miércoles, 26 de septiembre de 2018

Batman: The Enemy Within

Nuevo logro para Telltale. Batman: The Enemy Within es, a día de hoy, el peor juego de Telltale que he jugado.




Advertencia: esta entrada se escribió hace unos meses antes de que estallara toda la bomba de Telltale.

Esto que voy a decir a continuación figuraría en todos mis análisis en un último párrafo, simplemente como mención de pasada, pero quiero que quede tan patente que lo elevo por encima del propio juego en sí. La traducción al español que tenemos ante nosotros es como para exigir el corte de cabezas. Vale que siempre existe polémica sobre las no traducciones de algunos juegos por la falta de ventas en mercados españoles, pero una cosa es decidir no hacer una traducción y otra muy distinta plantar una traducción de este calibre.

La cantidad de errores de traducción es enorme, pero van más allá de meros fallos. No es que esté mal, es que directamente es capaz de estropearte la experiencia completa. En The Enemy Within encontrarás errores como frases en inglés y español que se van alternando sin traducir y también encontrarás errores tan inexplicables como traducir "I have a hunch" como "Almuerzo". Sí. Así sin más Jim Gordon dice "Almuerzo". En cualquier otra situación hubiera cambiado los textos a inglés, pero la cosa era tan grave que necesité ver hasta dónde llegaba la cosa. Hice bien. The Enemy Within traduce durante un QTE la patada redonda (roundhouse) como "alrededor de la casa". De alguna manera entiendes estos fallos de traducción. Bueno, no, no los entiendes, pero sabes de dónde proceden. El clímax de esto llega cuando en uno de los momentos más importantes del juego la traducción destroza cualquier inmersión. Bruce Wayne, prácticamente acorralado por la situación, ha de confesar que es Batman a alguien. Es de estas situaciones donde sólo te dan dos opciones porque la decisión es trascendental. Una es no decir tu secreto y la otra es confesarlo, pero ojo, porque lo que aparece en pantalla es "Yo soy Barman". ¡No estoy de broma! "Yo soy Barman" en lo que es uno de los momentos más trascendentales de toda la temporada.

Todo esto me llevó a comprobar repetidamente que no tenía delante de mí una traducción hecha por fans o algo así. Evidentemente no, Telltale ha colado esa traducción y desde aquí mi más absoluta repudia a semejante hecho, por muchas risas que me haya podido echar a su costa.

La traducción, el enigma más gigante del juego

Tras tres párrafos -no pensaba que me iba a llevar tanto- entramos de una vez en Evil Within. La primera temporada me gustó y no poco. Me sorprendió que en un universo tan rígido como el de Batman hubieran conseguido darle esa personalidad y esas tomas de decisiones. El hecho de no jugar como tú mismo sino como el propio Batman ya de por sí es un handicap para un juego así, pero supieron llevarlo bien. Aquí Telltale no ha patinado. El Batman que tienes delante está igual de bien trabajado y en ese aspecto no quedarás defraudado, ahora bien, el universo queda bastante más perjudicado.

Porque aquí te llegará una lluvia de enemigos populares de Batman. Ya es público que Telltale lleva años explotando a sus trabajadores al mismo ritmo que explotaba su propia fórmula. Una máquina de hacer dinero a la que el capital humano se la empezaba a sudar fuertemente. La reestructuración de Telltale traerá cambios, sin duda, pero queda todavía mucho por ver. Así, lo que fue el cigoto de todo esto con la primera temporada ha desembocado en una segunda temporada donde los personajes más populares de Batman de los últimos años hacen presencia... a la vez. Harley Quinn, Joker, Bane, Enigma o Mr. Freeze forman parte de una misma banda y su presencia queda totalmente diluida, haciéndoles parecer meros matones sin la importancia que realmente deberían tener. Únicamente el Joker y quizá Harley tienen justificación en la trama, y el resto acaba siendo mera carnaza para aburridos QTEs.

El reparto es demasiado amplio para la nula importancia de sus roles

Parémonos aquí porque hay que dejar clara una cosa. En The Enemy Within el protagonista/antagonista es John Doe y no Joker. Joker no ha nacido todavía como tal, y John Doe será el nombre por el que conoceremos al popular villano todavía por villanizar. Telltale aquí peca de inocente y lo que nos deja es una buena idea casi imposible de materializar: el hecho de que no estamos viendo al Joker sino al cigoto del Joker, y nuestras acciones podrán despertar al psicópata que todos conocemos. Asimilar esto es difícil, y probablemente si  lo acabas haciendo ya sea demasiado tarde. La primera temporada presentaba a este John Doe, pero era más un cameo que otra cosa, y cuando aparece en esta segunda temporada lo que ves es al Joker y no a John Doe, por lo que no acabas de entender por qué Telltale te fuerza a interactuar con él de la manera en la que Bruce interactúa con él.

Joker, principal leitmotiv de la segunda temporada

Y todo esto me lleva a la madre de los problemas: es el primer juego de Telltale donde no me he sentido comprendido y donde más me he visto forzado a seguir el camino prefijado. Sí, había ocurrido en otros juegos pero sólo de manera puntual, echando de menos algún tipo de respuesta alguna vez o teniendo esa sensación de que mis decisiones no importaban, pero lo de The Enemy Within es un continuo irresoluble que falla en su concepción. Nunca quise estar donde estuve, nunca quise decir ninguna de las cuatro opciones que se me daban y nunca vi que se me diera la posibilidad de actuar como me hubiera gustado. Hablo en términos generales, claro.


Es por ello que este The Enemy Within no es peor juego que otros de Telltale como tal, pero de momento tiene el honor de ser el único donde he sentido que lo que yo pensara no era una opción. Eso, en un juego de toma de decisiones, es una losa enorme, y si sumo todo eso con la mala traducción y el no haber sabido gestionar los personajes al menos como a mí me hubiera gustado dejando el universo de Batman insatisfecho, dan como resultado la nota más baja de cuantos juegos he analizado de Telltale.


4 comentarios :

  1. Espero que lo hayas comprado pagando un precio justo, para que los buenos de telltale puedan pagar a sus ya exempleados lo que deben. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay... la realidad es más terrible de lo que puedas imaginar en este caso xDD

      Eliminar
  2. Bueno,convengamos en que el que un multimillonario como Bruce Wayne confiese ser "Barman" es inesperado.
    ¿Dick Grayson será un mesero?
    Y algo me dice que los subtítulos los tomaron "prestados" del traductor automático de Youtube.Esa cosa hace maravillas,sobretodo cuando hay más de una persona hablando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, bueno, pero lo de la traducción es que va más allá de una autotraducción... quiero decir, lo de "Barman" no tiene perdón xDD. No sé qué narices hicieron!

      Eliminar