sábado, 7 de octubre de 2017

Kung Fury: Street Rage

Venid amigos, porque dos botones es lo único que necesitáis para caer en la droga.


Kung Fury: Street Rage es el juego de la exitosa película que podéis ver gratuitamente en YouTube y que funciona como continuación de la misma. Bueno, más que continuación como aventura aislada de sus personajes, ya que trascendencia completamente nula en cuanto a desarrollo.

Scanlines para todos

Hay que dejar algo muy claro: Kung Fury no es un beat 'em up a lo Double Dragon ni por asomo. Izquierda y derecha. Nada más necesitáis para poneros a los mandos de Kung Fury. Tal y como hizo One Finger Deathpunch en 2014, el juego de Hello There AB (Khaba, She Wants Me Dead) se acaba convirtiendo en una especie de juego de QTE/ritmo donde golpearemos las oleadas de enemigos simplemente pulsando izquierda o derecha en función de por dónde vengan. Fallar uno de estos ataques nos hará perder un valioso tiempo que normalmente se traduce en recibir daño y perder el combo almacenado. No hay más, pero no importa mucho.

Triceracop imparte muy bien las lecciones que le enseñaron en su día

El juego es lo suficientemente adictivo como para mantenerte sus buenas 3 o 4 horas, aunque he de decir que en ese punto empieza a perder sentido porque no es todo lo preciso que a uno le gustaría. Por fortuna, tras el lanzamiento del juego la desarrolladora incluyó un modo historia y los personajes míticos de Kung Fury -Kung Fury, Triceracop, Hackerman y Barbarianna- aportándole más vida al título. Tampoco mucha, porque el modo historia es bien corto y ni siquiera añade escenarios nuevos, pero se agradece un modo así. Además el juego es lo suficientemente desafiante como para no resultar un paseo, aunque he de decir que tras una actualización han suavizado mucho su dificultad.

El modo historia incluye batallas con jefes finales

Si te gustó Kung Fury te gustará todavía más, pero si no también encontrarás un entretenimiento muy satisfactorio. Como digo, me chirrió a veces en el control, y es que a veces se te presentan situaciones de las que no puedes salir victorioso. El juego presenta sus hordas de manera aleatoria, y no hay un gran control sobre esto por lo que, como digo, muchas veces recibiremos daño sin poder evitarlo. Es lo suficientemente puntual como para que no moleste, pero existe.

Hackerman, pura leyenda

Si tan sólo hubieran metido a David Hasselhoff como personaje jugable...


2 comentarios :

  1. y yo no sabía que la peli tenía juego! que mal informada estoy últimamente (?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no se ha hablado demasiado de él! Pero vamos, es muy oficial ^^.

      Eliminar