SLIDER

WINDJAMMERS 2 - LA LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO


Dotemu consigue salir de lo que parece esconder un desarrollo bastante turbulento y lanza una secuela de Windjammers conservadora que le acerca más a un Windjammers 1.5 que a Windjammers 2.




Muchos años hemos tenido que esperar desde que Data East lanzara en 1994 su Windjammers para la recreativa de Neo Geo -entre otras versiones- y se convirtiera en un clásico instantáneo de los enterrados salones recreativos, al menos en occidente. Windjammers trasladaba los conceptos básicos del Air Hockey y los lucía con un plantel de personajes con habilidades especiales que permitían hacer tiros únicos, en un juego donde el balance entre velocidad y potencia siempre tuvo especial protagonismo pero donde siempre sentí que las jugadas se decidían en demasiadas ocasiones por una moneda lanzada al aire. Windjammers 2 recoge todo esto y añade un mayor reparto, además de algunas pequeñas nuevas mecánicas que añaden todavía más variantes a la fórmula inicial.


Pero que toda esta cantinela de novedades que encontrarías en la parte trasera de un juego físico no te despiste, porque lo que tenemos entre manos no es más que un juego extremadamente continuista, hasta el punto de que el regustillo a homenaje acaba chocando con la sensación de que detrás hay un mínimo esfuerzo. Esto lo tendría más claro de no ser porque llama mucho la atención la cantidad de retrasos que ha ido sufriendo el juego, hasta el punto de que fue anunciado para salir en 2019, y ha ido lanzando una fecha de salida en cada uno de los años posteriores hasta llegar a este enero de 2022 donde por fin tenemos la versión disponible.




Esas gafas de sol tintadas deportivas, el festival de rodilleras y coderas y esa estructura de world championship que recoge a los mejores lanzadores de disco del mundo peleándose en distintas pistas con numerosas particularidades. Toda la estética festivo-hortera de playa del original permanece intacta en Windjammers 2, pero se le añade el apartado artístico tan característico y atractivo de Dotemu (Streets of Rage 4, Wonder Boy: The Dragon's Trap), solo que esta vez de una manera mucho más natural y acorde con su legado. 2d dibujado a mano, de trazo marcado y especialmente colorido, que coquetea con algunos modelados 3D cuando el disco va tomando altura y por tanto cambiando su perspectiva, cosa que en determinados momentos resulta un poco chocante con el resto de apuesta artística del título pero que no deja de ser algo anecdótico. Windjammers 2 huele a verano, a ese título con el que puedes tropezarte en la casa de tu primo en el pueblo y al que le dedicáis medio verano hasta el punto de que en el futuro os referiréis a él como "el verano de Windjammers", pero a la misma vez, la mayoritaria experiencia de los que lleguen a él, especialmente atraídos por las facilidades de Game Pass, será la de un juego divertido de probar durante un par de horas y olvidar, y la verdad, puede que a Dotemu no le importe.




La mezcla del FX es una declaración de intenciones desde la propia pantalla de título. Windjammers 2 respira arcade en cada uno de sus menús, y peca de ser demasiado respetuoso metiendo, por ejemplo, un tutorial a base de pantallazos con el gran número de controles que si bien recuerda a la estructura de la mayoría de juegos de la época no deja de verse como algo obtuso en 2022. Una vez hemos tocado un par de opciones, lo que tenemos por delante es un modo arcade bastante escaso que nos enfrentará en diversas rondas al resto de campeones y que traerá de vuelta escenas de bonus como aquella mítica del perro presente en el original. Nos toca prestar especial atención a lo que antes sólo nos llevaría más lejos en las tablas de puntuación de la recreativa, y es que el sistema de puntos trae como recompensas créditos adicionales que se unirán a esos dos con los que empezamos. La IA, que presenta tres niveles de dificultad, se antoja un tanto exigente, pero quedé bastante contento con la humanización de la que goza, logrando un comportamiento bastante conseguido.


Toda la estética festivo-hortera de playa del original permanece intacta en Windjammers 2, pero se le añade el apartado artístico tan característico y atractivo de Dotemu.


Sin embargo, la principal novedad es la que trae el mero paso del tiempo y el avance tecnológico. Windjammers 2 se podría definir como un Windjammers Remaster con funciones online. Mi periplo por este modo fue bastante casual, sobre todo después de comprobar que aproximádamente uno de cada tres partidos me daba problemas de conexión. Supongo que estas inestabilidades se irán corrigiendo, especialmente teniendo en cuenta que el juego apuesta por un sistema competitivo donde lo de perder un partido por culpa del lag en un género que depende tanto de la precisión y los reflejos da como para romper algún mando o como mínimo desinstalárselo por una temporada. Sinceramente, no tiene pinta de que nazca una escena competitiva de un juego que se siente extremadamente anecdótico, y que tiene una doble vida gracias a su inclusión en Game Pass de salida, y a una sabia apuesta por un crossplay entre Xbox y PC, dejando fuera, si no me equivoco, al resto de sistemas en esto del juego cruzado.




Lo que juego me dice una cosa, y su contexto otra. Teniendo en cuenta los numerosos retrasos, es posible que lo que haya detrás de este juego tan escueto y parco sea un desarrollo muy cuesta arriba, más de lo esperado, que en algún momento tuvo que meter la tijera y ajustarse a replicar casi 1:1 lo que ya teníamos en 1994. Una especie de rendición a mitad de camino con la que no se puede ser especialmente benevolente cuando no aporta nada a un producto original que ya está cerca de la treintena de años. Algunos dirán que es algo meritorio, pero yo no puedo dejar de verlo como algo innecesario.




4 comentarios :

  1. No lo he jugado, pero viendo el Gameplay de slobulus me he podido hacer una idea de lo que es el juego, y creo que las nuevas mecánicas le pueden aportar algo más de variedad y frescura de lo esperado. Eso sí, el juego anda algo escaso de contenido para los estándares actuales, y no tiene pinta de que vayan a añadir gran cosa en el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la sensación, quizá equivocada, es que ha salido un poco del paso y que se ha hecho un poco de bola.

      Eliminar
  2. yo llevo 6 horas y va finisimo par de partidas con lag y eso de que no aporta nada al original... vaya review, espero que venda bien y sigan por este camino, juegazo para toda la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Me alegro de que hayas tenido más suerte con el lag, quizá las inestabilidades de los primeros días ya son cosa del pasado o simplemente tuve mala suerte con los emparejamientos. En lo de si aporta o no algo al original no coincidimos, pero en querer que le vaya muy bien sí, porque tengo en gran estima todo lo que ha ido lanzando Dotemu últimamente (y tengo unas ganas loquísimas del Metal Slug Tactics y el de las tortugas).
      Gracias por tu comentario ^^.

      Eliminar