martes, 29 de noviembre de 2016

123 Slaughter Me Street

He jugado a 123 Slaughter Me Street poco más de media hora y lo he dado por imposible.


No he entendido el juego, y tampoco me he matado por entenderlo. De verdad, no he sabido jugarlo. Por lo poco que he podido intuir, 123 Slaughter Me Street es el juego del pollito inglés pero con monstruos en lugar de entrañables niños que quieren llegar hasta a ti. En el juego únicamente avanzaremos por callejones donde aparecerán estas criaturas. Cada vez que dejemos de mirarlas se moverán y se acercarán hasta nosotros hasta regalarnos un bonito "jumpscare" y una posterior pantalla de "Game Over".

"Que te estoy viendo, joder, deja de hacer el estúpido"

No entendí la mecánica de esto. O sea, a ver, yo les miraba, se paraban y andaba el resto de monstruos, pero no podía jamás llegar a la salida en el nivel en el que estaba. Estaba tan desesperado -en un tiempo de media hora, sí- que me dediqué a buscar por internet cómo narices se jugaba. Nadie dice nada al respecto, más allá de que el juego es una basura. Bueno, también dicen que es una copia barata de Five Nights at Freddy's, pero espero que no sea así porque de ése sí que he oído cosas buenas, a pesar de ser el rey de los jumpscares -género con el que no acabo de casar-.

Sobre 123 Slaughter Me Street, sabed que la única razón por la que escribo esta entrada es porque El BloJ me sirve también como base de datos para ver todo a lo que he jugado. Bueno, eso y también para poner el enlace pertinente cuando aparezca este juego entre lo peor que se ha hecho jamás en los Premios Raúl Minero anuales. Tened por seguro que hará varias apariciones, porque más allá de que el juego es malo y de que como terror es una basura, el diseño es horroroso. Qué desastre.


2 comentarios :

  1. No conocía este juego, pero la mecánica de "me miras, me quedo quieto; no me miras, me muevo" a los ángeles llorosos del Doctor Who sí que parece copia del FNAF, con la salvedad de que en FNAF no nos desplazamos (salvo en el último juego).

    Del FNAF lo que sí puedo decirte es que, al menos en su concepto original, no es que sea un juego de jumpscares exactamente, sino que eso es, simplemente, un castigo al jugador por fallar. El miedo lo intenta buscar en el hecho de estar indefenso mientras un grupo de máquinas viene a por ti. Dicho lo cual, los últimos niveles (aka las 2 últimas noches) suelen ser tan difíciles que te llevas una buena colección de sustos cortesía de la casa, pero bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por la aclaración, porque tenía miedo de que FNAF fuera como éste. De verdad que sigo diciendo que creo que no he entendido éste, porque tengo dudas de que sea de verdad tan malo (lo es... pero... ¿tanto?). Aquí no encontré ningún tipo de lógica al juego.

      Eliminar