martes, 4 de abril de 2017

Night in the Woods

Bienvenido a la oficina de turismo de Possum Springs. Pasa unos días en nuestro querido pueblo lleno de gente amable que estará encantada de echarte una mano si tienes algún problema. Visita la historia de una ciudad que ha basado su desarrollo en la minería -aunque a día de hoy la mina está cerrada al público- y repasa los acontecimientos más importantes en tu propio paseo por el pueblo. Recomendamos visitar la gran iglesia situada en lo alto de la colina, el centro comercial y el bosque, siempre lleno de vida. Puedes encontrar lo que necesites en cualquiera de las múltiples tiendas repletas de amables y joviales vendedores encantados de ayudarte y pasar una agradable velada cenando pizza en nuestra famosa pizzería.

Si vienes a Possum Springs no vas a poder olvidarlo, así como Possum Springs será incapaz de olvidarte a ti.




Día 1 (Tiempo de juego - 40 minutos): De momento me ocurre como con todos los juegos que empiezan de esta manera: Night in the Woods es tan encantador tal y como está que me valdría que en el juego no pasar absolutamente nada y que todo fuera una historia de una vuelta a casa por parte del protagonista. Jugablemente interesante, con lo que se podría definir como una aventura gráfica "moderna" de mando en lugar de puntero y donde somos más espectadores que jugadores. Muy de agradecer esos pequeños cambios en la dinámica del juego de vez en cuando. Pinta bien en su conjunto.



(Tiempo de juego - 4 horas): ¿Es posible que Night in the Woods no vaya de nada? ¿Es posible que no exista ninguna trama sobrenatural, misteriosa o cualquier ida mental por parte de los desarrolladores? ¿Es posible que realmente Night in the Woods sea lo suficientemente valiente como para proponer una historia que tiene como protagonista a la propia vida? ¿Es Night in the Woods la Boyhood de los videojuegos? Espero que sí, porque de momento su cotidianidad es lo que lo está convirtiendo, irónicamente, en un juego muy especial, pero estoy plenamente convencido de que no va a seguir esta dinámica porque ya han habido pequeñas señales de cambio. En cualquier caso, mucho se tiene que torcer el juego para no llevarse un análisis muy positivo.



Releyendo el cuaderno de bitácora debéis tener clara una cosa: Night in the Woods no es la Boyhood de los videojuegos, y no es un juego donde no pase nada. Simplemente, Night in the Woods tiene una extraña estructura con un objetivo muy claro: conseguir que lo sobrenatural lo sea especialmente. El 60 % de Night in the Woods es vida normal, es amanecer y quedar con los colegas para tocar música, comer pizza y visitar las localidades de Possum Springs. Esto está pensado para que, cuando llegue el 40 % restante -puede que me haya quedado corto en porcentaje-, se salga tanto de la cotidianidad que mencionaba que realmente parezca algo interesante. Lo consigue.


El juego persigue alcanzar la nostalgia y el propio paso de la vida. Encarnamos a Mae Borowski, una joven inmadura incapaz de aceptar que su vida ya no es lo que era y que todo a su alrededor ha cambiado. Volvemos a Possum Springs tras nuestro paso por la universidad donde nos hemos dado cuenta que ese sitio no es para nosotros. Volvemos para descansar no de un esfuerzo sino de la propia vida en sí misma. Por alguna extraña razón la conexión con Possum Springs es tan grande que te obliga a volver. Todo habrá cambiado allí, y lo que antes eran tus grandes amigos dispuestos a los planes más locos ahora se han convertido en un saco de problemas muy poco predispuestos a tus "niñatadas". Tus propios padres se pasan el día interrogándote sobre por qué has dejado la universidad y has arruinado el sueño familiar de tener un Borowski universitario. Perseguirás la juventud que se te escapa sin darte cuenta. Estamos ante un juego tremendamente maduro. El desarrollo del juego se basa en sus personajes como hacía tiempo nunca había visto. Cada uno de ellos tiene una personalidad tan propia y marcada que va cambiando en función de las situaciones. La llegada de Mae cambiará su propia percepción de la vida, para bien o para mal, y el juego acaba convirtiéndose en un canto a la amistad y a la propia vida.


En relación a todo eso, Night in the Woods está lleno de reflexiones. La propia estructura del juego es una reflexión. Puede que esté rascando de más, pero Night in the Woods se desarrolla en su mayor parte del tiempo hacia la izquierda. Empezamos a la derecha de cada pantalla para ir a la izquierda, y eso, en términos videojueguiles, es ir atrás en el tiempo. Estamos acostumbrados a ir hacia la derecha desde que éramos pequeños, y eso llama la atención en un juego que trata sobre retornos, reencuentros y nostalgia.

Possum Springs es la localidad donde sucede todo, y acaba convirtiéndose en un personaje más. La trama girará en torno al propio pueblo y su historia, por lo que estamos ante uno de esos juegos estilo Twin Peaks donde el propio pueblo es un misterio en sí mismo. Desgraciadamente, Night in the Woods acaba demasiado pronto, y la historia principal no acaba de desarrollarse todo lo que debería. Eché mucho en falta un mayor desarrollo de la trama, al menos a la altura de lo que vemos en otros ámbitos -como el trato de personajes y el propio guión, que es insuperable-.


Desarrollado por Infinite Fall -cuya cabeza visible, Alec Holowka, es responsable de grandes juegos como Aquaria- y animado por Scott Benson -si jugáis al juego entenderéis la razón de que también mencione al animador, pero salta a la vista-. Night in the Woods al principio no llama demasiado la atención visualmente, pero cuando empiezas a vivir en Possum Springs te das cuenta de la cantidad de trabajo que hay puesto en hacer una ciudad verdaderamente viva.

La ciudad va cambiando conforme pasan los días

Su primera parte es la buena, y su conclusión está algo coja cuando lo ideal sería el orden inverso. En cualquier caso, un muy buen juego que recomiendo por encima de una nota un poco baja para lo que llegó a rozar.


Bonus: Aquí tenéis el minijuego Demon Tower íntegro, que se puede jugar desde el ordenador de Mae.


4 comentarios :

  1. Pues mira que pintaba bien para una nota tan escasa. Aún así mi idea es darle una oportunidad cuando baje de precio o aparezca una traducción (como hace con Firewatch).

    ResponderEliminar
  2. Dásela. Es un juego imposible que no te guste, aunque a la misma vez lo veo como un juego incapaz de convertirse en obra maestra.

    ResponderEliminar
  3. Le eché el ojo ya hace tiempo, cuando me jugué el Lost Constellation y me enamoró la OST, y lo tengo en Steam para comprarlo en cuanto pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La banda sonora de éste está a la altura, sin duda.

      Eliminar