SLIDER

domingo, 4 de julio de 2021

DIARIO DE UN GORDOCHEETOS #23 - ¡NUEVA FICHA DE ANÁLISIS!

Nueva ficha. Ooooootra vez.


¡Nuevas fichas de análisis! No sé la de veces que he dicho esto, pero esta vez sí que me estoy quieto. Me gustan mucho, no os voy a mentir, y para que yo lo diga ya tienen que gustarme. En cualquier caso, ahí abajo las tenéis, con un par de ejemplos que nos dejan los microanálisis que aparecen por aquí de vez en cuando. Espero que os guste tanto como a mí, porque tiene pinta de que ya no se van a mover en mucho tiempo.

Florentino Pérez. ¿Por qué? Porque ficha

Ya sabéis que esto del Diario de un GordoChetos sirve para dar también cabida a juegos de los que hay que decir poco y que quiero tener presentes en El BloJ. Es el caso de este The Awesome Adventures of Captain Spirit, un juego gratuito que Dontnod Entertainment se encargó de lanzar como, de alguna manera, teaser jugable para calentar a la masa jugadora de cara a la salida de Life Is Strange 2.


Una Dontnod que venía de aquel Vampyr que gustó a unos pocos -levanto la mano- y que se embarcaba en una secuela de su exitoso Life Is Strange del que, de momento, no acaba de sacudirse la sombra tan alargada que supuso. En este mini episodio contextual, vemos a una Dontnod en forma y dejando su marca en cada una de las secuencias de un Captain Spirit con el que empatizamos casi al momento, en uno de esos contextos tormentosos donde tan bien se maneja Dontnod. Dura lo suficiente como para dejar con ganas de mucho más, pero sobre todo funciona para recordarnos quién era Dontnod.

Si vais siguiendo el Diario de un GordoCheetos recordaréis aquel especial de "Slay the Spire está acabando con mi vida". Es por esto, entre otras razones, que quiero incluir aquí también el análisis de Monster Train, un juego que prometía matar mi vicio al Slay the Spire, y que lleva más allá el lore de este santo BloJ. Me las prometía bastante felices cuando leía las más que positivas reseñas de los usuarios de Steam, tras comprobar que se incluía en el Game Pass con controles táctiles adaptados al móvil. Nuevas noches tiradas a la basura en la cama con un nuevo juego de cartas en la pantallita. Brisca, ¿quién te conoce?


No fue así y a las pocas semanas -de verdad que lo intenté- me veía otra vez iniciando partida en el Slay the Spire. Monster Train es un juego increíblemente feo, eso es indudable, pero es también increíblemente obtuso, que es lo que hizo que saliera disparado a la comodidad de la maravillosa interfaz de Slay the Spire. El giro de tower defense no le sienta mal, pero la sensación de caos y la pereza de esa interfaz condenaron un juego que entiendo que guste, y del cual valoro su valentía por hacer algo diferente, pero que no es para mí. Quizá complicado de más para alguien que busca una partida antes del sueño. Quizá "no eres tú, soy yo". Vamos, que me dio lo justo para terminar algunas partidas y ver su final pero no como para quedarme con todo lo que propone. Me bajé del tren pronto.


Y también hay lugar para las rejugadas. Es el caso de mi nueva partida al Lara Croft Go, un juego que pasó medianamente desapercibido pero que cumplió su función de spin off a la perfección. Me parece un juego redondo, con puzles ingeniosos y poco repetitivos que retuercen sus ideas. Mi análisis ya habló muy positivamente de él, y recalco todas y cada una de las palabras. Es un placer jugar a juegos así, y sobre todo si se hace desde la cama gracias a la app de Steam Link con la que lo he estado jugando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario