SLIDER

lunes, 19 de noviembre de 2018

Death Coming

Aprovecha cada minuto de esta vida, porque la muerte acecha en cada rincón.




Hay que ver lo de moda que se pusieron las películas de Destino Final. Me he tomado la libertad de buscarlo y salieron cinco películas, siendo la última de 2011. Me han dado ganas de verlas todas, no os voy a engañar. Cómo me gusta la mierda. En cualquier caso, Death Coming coge esa idea de la muerte como un asesino en serie y, lejos de darte el papel de Devon Sawa, te da el papel de la propia muerte para que campes a tus anchas.

Y lo harás a lo largo de seis niveles y un extra, en el cual nos pararemos un rato. En el juego de NEXT Studio lanzado en 2017 podrás sembrar el caos simplemente haciendo click en algún objeto de los muchos que hay puestos estrategicamente para tu gozo y disfrute. Porque aquí matar es muy fácil, pero ser un retorcido asesino capaz de cosechar múltiples muertes con un mismo objeto requerirá de muchísima paciencia y previsión.


Tu único enemigo en el juego serán unos ángeles que patrullan las zonas como si fueran policías y que, de verte haciendo click en un objeto, restarán un punto de vida de tu medidor. Entiendo que el juego busque cierto desafío porque tampoco tendría sentido meter un juego tan vacío, pero la realidad es que sobran o que, como mínimo, el sistema debería ser rediseñado. Esto se enfatiza mucho más con el nivel extra del final, pero de nuevo, ya llegaremos a él más tarde.


Los niveles presentan problemas serios. Hay una falta de feedback muy hiriente que hace que muchos objetos hagan cosas impredecibles. A Death Coming le falta ser más sincero con el jugador, le falta pulirse por muchos lados dentro de una premisa muy buena pero irregularmente ejecutada. Podemos crear verdaderas matanzas combinando objetos, como invocar viento para que mueva una nube tóxica  que hemos generado hacia un edificio o provocar un alud que se lleve por delante a media ciudad. Cada uno de estos niveles, con distintas ambientaciones, tiene eventos especiales que hemos de buscar para, de alguna manera, tener esa sensación de "completado".

Porque Death Coming es extremadamente simple en sus exigencias pero demoledor para completistas. Cada nivel marca objetivos que hemos de aniquilar, y lo demás son meros extras que ceban nuestra puntuación, exigiendo un mínimo para que nos den el nivel por terminado. Tus ansias asesinas te pedirán aniquilar a toda la población, no por puntuación, sino por querer ver todas las triquiñuelas que la muerte tiene preparada detrás de cada objeto. En ese sentido el juego se convierte en un continuo ensayo y error que se aleja de la filosofía del juego. Para que nos entendamos, es imposible que un jugador complete un nivel matando a todos a la primera, e incluso a la segunda. Más allá de tener el control de todo hay que rezar para que determinados personajes se muevan a lugares concretos y que la activación del objeto en cuestión no deje ningún superviviente.

Toda esta esencia macabra no quita para que Death Coming sea un juego bonito, con un aire casual muy peculiar. Es algo así como un Habbo Hotel a los ojos, con un aire a Party Hard importante.


Death Coming era un juego decente mientras lo iba jugando. Sí, me quejé de su falta de feedback y de más cosas, pero la mera idea sostenía todo. El problema llegó con el nivel extra, que directamente era demasiado bueno. Ese último nivel es probablemente lo que los desarrolladores tenían en mente para Death Coming, y estoy seguro que, de no haberse producido determinado error humano, el juego hubiera salido mucho mejor. Y es que Death Coming salió en early access, muy pero que muy early diría yo, y alguien cometió el craso error de subir una actualización y marcarla como versión final, por lo que el juego abandonó el early access sin realmente haberlo hecho. Esto propició que el equipo duplicara esfuerzos para terminar el producto, dejando de lado el proceso creativo como tal y de desarrollo.

Por eso, ese último nivel extra parece el verdadero Death Coming, y claro, el nivel es tan bueno que deja todo lo demás del juego en bragas. Se olvida del rollo casual, de los policías y de casi todo lo que se te ha enseñado para hacer un entramado de puzles que tienen muchísimo más sentido que todo lo que aparece en el resto de niveles. Este nivel tan bien hecho, paradójicamente, condena al juego por lo que pudo ser y no fue.


Así que es difícil evaluar Death Coming con semejante ir y venir de acontecimientos e idea. Sí, el concepto es genial y lo cumple, pero le ha faltado mucho más tiempo de desarrollo como deja ver ese último nivel especial.


Copia de prensa proporcionada por NEXT Studio. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho. 

6 comentarios :

  1. Me gustó tu reseña. Entiendo que quizás no sea una obra maestra y que es un juego con varios fallos pero la premisa es interesante y es por lo menos una curiosidad para hecharle el ojo.

    Te mando un abrazo grande y nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario *^^*.

      Sí, como curiosidad merece bastante la pena aunque la ejecución no acompañe tanto.

      Eliminar
  2. Me llama poquito, parece interesante por lo que cuentas, pero con todos los juegos realmente buenos que hay y el poquito tiempo que tengo, ya solo busco juegos que sean extraordinarios.

    Estupenda entrada. Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El problema de sólo jugar juegos extraordinarios es que dejan de serlo! A veces hay que parar e jugar a algo más normal para que todo luzca mucho más. Yo pasé por ahí hace unos años, y acabé por no valorar verdaderos juegazos porque iba de juegazo en juegazo.
      No voy a decirte que te metas 60 horas en un juego simplón, pero cuidado con ir de juegazo en juegazo también ^^.

      Eliminar
  3. Le daré una oportunidad! Al menos solo por el nivel final jajaja

    Saludos!
    Miquiprince

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llegas al final verás la enorme diferencia que hay con respecto al resto de niveles. Ojalá todo el juego fuera así.

      Eliminar