SLIDER

sábado, 16 de marzo de 2019

Diario de un GordoCheetos #5

No quiero volver a ver las entrañas de un ordenador en mi vida.



El otro día mi fuente de alimentación Tacens dijo adiós a la vida, y ojo con esto, lo hizo avisando. De hecho, la fuente sigue funcionando, pero es más insegura que yo cuando tengo que hablar en público, así que me decidí a comprar una fuente de alimentación de verdad para un PC decente como el que tengo. Me he pasado toda la mañana y parte de la tarde sacando cables y metiendo los nuevos, para conseguir uno de esos PCs que no parecen un pulpo de cables. El resultado me ha costado 99€ (una Corsair rm750x) y un lumbago de mil demonios, pero ahora por lo menos cada vez que enciendo el PC no cierro los ojos esperando un petardazo. En cualquier caso, sí, muy plus gold y lo que queráis, pero a mí la pizza me sigue pareciendo la mejor fuente de alimentación.

Hoy va de cacharritos

Hasta que pasó... ¡con la fuente nueva y todo! Me las daba yo de muy feliz con mi rm750x cuando un día el PC decidió dejar de funcionar. Esto tiene una larga historia detrás, que no os contaré por no aburriros, pero no hay nada peor que no saber si lo que ha muerto ha sido la placa base o el procesador. Total, la diferencia entre reemplazar una cosa era de unos 80€ en el primer caso y unos 500€ en el segundo, era como para asegurarse.

Así que llevé mi PC a una tienda a ver qué podían hacer y, eran buenas-malas noticias. Buenas porque era la placa, o eso creían, porque tampoco me lo pudieron asegurar al 100 %. Malas porque no había cojones a encontrar una placa para mi i5-4690k más allá de la segunda mano. Así que me metí a la segunda mano y, oh! sorpresa! precios absurdísimos para placas base descatalogadas que no bajaban, quitando cosas muy sospechosas, de los 100€. La situación era ésta: ¿jugármela con unos 100€ a una placa de segunda mano de una persona desconocida para intentar arreglar un PC que no funcionaba y no se sabía si el problema era la placa, o comprarme por 500€-600€ un procesador nuevo, placa nueva y memoria RAM nueva ya que lo que tengo no valdría para las nuevas placas? Pues chicos, siempre hay un camino C, que suele salir cuando no tienes dinero, y ése fue entrar como un kamikaze a hacer experimentos con la placa que jamás hubiera hecho sin estar todo perdido, y... ¡la conseguí arreglar! Hice tantas cosas extrañas que no sé qué fue lo que la arregló, pero desde entonces, tras algo más de una semana infernal como no imagináis, la placa base resucitó de entre los muertos (ahora ya sabemos que era la placa base) y de momento funciona a la perfección, como si se hubiera reencarnado en un PC nuevo.

El principal sospechoso

Pero vamos a lo que os interesa: ¿cómo pude sobrevivir sin PC? Más en mi caso, que todo lo hago desde ahí. Jugar a videojuegos, tocar la guitarra, escribir en El BloJ, ver películas y una pequeña tontería que me da a veces que es trabajar. Gracias a la preciosa conejito_zombi pude resolver algunas de esas necesidades, ya que me cedió un portátil que me daba para hacer lo necesario para sobrevivir.

¿A qué jugué en un portátil que es ya más antiguo que yo? La opción estaba clara: emulador de Super Nintendo. Saqué mi mando de SNES USB y me dediqué en mis ratos libres a jugar a juegos pequeños y rápidos que aparecerán por este BloJ como si nada. Sabed que vienen de estos días. Bueno, también pude jugar a algunos otros juegos de Steam que requerían como mucho una sandwichera, como Soul Gambler o Egyptian Senet. También tendrán análisis. Como de ese portátil vivíamos los dos, cuando la terrible persona que es conejito_zombi hacía uso de él, me metí en el mundo de los juegos para móviles. Mi móvil es de 2014, así que tampoco puedo hacer maravillas. Con lo que me gustan los videojuegos no acabo de entrar en los juegos para móvil, pero aquí queda: Jugué a Super Mario Run que me pareció bastante malo. Es algo así como que se nota que es un producto de calidad, pero a la misma vez es inesperadamente impreciso para un juego de Nintendo. También jugué durante dos minutos a un juego llamado Decisiones que me permitía casarme con un príncipe de la realeza. No acudí a la boda. Life Is a Game me pareció curioso, llevando a un concepto más arcade aquella idea de Passage. El que permanecío más tiempo en mi móvil es Peggle Blast, apuesta siempre segura. Pero si hay alguno que me obsesionó tal y como esperaba fue Triple Triad, el minijuego de Final Fantasy VIII del que llevo enamorado desde su lanzamiento.

Ojalá algún día alguien jugando en persona a esto conmigo

Claro, todo esto tiene un pero, el tener el ordenador portátil de conejito_zombi implicaba una gran responsabilidad, y es que tenía que regarle sus suculentas virtuales en Viridi para evitar su muerte. Viridi, un simulador de suculentas donde haces click y riegas. Da para directo. En cualquier caso, las plantas estaban hiperlozanas, no como cuando ella me las entregó que eso daba pena verlo. No le digáis que una vez hice click en regar a una planta que ya estaba regada y se quedó durante un día ahogada.


Así que aquí estoy, regando placas base y arreglando suculentas, pero con un PC que se enciende cuando le das a un botón. Moríos de envidia.

3 comentarios :

  1. Las mentiras tienen las patas muy cortas. No solo haces click y riegas con Viridi. Como bien se ve en la foto también puedes cantarles y ponerles nombre.

    ¿Ahora usas el enter de la derecha o no has llegado a ese punto en tu relación con mi portátil?

    ResponderEliminar
  2. ¡La virgen! Lo complicado que es demostrar que una no es un robot. ¿Es porque no estoy programada para el amor?

    ResponderEliminar