miércoles, 22 de agosto de 2012

Multimicroanálisis. Nintendo

Antes de que os diera la lata diariamente con este BloJ, apareció en mí una extraña necesidad allá por el año 2009 de llevar anotado todo a lo que juego, las películas que veo o la música que escucho con el objetivo de que dentro de unos años pueda ser consciente del tiempo que he invertido en semejante barbaridad en cifras y letras. Lo de las películas y la música ya lo tenía controlado a su manera, como sutilmente he deslizado con los enlaces, pero los juegos... Bueno, había algunas páginas que permitían hacer cosas parecidas, pero el caso es que empecé unos documentos de Word donde empecé a registrar todos los juegos de todas las plataformas a los que iba jugando. Ni siquiera era una base de datos, así de cutre soy yo.

Ha llegado el momento de que comparta con vosotros todos esos juegos, separados por plataformas, los cuales tienen una puntuación y todo en mi archivo y a los que les añadiré un pequeño análisis destacando alguna de sus cualidades (para bien o para mal). Serán unas cuatro o cinco actualizaciones para no tener que poner todos en una, ya que se haría realmente pesado. Los juegos que vais a ver son todos los que me he terminado (en su mayoría al completo) desde ese 2009 hasta día de hoy. Todos los juegos que me vaya terminando a partir de entonces ya van siendo analizados en este BloJ tarde o temprano, como llevo haciendo desde el principio de mis aventuras por aquí. Así que no esperéis más multimicroanálisis (menudo nombre) que los que vais a ver estos días. Tranquilos, que no va esto destinado a engordar mi lista de juegos, porque no los voy a añadir.


Los juegos aparecen por orden de fecha. Los primeros de cada sistema serán por tanto los que jugué en 2009, y los últimos los que he terminado más recientemente. Empezamos por las consolas de Nintendo, concretamente Game Boy Advance, consola a la que definitivamente quiero dedicarle más tiempo.


Mario vs Donkey Kong (6.5): Como pasará mil veces cuando hable de juegos que jugué en el 2009 no recuerdo mucho de él. Me gustó, pero me desesperaron mucho los saltos y esperaba algo mucho mejor por parte de Nintendo.

Castlevania: Circle of the Moon (8.5): Uno de los mejores juegos para Game Boy Advance sin ninguna duda. Los Castlevania en las portátiles de Nintendo son de lo mejor de toda la saga, tanto en Game Boy Advance como en Nintendo DS. Indispensable.

Nunca olvidaré mis primeros minutos de juego


XXX (5): Sí, es el juego de la película, y sí, está aprobado. Típico juego de acción 2D con fases bonus (o algo así) en moto. No lo debí sufrir mucho si le puse esa puntuación.

Castlevania: Harmony of Dissonance (6.5): El peor Castlevania de todas las portátiles con bastante diferencia. Buen juego igualmente, pero muy lejos del resto. No llega a ser tan nefasto como aquellos Castlevania 64 ni mucho menos.

Castlevania: Aria of Sorrow (9): Junto a Dragon Ball Advanced Adventure uno de los mejores juegos de la consola. Probablemente mi Castlevania favorito, por encima de todos los de DS. Lo jugué dos veces completo y no descarto jugarlo nuevamente. La mejor despedida posible para la Game boy Advance.

Y eso que el protagonista no es todo lo bueno que debería

Silent Hill: Play Novel (6): Complemento para los enfermos de Silent Hill como es mi caso. Una play novel de las que tienen muchos caminos posibles basados en el primer juego de la saga y que solo salió en Japón (está por tanto en japonés, dato importante para los que queráis probarlo).

Golden Sun (7.5): El RPG por excelencia de la Game Boy Advance. Todavía recuerdo como lo anunciaban en la tele como si estuvieran anunciando un mega juego de una consola estrella. Gran juego a pesar de su linealidad, con aquella parte del Coloso que tanto me gustó. Más tarde jugaría a su segunda parte que abandoné porque directamente no me gustó nada, y eso que era exactamente lo mismo.

Y con esto acabo la Game Boy Advance. Ya os dije que debería jugar más, que tiene muy buenos juegos. El caso es que antes siempre jugaba, pero ahora con la DS la tengo marginada. A continuación, la Super Nintendo.


Super Mario World (9): Me decidí a completar el Super Mario World entero, con todos sus niveles y salidas y secretos. Fue una experiencia gratificante y formó parte de un proyecto por el cual tenía en mente la locura de jugar a los juegos por orden de cómo fueron publicados. Lo sé, estoy enfermo.

Podría haber puesto imagen de un juego más original, pero es que es muy bueno

F-Zero (6): A consecuencia de mi locura jugué posteriormente al F-Zero. Buen juego, pero el paso de los años empieza a pasar factura. El de Nintendo 64 era unas cuantas veces mejor.

Rival Turf! (6): A pesar de mi debilidad por los beat 'em up Rival Turf no es gran cosa. Eso sí, la portada es como para empapelar toda una casa con ella.

Marcando estilo. Robinho a la izquierda

Star Ocean (5.5): Parece mentira que una de las sagas de JRPG más interesantes me defraudara tanto. Quizá es que tenía en mente que podía alcanzar al juegazo que es Tales of Phantasia, pero ni por asomo. Es probable que la nota no sea todo lo justa que debería, pero es lo que tengo apuntado y lo que me salió en ese momento.

Wild Guns (6.5): Entretenido shooter con un tufo a arcade espeluznante. Me lo pasé varias veces en los distintos niveles de dificultad. No es un género que me atraiga en absoluto y acabé bien viciado.

Pieces (5.5): Poco conocido juego de puzles que permitía varios jugadores. Cuando digo juego de puzles es literal, de construir puzles. Pasé un rato tan divertido como corto.

Donkey Kong Country (9): Mi gesta de rejugar a los Donkey Kong de Super Nintendo se quedó en la primera entrega. Jugar al juego a día de hoy todavía sigue provocando reacciones de no saber cómo consiguieron crear semejante juego. Mi favorito siempre fue el segundo.

De los mejores juegos, pero ya de la historia

Zombies Ate My Neighbours (3): Puede que muchos tengáis un bonito recuerdo de uno de los juegos cooperativos más laureados de la 16 bits de Nintendo. Si eso es así no se os ocurra jugarlo porque entraréis en una espiral de odio e impotencia que destruirá todas vuestras ilusiones. Es el juego con peor planificación que he visto en mi vida.

Toy Story (6): Bastante más mediocre que su versión para Mega Drive, que aparecerá luego cuando llegue a ella.

Y ya está. La verdad es que estoy muy poco retro para lo que yo soy. La prueba está en que en Game Boy,  la original, tan sólo he jugado desde el 2009 a tres juegos (uno de ellos, el Kirby's Dream Land ya apareció en el BloJ).


Baseball (2.5): Parece más una demo que otra cosa. Uno de los primeros juegos que salieron para Game Boy. Bastante aburridillo y más a día de hoy.

Toy Story (7): Uno de mis juegos más queridos de mi infancia, así que restadle un par de puntos por el factor ñoño. Y sí, vale, lo que pasó fue que vi Toy Story y decidí ponerme a jugar a todos los juegos que salieron en su día. Los gráficos destacan mucho para ser de Game Boy, como pasó con el resto de plataformas.

De la mítica NES también he tenido oportunidad de completar varios juegos.


Color a Dinosaur (2.5): Esto... bueno... vale. Eso.

Batman: The Videogame (7): Porque es muy curioso que conforme avanza la tecnología en los videojuegos peores son las adaptaciones de las películas. Algún día igual hasta me atrevo a hablaros de ello.

Penguin-Kun Wars (5): Un juego que me hubiera gustado probarlo con alguien, pero como soy un marginado al que nadie quiere únicamente le dí al single player. Una especie de deporte con toques arcade. Entretenido, pero más con alguien, supongo...

Where's Waldo (2): Creo recordar que constaba de ocho fases en los que había que encontrar a Wally (en imágenes estáticas y con una paleta de colores bastante más limitada de lo que realmente estaba la NES).

Shatterhand (7): Un gran juego típico de acción de la época con side scrolling clásico. Una especie de Ninja Gaiden en espíritu que lucía bastante bien. Todavía a veces lo sigo rejugando.

Como éste hay un trillón, pero es realmente bueno

Y con esto concluyo mi periplo por las consolas de Nintendo. efectivamente, falta la Nintendo 64, a la cual no he jugado desde 2009 (cosa que debería solucionar, sí). En cuanto a la GameCube, tan sólo he jugado al Luigi's Mansion que tuvo ya su análisis en el BloJ. El caso de Nintendo DS es completamente opuesto. He jugado a tantos títulos que merece una entrada exclusiva para que esto no se haga eterno, así que la tendréis pronto por aquí.

Si queréis aportar títulos para que juegue y así me refrescáis la memoria para cuando vaya a jugar a alguno nuevo del mundillo Nintendo, yo os lo agradezco.

Multimicroanálisis Nintendo DS.
Multimicroanálisis Sega.
Multimicroanálisis Sony.
Multimicroanálisis PC.

4 comentarios :

  1. Joder, qué hardcore... ¿Te pasaste una especie de visual novel del Silent Hill en japonés? (a mí Playnovel es lo que me sugiere) ¿Pero sabes japonés? ¿Pero tiene imágenes? Madre mía XD.

    El Penguin-kun es la mar de entretenido, aunque me encontré con el mismo problema que tú de que en Multijugador hubiese molado mucho más T_T...

    No sé qué es el Rival Turf, pero su portada está al nivel de Phalanx.

    En conclusión, hay que darle más a la Game Boy. Propuesta Nintendera: Great Greed (1992), es de Namco. No tiene naaaada que ver con Tales of, y aunque los combates son por turnos son sorprendentemente rápidos. Igual te parece un truño, pero pese a que un JRPG portátil de aquella época debería haber envejecido con el culo, éste me parece increíblemente entretenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto el Great Greed del que no habia oido hablar en mi vida, aunque creo que tendre bastantes RPG de aqui a que me termine todos los Tales of xDDD.

      Eliminar
  2. De todo lo de arriba me quedo con esta frase:

    "Mi favorito siempre fue el segundo."

    ResponderEliminar