SLIDER

martes, 23 de noviembre de 2021

INSCRYPTION - ANÁLISIS

Hoy toca un análisis difícil, de alguien que no ha acabado de conectar tanto con este aclamado juego de Daniel Mullens Games (Pony Island, The Hex) bajo el siempre fiable sello de Devolver Digital. Me ha gustado Inscryption, vaya esto siempre por delante y sirva de prueba la elevada nota -ya sabéis que las puntuaciones aquí son muy caras-, pero no he llegado a esa conexión que ha sentido el resto del planeta.




Inscryption me ha gustado pero hay cierto componente tramposo en él al respecto. Podéis leer tranquilos el análisis porque más allá del fin informativo -o como lo queráis llamar- de El BloJ lo que siempre intento salvaguardar es vuestra experiencia cuando lleguéis al juego de manera que quede plenamente intacta. Más allá de esto, sólo mencionaré que Inscryption te da mil oportunidades para que conectes con él, y por ello en una de esas me subí al carro -quizá algo tarde- de un juego que da tantos bandazos que es difícil a veces seguirle la pista.


Quien os diga que Inscryption no es un juego de cartas os está mintiendo, o como mínimo no lo ha jugado lo suficiente. Por mucho que cambie su estructura, por muchos extras que tenga y por muy autobuscádamente raro que sea, estamos ante un juego de cartas que te tocará dominar para completar. Llama especialmente la atención su dificultad inversa que hace que el principio sea la parte más dura con el jugador para luego abrirse a una parte final donde uno siente que está rompiendo el juego gracias a unas potentes cartas. Lo que parecería el tutorial acaba siendo el verdadero desafío de un juego que al principio parece robarle la estructura al Slay the Spire (Mega Crit Games, 2019) pero que acaba teniendo su propia identidad.



Quizá mi principal problema es que al haber pasado por Pony Island tenía las suficientes referencias como para esperar casi cualquier cosa de Inscryption. No llegué a sentir tanto esa sensación de "qué raro es este juego" o "qué original". Tampoco voy a ser tan necio como para decir que no es un juego original, pero mi historial me ha estropeado un poco algunas de las sorpresas que de primeras deberían haberme dejado boquiabierto pero que en el fondo no son más que una extensión/modificación de muchas de las ideas de anteriores juegos. Esto no quita para que Inscryption sea una gran explosión de creatividad y con poco sea un obligatorio en las listas de los juegos más únicos del año.



Si nos vamos a lo más tangible, como juego de cartas está lo suficientemente bien planteado pero me faltó un algo. Sí que es verdad que al principio te sientes increíblemente débil y notas que es uno de esos juegos de, como a mí me gusta decir, rogue-like inverso, donde en lugar de basar su adicción en hacerte creer que puedes completar una partida con éxito casi cada vez que empiezas para luego encontrarte con la muerte en el 90% de las ocasiones, tienes una sensación de que siempre vas de culo en la partida sobreviviendo a cada enfrentamiento por los pelos. Esa idea se acaba transformando en la de no saber si realmente estás entendiendo el juego o si estás avanzando por pura inercia con cada una de las muertes que, dicho sea de paso, desembocan en allanarte el terreno para las próximas partidas. Por esta estructura, no quedé tan contento con la propuesta de juego de cartas de Inscryption sobre todo en sus primeras fases, por depender tan directamente de tus muertes y no acabar de explotar una estructura algo rígida.



Aunque no he llegado a conectar con él todo lo que me hubiera gustado, Inscryption es uno de los juegos del año. En él te esperan un montón de sorpresas que deberían dejarte boquiabierto, salvo que compartas cierto historial conmigo. Sí, es un juego de cartas, pero incluso si no te gustan puede que encuentres en él suficientes motivos como para encontrar su brillantez.




4 comentarios :

  1. Me encantaría probarlo, pero no sé si me gustará. Me pasa lo mismo con slay the spire, que además lo podría jugar en este mes que tengo de gamepass, pero se lo estoy dedicando principalmente al fh5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo sin haber dejado de jugar a Slay the Spire, es IMPOSIBLE dejarlo una vez entras xDD.

      Eliminar
    2. He entrado, Dios, que he hecho?!?
      No, en serio, solo he jugado un par de horas y aún tengo que entenderlo todo, pero está muy bien, es fácil entrar y parece que está muy bien pensado y estructurado.
      De hecho, voy a releer tu análisis del juego

      Eliminar
    3. Es que es eso, la interfaz de ese juego lo es todo! Es muy sencillo entender qué ocurre. Es un juego muy duro, pero uf,está tan bien estructurado como dices que siempre quieres seguir. Ya dirás cómo vas jaja

      Eliminar