miércoles, 19 de julio de 2017

Drifting Lands

Puede que Drifting Lands no tenga ese "cuerpo" que tanto le pido a los videojuegos, pero no se puede negar que tanto en idea como en casi todo lo que ejecuta es uno de los juegos más originales que me he encontrado últimamente. RPG+Shot 'em Up. Drifting Lands, desarrollado por Alkemi (Transcripted), mezcla de una manera muy curiosa dos géneros aparentemente muy diferentes. La información que nos deja el juego en su propia página de Steam lo define perfectamente: "Imagina un juego como Diablo pero reemplazando su sistema de combate por un shoot 'em up horizontal".



El cuerpo, la estructura o la presentación. No sé muy bien cómo definir esto, pero es algo que últimamente me está marcando mucho. Hay buenos juegos como es el caso de Drifting Lands que no tiene el suficiente cuerpo. Hay muchos otros ejemplos, juegos como Hard Reset o Attack on Titan por citar algunos. Juegos donde la trama se desarrolla con dibujos previos como si fuera un cómic, o donde las misiones principales muchas veces no se distinguen de las secundarias. Le pasa por razones evidentes a los juegos con poco presupuesto, pero también a algunos títulos AAA -se me viene a la cabeza Fallout 3, Borderlands o The Division-.

Drifting Lands es un juego ante todo interesante, y que está muy lejos de ser ese juego indie que ha llegado a Steam a duras penas. Estamos hablando de un juego cuyo desarrollo ha costado en torno a los 300.000$, y que tiene una jugabilidad muy precisa y satisfactoria. Drifting Lands coquetea incluso con el bullet hell, y en esos momentos la precisión y el refinamiento del núcleo de sus sistema de juego se deja entrever.

Rozando el bullet hell

Desgraciadamente, no acaba de acompañar el resto del juego en este mencionado refinamiento. Drifting Lands es un juego de rol en demasiados aspectos, pero con poco feedback para el usuario. Es un juego que está diseñado bajo una capa rolera que sorprende y a la que cuesta acostumbrarse. Dicho pronto y mal, en Drifting Lands cuenta demasiado el equipo que llevas por encima de la habilidad, y las combinaciones son casi infinitas. El juego se parece a un juego de rol en el sentido de que las batallas son muchas veces un intercambio de golpes a ver quién cae primero. Los niveles posteriores se van complicando hasta tal punto que la única posibilidad de sobrevivir es tener esto siempre en la cabeza y llevar un control casi esquizofrénico de tus puntos de vida.

Y es que en Drifting Lands te tocará repetir misión tras misión para conseguir mejor equipo. El juego incluye objetos con el típico código de colores que incluye objetos raros y legendarios además de objetos comunes y poco comunes. Cada objeto tiene su nivel y sus propias estadísticas, además de distintas mejoras y, atención a esto, inconvenientes muy llamativos. La cantidad de datos y de combinaciones se hace infinita, hasta el punto de que el usuario tardará más de diez horas en entender plenamente las posibilidades de Drifting Lands. Los propios desarrolladores han reconocido que el juego es bastante agobiante y estresante al principio, porque la lluvia de datos que se te viene encima es más potente que el más sádico de los bullet hell.

Las batallas con los jefes son la única variante ante tanta repetición

Si a todo esto le sumamos que el jugador va con la idea del shoot 'em up, lo que tenemos es un juego que cuesta asimilar. Un juego que te puede llevar perfectamente 30 horas o más terminarlo. Por desgracia, esto juega en contra, y es que no hay tanta variedad de enemigos ni de situaciones como para estar repitiendo lo mismo cien veces. Puedes avanzar sin grandes preocupaciones por los primeros niveles pero la cosa se complica y mucho en los grados posteriores. Repetir es una máxima del juego.

Y aquí viene lo verdaderamente hijoputesco que puede llegar a ser Drifting Lands. El juego viene por defecto con una habilidad que te permite regresar a la base en cuanto mueres. Esa habilidad te quita un valioso espacio, y el propio juego te insta a quitarla una vez hayas entendido el juego en su totalidad. Quitar la habilidad activará el verdadero juego, y un pop up saltará advirtiéndote de que básicamente has encendido el modo hardcore. Si mueres, no perderás el progreso pero sí tu nave con todo lo que llevara equipado y lo que tuvieras en la zona de carga. Tendrás que volver a comprar una nave nueva y volver a repetir misiones una tras otra para conseguir mejor equipo, además de ir mejorando sus puntos base. De no tener dinero suficiente, se te entregará una nave de nivel 1 que, básicamente, casi te forzará a empezar de cero.


¿Qué pasa con esto? Me gustan los juegos difíciles, pero tener que empezar casi de cero en una partida a la que llevo echadas unas 20 horas no es divertido. Drifting Lands es un juego muy duro si quieres hacerlo duro, y no estamos hablando de un juego que te ofrece un nivel de dificultad adicional sin más, si no que te insta a abrazar la verdadera naturaleza del juego.


Repito que Drifting Lands es un buen juego por razones muy concretas: es original y valiente y su núcleo jugable es muy bueno. Razón lleva la gente que se queja de que las armas son de risa, porque son bastante ineficaces en casi todas las situaciones, pero consigue compensarlo con un reparto de habilidades frenético. Es un juego pensado, en los niveles finales, para que te llene un sentimiento de proeza por encima de la propia diversión.

Por lo demás, nos queda un juego muy recomendable si te gusta el género y estás un poco cansado de la rigidez del mismo. Los menús a día de hoy son un desastre porque básicamente manejas el puntero del ratón con el stick en lugar de ir cambiando de categoría con el mismo, pero en una actualización o dos eso cambiará como ya se ha anunciado. Mención especial para la música, fantástica, mezclando temas de metal progresivo e industrial.


Salid ahí fuera y jugad a Drifting Lands si os gusta el género, pero id siempre con todo lo que he mencionado en mente porque es un juego que puede tornarse en una pesadilla de una manera muy fácil. Quizá si encontráis una combinación óptima de habilidades y os salten ciertos objetos especiales la cosa cambie, pero de primeras, llevad especial cuidado.


2 comentarios :

  1. EL juego luce bien. Será perfecto para recomendarlo a un amigo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy especial! Espero que le guste a ese amigo tuyo :D

      Eliminar