sábado, 20 de octubre de 2018

Mothergunship

¡Madre del amor hermoso! ¡Qué burradas se pueden hacer aquí y cuántas hostias se ha llevado el juego por la masa de jugadores! Bueno, a ver, no dramaticemos, que esto no es No Man's Sky, pero me sorprende que Mothergunship tenga menos valoración en Steam que Tower of Guns, siendo una versión superior objetiva, subjetiva y whatevertivamente. Empezamos a analizar cada una de sus virtudes, que no son pocas.



Os dejo el videoanálisis de Mothergunship para que lo veáis en movimiento, que ya os digo que es bastante mejor.


Aunque para mí Mohtergunship ha sido de momento uno de los juegos del año entiendo las críticas
que ha podido recibir. Mothergunship es un juego de Terrible Posture Games y Grip Digital que viene a ser una secuela espiritual de Tower of Guns, juego que adoré pero que no me llegó a enganchar tanto como de primeras pensaba. Bueno, más que secuela espiritual uno podría considerar este Mothergunship un remake donde se solucionan muchos de los problemillas de Tower of Guns y se introduce una nueva mecánica que es el verdadero sentido del juego.

Porque es todo lo mismo que Tower of Guns así que no me voy a repetir demasiado. Le hice hasta un vídeo. Niveles procedurales y dolor al morir que convierten al juego en un FPS rogue-like, acción frenética y sin cabeza, toneladas de enemigos, bullet hell y, en resumidas cuentas, disparar a la nada porque siempre sabes que da en un algo. Fuera la cantidad ingente de loot de Tower of Guns que no servía para nada, para presentar unos items mucho más equilibrados y un juego con mucho más sentido.

¿Merece la pena? Pues con eso solo no, porque ya existía el anterior juego, pero cuando se mete la principal novedad pues ya os digo yo que sí, y es que la principal novedad se resume con esta imagen:


Puedes construir tus propias armas con piezas de lo que te vas encontrando. En la imagen tenéis un arma compuesta por dos lanzamisiles, tres o cuatro railguns -me da pereza contar-, otros tantos blasters, contenedores de gel aturdidores, minas de lava, unos cuantos potenciadores, lanzagranadas y alguna cosa más que me dejaré de camino. Todo ello se activa con un click, y si esto no te parece suficiente en Mothergunship llevas dos armas, activándose la segunda con el click derecho.

Así que si tu sueño es montar una escopeta encima de un lanzallamas encima de un lanzamisiles encima de un lanzacohetes -porque no es lo mismo, oye-, este es tu juego. O igual te apetece montar ocho gatlings en serie y que eso gire más que un torneo de peonzas. Tienes plena libertad, sobre el papel, de construir el arma que quieras para embarcarte en una serie de niveles donde puedes conseguir una cantidad de saltos absurda. He llegado a tener como 50 saltos, virtualmente vuelas.

El proceso de construcción es bien sencillo. Dispones de los cañones de las armas -que siempre tienen que apuntar hacia el frente-, de conectores que te permiten tener ranuras para colocar todo lo demás y de potenciadores que mejoran las estadísticas. El truco está en que puedes poner conectores encima de otros conectores y tener así virtualmente infinitas ranuras donde colocar las armas. tus armas las vas consiguiendo durante el juego, normalmente comprándolas, y se almacenan en tu nave desde donde empiezas las misiones. Toda esta locura se controla mediante el consumo de energía. Sigue sin existir un botón de recarga, pero ahora se ha incluido un sistema de energía que hace que si montas demasiadas cosas se vacíe enseguida, por lo que hay que buscar el equilibrio en tus construcciones.

Y aquí está la madre de la discordia, porque todas las críticas que ha recibido Mothergunship van por no dejarte crear esos armatostes en los niveles. Por haber puesto límites a la creación, por haber hecho un juego con sentido. Sí, lo digo así, y es que ¿qué sentido tiene un juego donde puedas crearte un arma infinita y arrases los niveles sin más? ¿no es acaso más atractivo lo que ha hecho Mothergunship obligándote a crear armas equilibradas con cabeza? Lo otro es suculento, pero no tiene sentido como videojuego. De todas formas las críticas no van por el tema de la energía, van por el tema de las reducidas posibilidades que se te dan en cada nivel, y es algo que como digo entiendo y a veces hasta llego a compartir.


Cada vez que iniciemos una misión podremos llevar con nosotros, habitualmente, 4 piezas de nuestro almacén. Las que elijamos nosotros. Así, tras construirnos nuestras primeras armas, podremos ir incorporando lo que vayamos comprando dentro del nivel. El problema está en que los niveles son bastante cortos y no te da tiempo a hacerte un macromonstruo de arma. Teniendo suerte de que te aparezcan tiendas -ahora hablaremos de eso-, lo normal es que acabes con un par de cañones en la misma arma en cada nivel. Eso sí, una vez terminado el cortísimo modo campaña se abre un modo sandbox infinito donde puedes hacer las creaciones monstruosas que te dé la gana, aunque no tenga una recompensa muy allá o un sentido. También existe un modo endless donde empiezas sin nada, al contrario que en sandbox, y vas acumulando objetos.


Mothergunship es muy divertido por sí mismo como ya lo era Tower of Guns, pero esto de crear armas -que repito, es la leche y bien fácil de dominar- le da sin duda ese plus que necesitaba el anterior juego. Ahora bien, no está exento de problemas. La generación aleatoria no está bien llevada, y aunque a mí no me importe morir injustamente de vez en cuando sí que estoy de acuerdo con aquellos que dicen que el juego se hace difícil y descontrolado. Cada vez que mueres pierdes todas las armas que eligieras llevar en aquél entonces, y teniendo en cuenta lo caras que son las armas y que son muchas legendarias no te da ningún gusto morir y perderlas por culpa de que el nivel no haya generado ni una sola tienda.

La generación de niveles también te da sorpresas negativas. Hay habitaciones estúpidamente grandes que son imponentes y que muchas veces propician fallos de IA enemiga. Los enemigos se quedan atascados y encontrarlos te llevará mucho tiempo. Las habitaciones especiales nunca suelen tener un beneficio acorde al riesgo y el hecho de que tengas que morir sí o sí porque el juego no ha acabado generando algo con lógica se hace muy desagradable. Son casos menores y es posible que te encuentres un par en toda tu aventura, pero duelen y mucho. Es como que el tema del rogue-like no está bien programado, y hay demasiada libertad sin estar sujeta a ningún tipo de restricción.

Los enemigos son heredados de Tower of Guns, rediseñados pero básicamente los mismos además de algunos añadidos. Por ello se me hizo un poco débil en este aspecto. Eché en falta bosses como sí tenía Tower of Guns. En general, creo que Mothergunship sería todavía mejor juego con niveles algo más grandes donde diera tiempo a formar armas más llamativas, y también con la inclusión de enemigos finales aleatorios como hacía Tower of Guns. En cualquier caso el juego se actualiza al mismo ritmo que escribo, por lo que también da la sensación de que ha salido un poco prematuramente. Se ha incluido por ejemplo un modo cooperativo y desde que lo empecé a jugar a hoy he encontrado nuevas armas y objetos.


Mothergunship me ha gustado mucho, y sin duda deja ahora a Tower of Guns en un juego bastante inferior. Si toleras sus evidentes problemas vas a pasártelo tan bien como parece, sobre todo si te gustan los FPS.


Copia de prensa proporcionada por Grip Digital. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario