viernes, 9 de octubre de 2015

Chaos on Deponia

La importancia de un buen nudo.




Podéis consultar el análisis de toda la saga en los siguientes enlaces:


Mi análisis del primer Deponia fue en cierto modo un error. En él, más que analizar el juego en sí, describía mi relación actual con las aventuras gráficas como si de una pareja en crisis se tratara. Con el viejo argumento del "no es por ti, es por mí", dejé todo en standby esperando que todo mejorara. Ahora, con la distancia y el tiempo, me doy cuenta de que lo que hice fue engañarme a mí mismo. No disfruté casi nada el primer Deponia, porque es verdad que no disfruto ya las aventuras gráficas de puntero, pero de alguna manera me sentía injusto con un juego que intentaba hacer las cosas bien. Siguiendo con el símil amoroso, serían esas semanas de estar con tu pareja a ver si suena la flauta y te reenamoras, pero eso amigos míos nunca pasa, y si pasa es para peor. Empecé con ganas Chaos on Deponia, no os creáis que no. La secuela de uno de los juegos que podría haber firmado la mítica LucasArts.

De alguna manera, ante esta nueva forma de marketing de partir un juego en varios trozos para que básicamente te lo compres varias veces o que apliques esa psicología de "ya que me he gastado el dinero en el principio tendré que llegar hasta el final", uno busca una justificación durante su experiencia. Normalmente, en estos juegos trilogía, la segunda parte es el punto de inflexión entre la aceptación de tal estrategia o la repulsa. Al fin y al cabo en la primera parte se pasa más tiempo introduciéndote en el universo que jugando, y la tercera no es más que una convergencia de todo lo anterior. Pero la segunda es distinta. Aquí la cosa va más de situar las piezas de cara al final, como si de una partida de ajedrez se tratara.

El principio recuerda bastante al Deponia original

Y Chaos on Deponia me ha enseñado, precisamente por sus carencias, que una de las cosas que le exijo a un buen nudo es que abra muchos caminos posibles, pero que también avance hacia algún sitio y no se limite a dar pasos laterales que expandan su universo. En el ajedrez de ya cierto nivel es indispensable llevar varias jugadas en mente antes de proceder a conquistar al rey enemigo, y esto es un poco lo que hace que la sorpresa final pueda saltar apropiadamente. Pero Chaos on Deponia no hace nada de esto, y tan sólo supone medio pasito al frente en cuanto al avance de la historia. Así que, si esto fuera realmente una partida de ajedrez, las piezas ya estaban situadas en el primer Deponia, y Chaos on Deponia es ese aburrido rato que se pasa hasta que al rival le da por mover cuando sabes que está ya vendido.

El mejor momento del juego ocurre en la introducción

Chaos on Deponia es el nudo que jamás debes hacer en un videojuego que partes en tres o en siete trozos. Sí, de alguna manera hagas lo que hagas si has llegado hasta aquí te aseguras la venta del episodio final, pero no se trata de eso. La única realidad es que, aunque estuviera enamorado de las aventuras gráficas a día de hoy, Chaos on Deponia me hubiera parecido igual de innecesario.


4 comentarios :

  1. Normalmente suelo estar de acuerdo, pero no es el caso. Supongo que porque yo sí disfruto de las aventuras gráficas y la mecánica me preocupa poco en función de la narrativa. Para empezar, el primer juego era un juego con su principio, nudo y desenlace. Un desenlace que lo dejaba listo para el segundo, pero era un juego completo y no una introducción. Yo lo veo como las temporadas de una serie, tienen una subtrama que se alarga en el tiempo y que une a los juegos, pero tienen una trama propia que, de hecho, me ha gustado más incluso en esta segunda parte, con los delfines o el puzzle de la teleportación, entre otros. Aparte de que me ha resultado muy divertida la parte de tener que convencer a las tres Goal y no digo más por los spoilers. Me parece una gran serie de juegos, de los más divertidos de los últimos años. Pero es una aventura gráfica y si los puzles y los chistes no consiguen compensar lo lento del desarrollo que son los juegos de este género, dará igual lo bien que esté todo lo demás. En cambio si te gusta la jugabilidad de las aventuras clásicas con el añadido de poder ver todo con lo que se puede interactuar si quieres, para mí es uno de los mejores y más divertidos juegos del género de los últimos años. Que juegos divertidos hay muy poquitos, ojo.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hace ya un tiempo que terminé el primer Deponia, pero estoy casi seguro de que terminaba en plan cliffhanger para continuarlo. Vamos, que era un juego partido desde el principio. Otra cosa es que puedas jugar a Deponia sin preocuparte de ello, pero creo recordar que era así.

      Y ya sobre lo necesario de esta segunda entrega, digamos que podrías jugar perfectamente a Deponia y luego inmediatamente a Goodbye Deponia y no perderías casi nada del hilo argumental.

      Pero vamos, que yo soy muy consciente de que el problema es mío por estar desencantadísimo con las aventuras gráficas. Si echas un vistazo por el análisis de otros juegos del género verás que estoy en plena crisis y no voy a jugar a otra hasta que no pase mucho tiempo xD.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Sobre todo porque sale cosiendo y tu sabes coser todo. No paras de coser. La coses te llaman.

      Eliminar