sábado, 25 de mayo de 2019

LAYERS OF FEAR 2 - LA MADUREZ DEL TERROR

Bloober Team nos trae una secuela continuista pero atípica, inteligente y cargada de simbolismo. Analizamos la secuela de uno de los mejores juegos de terror de la historia. ¿Estará a la altura?



Aquí tenéis el videoanálisis.


No es la primera vez que lo digo. Si alguien me pide consejo sobre un juego de terror, el primero que me viene a la mente es Layers of Fear. Considero que era un juego que encarnaba a la perfección lo que busca alguien que pide un juego de terror. Podríamos meternos en muchos subgéneros, y probablemente ahí reinarían juegos como Silent Hill 2, apelando al terror más psicológico, o maravillas como SOMA, consiguiendo un terror puramente narrativo. Layers of Fear tenía ese punto perfecto de todos los tipos de terror en un mismo título.

Porque muchos catalogan Layers of Fear como un juego de terror psicológico, y sí, de alguna forma lo es, principalmente porque es una obra maestra en cuanto a jugar con tu mente. La cantidad de trucos que utiliza el juego para hacerte sentir una marioneta es tal que sentirás que tu cerebro está a disposición del creador. Te dejas llevar por un carrusel de efectos a cuál mejor y te importa bien poco que estés ante un walking simulator con pequeñas posibilidades en cuanto a lo jugable. En cualquier caso, te sabe mejor que el enésimo escondite ya tan manido. Y sí, vamos a decirlo, Layers of Fear también tenía esos puntos más superficiales, muy bien hechos, eso sí, o por lo menos lo suficientemente bien como para que Layers of Fear fuera un buen juego para el YouTuber de turno sin necesidad de, como siempre digo, arrojar gatos a la pantalla o saturar tus auriculares a gritos.


Bloober Team recibió muy buenas críticas por su trabajo, pero si había algún punto negativo que destacar, ése fue el de ser un walking simulator. El propio género ya tiene una connotación negativa. Ya sabéis, juegos con un potente componente narrativo donde tu única función será presionar las teclas de WASD mientras paseas por los diversos acontecimientos que se van sucediendo. Muchos ya hemos superado esa fase de no ver sentido a estos paseos lineales, pero parece que a Bloober Team le afectaron un poco las críticas y nos dio ese insuficiente Observer que tanto me decepcionó. Un juego más abierto, que acababa siendo más un mareo que otra cosa. Estoy convencido de que Observer me hubiera gustado más con la linealidad de Layers of Fear.

Layers of Fear 2 vuelve a la linealidad sin complejos, incluso por encima del Layers of Fear original. Volvemos a poder actuar de distinta manera ante algunas situaciones, pero si estás buscando una revolución en el género has de saber que no la vas a encontrar, y si por el contrario esperabas recuperar las buenas sensaciones que dejó Bloober Team en el original y que se perdieron en Observer, estás de enhorabuena.


Pero lo que no esperaba es que Layers of Fear 2 fuera un juego tan interesante, en el sentido más literal de la palabra. Teniendo en cuenta lo mal que le fue a Observer en ventas -no tanto en críticas aunque yo fui especialmente duro con él-, esperaba una secuela mucho más típica, volviendo a hacer gala de efectos de manipulación mental como tan bien se le da a Bloober Team. La verdad es que a la mayoría nos hubiera bastado. No, no es así, y he de decir que al principio echaba de menos más momentos destacables, más idas de cabeza y más juegos visuales en general, pero conforme van pasando las horas desde su finalización me voy dando cuenta de que me gusta tal y como está.

Layers of Fear 2 es una apuesta por el terror psicológico total, hasta ese punto donde raro será de que te enteres de algo de lo que está pasando. Es un juego muchísimo más perturbador e inquietante que el primero, pero también es bastante menos terrorífico que el mismo. La apuesta es mucho más profunda, mucho más desgarradora, y si bien no puedo decir que me gustara más que el primero sí que tengo la sensación de que es un juego que va a dejarme todavía más poso. Cuando pienso en Layers of Fear recuerdo momentos tremendos, pero tengo la impresión de que cuando piense de aquí a unos meses en Layers of Fear 2, voy a recordar sensaciones.


No es difícil decir que Layers of Fear 2 es un juego tremendamente valiente, y más maduro en general que el anterior. Busca algo más que el artificio bien hecho. La fórmula es la misma, contando una historia por medio de fragmentos que actúan como mementos. Unir todos estos pedazos en una historia coherente va a requerir sacrificio extra por nuestra parte dado lo abstracto de todo, pero sí que podemos entrever una idea principal que se deja ver durante el juego potenciada por un final no extremadamente esclarecedor pero sí valioso como cierre.

La idea de Layers of Fear 2 es muy buena sobre la base, y no deja de ser una continuación de la idea plasmada en el primer Layers of Fear. Si en aquél juego nos metíamos en la mente de un pintor en crisis creativa, en Layers of Fear 2 nos toca meternos en el papel, nunca mejor dicho, de un actor encasillado que tendrá que explorar su propia mente para construir el personaje de su próxima película, la cual se filmará a bordo de un transatlántico. Aquí se dan la manos varias ideas, como el miedo al encasillamiento, la actuación de método y una continua mezcla de realidades que van desde lo real, hasta lo que pasa por nuestra cabeza, pasando por el propio rodaje de las escenas. No existe diferencia entre estas partes y todo se mete en una batidora que refleja abstractamente todos estos conceptos, como si tuviéramos que ver en una mancha todas estas realidades entremezcladas.


Por todo esto, las similitudes con Layers of Fear son obvias y a la misma vez necesarias. Si bien puedes jugar al juego como si no fuera parte de una saga, sientes que ambas piezas encajan muy bien. Hay pequeños guiños al anterior, y donde antes había pintura por doquier ahora hay metraje que se enrosca de una manera pesadillesca. Prepárate también para disfrutar con enormes homenajes al cine fantástico clásico, al expresionismo alemán y a grandes clásicos del terror que viven en la mente de todos. El esfuerzo visual de Layers of Fear 2 es titánico, y lo cuidados que están todos los escenarios es muy digno de mención, consiguiendo que toda esta serie de homenajes no se vean como recortes pegados en la obra, sino que son parte de la misma y tienen su propio sentido.

Layers of Fear 2 (Bloober Team, 2019) y Metropolis (Fritz Lang, 1927)

Sin embargo, Layers of Fear 2 tiene sus peros. Al hecho de que no es un juego para todo el mundo, como quizá si era el primero, se le unen algunos puntos negros que me veo en necesidad de remarcar. Para empezar, la mayoría del tiempo se aplican filtros cinematográficos a las escenas, y si bien es algo que evidentemente casa con la temática, quedé bastante saturado y aburrido del blanco y negro. Llegó un punto en el que empecé a pensar que existía algún bug que había dejado mi juego para siempre con ese filtro, y es que nos tiraremos buena parte del primer acto y casi la totalidad del segundo en blanco y negro, pasando de lo curioso a lo monótono con demasiada prontitud. También nos acompañará un filtro sepia en algunas partes, pero éste está mucho más controlado. Por otra parte, hay algunas partes de persecución que no es que queden mal pero sí que tengo la sensación de que están puestas para saciar una cuota de miedo estándar. Puestos a apostar por un juego como Layers of Fear 2, no hubiera sido ninguna barbaridad eliminar estas partes o enfocarlas de otra manera.


Donde si brilla es en el sonido. Aseguraos de jugarlo con auriculares para disfrutar de una ambientación sonora exquisita, necesaria para esa sensación de profundidad que tiene el juego. Jugablemente no hay mucho que decir, más allá de que hay partes que requieren cierta rapidez de reflejos y que, sí, alguna vez sentí que moría de manera injusta, pero tal y como pasaba con Layers of Fear no es un juego que pretenda ponerte las cosas difíciles, sino que disfrutes de la experiencia completa. Gráficamente estupendo, habiendo abandonado el motor Unity de la primera parte para adoptar el, para mí siempre mejor, Unreal Engine.

He de ser sincero, y tal y como me pasó a mí puede que durante tu partida de Layers of Fear 2 estés esperando algo diferente que nunca llega. Puede que sientas que es un juego a medio hacer, y que le falta chicha, pero llegará un momento en el que cambiarás el chip y aceptarás la obra de Bloober Team tal y como fue concebida. Aunque no puedo decir que me gustara más que el primero, sí que considero que está bien tal y como está a pesar de mis dudas al principio. Un juego valiente, inesperado y que busca calar todavía más dentro de lo que caló Layers of Fear. Lamentablemente esto lo acaba condenando a juego de nicho, y seamos sinceros, no sé hasta qué punto la gente va a tolerar el recorte en cuanto a sustos/efectos a favor de más atmósfera y simbología.


A día de hoy, si alguien me pide consejo sobre un juego de terror le seguiré hablando de Layers of Fear, pero si me dice que necesita algo un poco más diferente a lo que entendemos por terror, lo más probable es que le hable de Layers of Fear 2.


Copia de prensa proporcionada por Gun Media. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario