine en zombi. Así que imagina mi cara ante el final de esa escena. Así que me sentí igual que tú, pensé en cortar y es lo más lógico para un buen final (o el final que deseábamos) pero te engañan y te crees que lo que más deseas, no es posible. Por tanto, la escena posterior, que se hace esperar hasta ver que todo está como tú deseas, es de lo más reconfortante.

    Me ha encantado el desarrollo de AJ, ser testigo de la adolescencia de Clementine, pensar que dentro de la miseria humana, siempre podemos tener un destello de felicidad. Y solo puedo dar gracias porque pese a lo sucedido con Telltale, hayamos podido ser testigos de este final.

    Difiero contigo sobre James, a mí me encanta, porque se niega a caer en la supervivencia a toda costa, a perder la piedad o la esperanza sobre los zombis. Todos somos conscientes de que son lo que son y es improbable que haya una vuelta atrás, pero improbable no es imposible y ese pensamiento te da fuerzas y si mueres, no habrá arrepentimiento en tu último pensamiento.

    Buen análisis, aunque me hubiera gustado leer más sobre la zona spoiler... hagamos un podcast de opinión XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aviso de SPOILERS para quien lea esto
      ------------------------------------

      Llevas razón con lo de "un poco". He subido y todo a releer esa parte para comprobar que puse "un poco" porque ni me cuadraba xDDD. Es un horror, no sólo ya los nuevos cambios, también por ejemplo esa velocidad ridícula a la que corre Clem en situaciones de tensión. Pensaba que tenía el mando roto. Sin duda la parte que más me tocó las narices fue en el, creo que último capítulo, cuando tienes que ir usando a los zombies como escudos humanos cuando te apuntan con un foco. Morí ahí más veces que en el Sekiro.

      Yo también le dije que me dejara con vida como zombie: "AJ, ¿te acuerdas eso de que te dije que me mataras si me convertía en un zombie? ERA BROMIIIIIIIIIIII", y tal y como tú pensaste (y supongo que todo el mundo) grité (internamente) a ver por qué narices no le cortaba la pierna sin más. Y es ese momento tan absurdo precisamente el que sirve como mejor argumento para decir que Telltale otra cosa no, pero consigue contar sus historias. Da igual que sea algo muy obvio, son capaces de hacer que te creas lo que te han dicho sin cuestionarlo a pesar de que has dado con la solución incluso antes de que se produzca.

      Y finalmente, muy de acuerdo también en que era necesario ese final bueno, esa esperanza necesaria en medio de tanto desastre. Me encantan los finales oscuros y descorazonadores, pero aquí se necesitaba justo lo contrario por mil razones.

      James no me gustó como personaje en sí mismo, pero tampoco en lo que aporta al juego. Sus ideas Creo que no está bien llevado, pero ya de base, introducir esos conceptos tan profundos a poco del final se me hace innecesario, como que se marea demasiado la perdiz y se busca una reflexión que tampoco me pareció que hiciera falta. Es como si parte del nudo lo hubieran metido forzadamente en el desenlace, vaya.

      Muy buen final, tal y como estaba la cosa temía que el juego hubiera dejado de importar!

      Eliminar