SLIDER

STORIES UNTOLD

 

Cuatro relatos de terror que modernizan las aventuras conversacionales clásicas.




Los británicos No Code (Super Arc Light, Observation), apadrinados por el siempre sello de confianza que supone Devolver Digital, nos traen una recopilación de relatos de terror experimental que beben directamente de las aventuras conversacionales que reinaron durante los albores del videojuego en máquinas tan populares como las Spectrum o Amstrad. Aventuras que se formaban en torno a textos tremendamente descriptivos, que esperaban la introducción de comandos para progresar por ellas, y donde la capacidad imaginativa del jugador era requisito imprescindible para disfrutarlas. Así, los go to, use, talk to y demás infinitivos básicos que había que escribir dieron paso a las aventuras gráficas clásicas. Stories Untold coge esa base y le quita la capa de esfuerzo imaginativo que se le pedía al jugador, ya que lo mete directamente en la historia, en primera persona, poniéndole delante de cada aparato que capitanea cada una de los cuatro relatos que componen la obra final.




The House Abandon fue el buque insignia de este Stories Untold. Lanzado independientemente de esta antología, es el capítulo que, por desgracia, más brilla en comparación al resto. Y sí, digo por desgracia, porque la sensación es la de que desde ese punto álgido el juego va cuesta arriba tanto en términos jugables como narrativos. De hecho, es este capítulo el que apuesta todo a estas aventuras conversacionales que mencionaba, haciéndose presente en el resto de manera más residual. Quizá por esto, en No Code se centraron en potenciar el vocabulario de sinónimos y todas las posibilidades comunicativas para decir la misma cosa, a pesar de que en el menú de pausa se te insta a usar comandos muy determinados.


Estamos ante un tipo de terror muy concreto, que apela más a ser contado en una hoguera que a ser llevado a una pantalla de cine.


En cualquier caso, quedé gratamente sorprendido con la manera tan orgánica que tenía el juego de aceptar todos mis comandos como válidos, para posteriormente quedar tristemente sorprendido, en episodios posteriores -que no salieron de forma independiente-, de cómo el juego no reconocía una lluvia de sinónimos de un mismo verbo. Me sentí entonces atado a un juego que emplea tanto verbos como nombres muy concretos, que admiten mil posibilidades pero de las que el juego parece reconocer tan sólo una -o unas pocas-. Como digo, esta percepción se agrava en el momento en el que, en el primer episodio, el juego reacciona a un montón de variantes de la misma acción. Es un juego de terror muy inspirado, que disfruté bastante y que sólo quedó frustrado por una introducción de comandos de acción  que pide demasiado tanto al desarrollador como al jugador, quedando mal implementada.




Fuera de esto, lo que tenemos es un juego con un especial buen gusto y ambientación. Celebramos una canción introductoria en cada episodio junto a un logo rojizo que dan un formato de serie. Reprochamos en cambio que, aunque quede tan atractivo, todo se "inspire" tanto en Stranger Things. Por delante, en cada episodio, un cachivache diferente que de primeras puede resultar abrumador pero que pronto dominaremos a la perfección. Nuestras aventuras por los mundos de Stories Untold se resumen a sentarnos delante de una mesa e ir siguiendo los objetivos que se nos proponen basados en estos aparatos con los que no estamos familiarizados, y a partir de ahí, construir un relato de terror fomentado por una ambientación muy elegante. Hay que enfatizar esto de "relato de terror" porque estamos ante un tipo de terror muy concreto, que apela más a ser contado en una hoguera que a ser llevado a una pantalla de cine. Stories Untold goza de una especie de teatralidad que es lo que le hace brillar, que no aterrar, de una manera muy diferente a lo que estamos acostumbrados.




No puedo dejar de sentir especial pena por un juego que está bien resuelto, del que soy target por completo y que disfruté bastante gracias a su originalidad y, no nos engañemos, escasa duración, manteniendo una gran tensión en cada episodio. Si dejáis de lado la frustración que acarrean esas partes de aventura conversacional fuera del primer episodio, encontraréis en él algo totalmente diferente.




No hay comentarios :

Publicar un comentario