martes, 15 de diciembre de 2015

God of War: Chains of Olympus

Muerte y destrucción. Si estas palabras no salen en un análisis de un God of War es que es una mierda -el análisis o, en su defecto, el juego-.




Estoy en esa etapa en la que todavía no soy consciente del poder de la PSP. Me pasó también con la Nintendo DS. Jugué a verdaderos juegazos nada más obtenerla, pero no acabé de valorarlos todo lo que realmente habría que valorarlos porque desconocía lo que tenía entre manos. Con el tiempo, y tras jugar a verdaderas heces que harían llorar al mejor coprófago, mi percepción de dichos juegos mejoró. Ahora, en PSP, tengo todavía que ajustar mis márgenes.

La sensación que me da God of War: Chains of Olympus, siendo el cuarto juego que he jugado en PSP -si obviamos Tekkens, PESes y juegos del estilo- es que es de una grandeza importante. De hecho, las sensaciones son las de un juego que perfectamente podría haber sido editado para PS2 sin desentonar con el resto de la saga. O eso creo, siempre y cuando se hubiera alargado un poco -hablamos de unas seis horas a lo sumo-. Sí que le faltan momentos de ingenio y es más lineal -no tiene esto por qué ser malo-, pero hablando de cuestiones meramente técnicas nunca había tenido en una portátil la sensación de inmensidad en una pantalla tan pequeña.

Estamos ante un hack and slash -forma guay y evolucionada de llamar a un beat 'em up de armas blancas en entornos 3D- donde Kratos saca a pasear todo su repertorio de golpes que tan popular le hicieron en las potentes máquinas de Sony. Sí, menos armas y un juego más corto, pero sigue siendo igual de bruto que es lo que a uno más le preocupa cuando escucha "God of War portátil". ¡Ahora podrás llevar tus decapitaciones y tus violaciones de la mitología a todas partes! A una guardería, a un orfanato o a una residencia de ancianos. Cualquier lugar es adecuado para arrancarle un ojo al cíclope de turno gracias a la PSP.

Los QTE no nos abandonan tampoco en la PSP
Además, la propia jugabilidad de God of War minimiza los problemas de base de la PSP. Esto es, como todos sabemos, una cruceta horrenda sólo superada por un stick analógico horrendo. En God of War machacaréis los botones con los mejores combos y presenciaréis una historia que, la verdad, nos importa tan poco como lo que le importa a Kratos el destino de la humanidad.

Es más plano que los demás God of War -al menos de los dos que he jugado- y está más cerca de la sosería del primer God of War que del ingenio que demostraba en muchas partes el segundo. Quizá si lo jugara en su versión HD para PS3 podría compararlo y situarlo en comparación a sus hermanos mayores, pero las sensaciones en PSP son bastante positivas.


6 comentarios :

  1. "Chains of Olympus" fue mi primer God of War. En su momento me pareció bastante bueno y tal, pero tras terminar los God of War 1 y 2 lo veo algo descafeinado; ya no hablo de su longitud, sino de tener un hilo más plano que sus hermanos mayores. Sin embargo, es una entrega muy decente dentro de la saga, y como lo jugué en PS3 no sufrí con los controles de PSP, así que tiene mi bendición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, toda la chicha que le falta a éste la tiene Ghost of Sparta. Misma estructura, pero un juego tremendamente mejor que me gustó más que incluso los hermanos mayores (salvo God of War 2).

      Eliminar
  2. A mí en PSP me gustó mucho, casi no me podía creer lo que veía en pantalla, y aún es sorprendente que una consola con la potencia de PSP haya sido capaz de mover un juego así.

    Corto pero divertidísimo y GoW en estado puro. Un juego portátil, y se nota, pero tiene mucho mérito.

    Buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gráficamente es espectacular... hasta que llegó Ghost of sparta y lo superó. Espero que te guste tanto como a mí -ya adelanto que hablo muy bien de él en el análisis que no tardará nada en aparecer-.

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  3. Juegazo, y también es el primero GOW que jugué. Sorprende gráficamente en PSP, es un muy divertido, aunque también es muy corto, y como todos los que probé (el 2 de PS2, este y el Ghost of Sparte, también de PSP) muy fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste además tenía poco más que añadir. En Ghost of Sparta al menos metieron un modo arena y cosas desbloqueables curiosas, se preocuparon por extender su vida un poco.

      No nos engañemos tampoco, los God of War difícilmente otorgan más de 10 horas de felicidad... pero esas diez horas son muy intensas :D

      Eliminar