SLIDER

lunes, 22 de noviembre de 2021

DIARIO DE UN GORDOCHEETOS #32

Problemas y videojuegos se dan la mano en el GordoCheetos #32.



¡Problemas técnicos en la casa Microsoft! Estaba yo tan contento con mi suscripción de Game Pass tras dejarme los ojos en el Forza Horizon 5 cuando me meto a las recompensas -los perks: packs ultimate de juegos, que si skins, que meses gratis de Crunchyroll, que si Discord Nitro, esas cosas- y obtengo un mensaje de error: "Estamos teniendo problemas para mostrar los detalles de esta ventaja en este momento. Vuelve a intentarlo un poco más tarde." Esto además se aplica a las recompensas que ya había canjeado. Esto me pasó durante días, y me sigue pasando mientras escribo estas líneas. Por si a alguien le sirve, desde la app de móvil sí que se pueden canjear las recompensas, pero hay algunas que requieren de un PC o una consola para desbloquearlas.


Visto lo visto, y ante la inminente pérdida de una de las recompensas por esto, me pongo en contacto con el soporte de Microsoft y hago mil pruebas al respecto, de estas que sabes que jamás van a funcionar. Que si reinstala la app, que si actualiza, que si reinicia sesión... ninguna funciona. En una de esas la agente me pide reiniciar, y le digo que si entonces la conversación de chat se va a perder. Me da un enlace para, en teoría, retomar la conversación. Como no puede ser de otra manera, el enlace no va tras reiniciar y me toca volver a pasar todo el proceso pero esta vez con otro agente, que me responde cada 10 minutos y que no parece saber ni escribir. Me planteo si es un bot porque tenía las capacidades comprensivas de una piedra. En cualquier caso, entre las perlas que me suelta está la de "hazte con una Xbox" en lugar de tratar de solucionar mi problema con el PC. En ese momento, le digo que me parece indignante la solución que me acababa de decir, y tras 15 minutos sin respuesta me dice que "no puedo hacer nada más, si pruebas con una consola funcionará", abandonando sin despedirse la conversación. El final feliz viene cuando al volver a iniciar el chat me toca la primera persona que me atendió, que acaba pidiendo disculpas por el trato de la anterior y me ofrece un mes de Game Pass Ultimate como compensación por lo sucedido. La mañana entera de chats que perdí, y el disgusto de ese trato, todavía me dura, pero se lleva mejor si lo haces conduciendo deportivos por Mexico un mes más en el Forza.



Puede que me veáis con vida, pero hoy tenemos que contar que he perdido como una década en cuestión de segundos. Todo disgustos como veis. Estaba yo harto de escuchar un ventilador renqueante de mi caja de PC (sigo con la Zalman Z3 Plus) y decidí ponerme manos a la obra. Como siempre, lo peor de engrasar un ventilador no es el hecho de hacerlo, sino de abrir todo el PC para localizarlo. Por primera vez después de muchos años el ventilador problemático fue el de la parte superior, sitio al que jamás había accedido. Tras casi darme por rendido, forcé haciendo palanca y la tapa salió, permitiéndome engrasar el ventilador y arreglarlo.


Pero los caminos de la Master Race son inescrutables, y la menor de las tareas puede traerte un infartito al encender el PC. Estaba yo todo ilusionado con mi engrasado ventilador cuando veo en la pantalla un pantallazo azul con un código de error que no recuerdo, y que me venía a decir que mi PC se había muerto. Bueno, igual no tan dramático, porque venía a decir que había fallo de hardware, pero en estas cosas hay que ponerse en lo peor. La solución, como suele pasar, volver a abrir y apretar todos los cables -y no notar ninguno flojo- para luego volver a arrancar sin problemas. Puede que ese momento durara unos 15 minutos, pero se han cobrado 10 años de vida.



Un clásico del Diario de un Gordocheetos son los minianálisis de esos juegos que, normalmente malos, no dan para grandes comentarios. Hoy no estamos ante un mal juego, o sí, no lo sé, pero lo cierto es que los 38 minutos que me duró tampoco dan para mucho más. Lo cierto es que si se salvan estos títulos con espíritu de juegos flash es porque en Steam hemos probado tal cantidad de juegos malos que acaban tolerándose por comparación.


Upside Down es un juego de puzles y plataformas indie -cuando leo todas esas palabras juntas suelo desconectar, así que no os juzgaré si os pasa lo mismo- donde en vez de saltar cambiaremos entre techo y suelo como tantas millones de veces hemos visto. Podemos destacar siendo benevolentes que la animación de estos "saltos" tiene su aquél, y que los fondos están más detallados que la mayoría de estos juegos. Su duración escasa y esa sensación mencionada de juego flash hacen que parezca un proyecto de fin de curso. Notable si lo evaluáramos como un profesor, bien si lo vemos desde el prisma de un cliente que busca comprar un juego al precio de... ¿cómo? ¿10'99€? Vamos a dejarlo en un aprobado raspado, pero no se os ocurra pagar ese precio por él.



En El BloJ ya sabéis que somos de PES/Pro/comoloqueráisllamar, pero nos lo han puesto difícil con el eFootball. Raro es, pues, ver un FIFA por aquí, pero este año no hay elección posible. Bueno, sí, la elección de no jugar a ninguno como he decidido hacer, pero eso no se extiende a tus amigos que, ávidos de fútbol, caen en las redes de Electronic Arts. Por esto, las reuniones de amigos -esa cosa tan paranormal que ocurre en mi caso una vez cada tres años- ahora son capitaneadas por el FIFA 22, juego al cual ya puedo decir que he jugado más que al eFootball.


La verdad es que ya jugué al FIFA... ¿20? ¿21? Diría que fue el 20, y me pareció un juego mejor que el Pro Evolution Soccer 2020. FIFA 22 también me ha parecido un juego bastante sólido, pero los que estamos secuestrados por el PES tanto tiempo seguimos esperando el milagro que cada vez es menos probable. Esto no es un análisis de FIFA 22, esto es una anotación recordando lo bien que lo pasé -pasamos, espero- la otra noche echando fifitas y lo divertido que es ese modo Volta del que tan poco se habla y que me devolvió, en cierta manera, al modo de fútbol sala de FIFA 98 que tan buenos ratos me dio. De todas formas sé que este modo Volta tiene una vida muy corta por cuestiones obvias, pero eso no quita para que me parezca un verdadero extra de lujo.




No hay comentarios :

Publicar un comentario