jueves, 5 de mayo de 2016

Kirby's Dream Course

Tras su periplo por las mesas de pinball en Kirby's Pinball Land para Game Boy, nuestra bola rosa más querida nos mostró, esta vez en Super Nintendo allá por 1994, una nueva demostración de su versatilidad.


Porque lo de darle a los flippers estaba bien, pero todos sabemos que pocas cosas pueden competir en diversión con un minigolf. Efectivamente, Kirby se transforma en la bola definitiva para recorrer diversos niveles plagados de rampas, pinchos, enemigos y trampas de arena. Obstáculos por doquier que nos darán más satisfacciones que quebraderos, ya que como acostumbra toda la saga su dificultad es bastante moderada -siempre y cuando no aspires a conseguir todas las medallas del juego-. A este Dream Course le seguirán otros spin off de Kirby como Block Ball -un Breakout- o el popular Canvas Curse que enfatizaban esa vena arcade pura a la que Kirby se adapta fácilmente.

Dream Course -originalmente Special Tee Shot- es una delicia de juego todavía a día de hoy, y es un ejemplo magnífico de cómo transportar las características de un juego tan rígido como es un plataformas clásico -véanse otras apariciones de Kirby en El BloJ como Dream Land o Super Star Ultra- a otros géneros. En el juego de HAL Laboratory podremos comernos a los enemigos, otorgándonos los ya clásicos poderes de Kirby que esta vez nos facilitarán las cosas a la hora de llegar al hoyo. Sí, el 90 % de los niveles están preparados para que puedas llegar hasta él en tan sólo un golpe, pero si no te ves capaz simplemente asegúrate de no realizar golpes "vacíos" que no impacten con ningún enemigo. Cada golpe consume un punto de vida de Kirby, y cada enemigo derrotado nos otorgará otro. Aquí, cuestiones como el PAR no existen.


Variedad de niveles, variedad de poderes y variedad de lanzamientos. Kirby puede ser golpeado con efecto, picando la bola, ejerciendo fuerza extra y de cualquier manera que se os ocurra a la hora de golpear una pelota. De hecho, muchas veces este Dream Course parece más un juego de billar que un minigolf como tal, pero también existe cierto control más allá del mero golpeo. Algo así como si Kirby se hubiera tragado también una porción de Marble Madness.

En el vídeo podéis ver las virtudes en movimiento de este título. Muy accesible para cualquier jugador independientemente de si le gusta el minigolf o directamente Kirby -¿te puede no gustar Kirby?-.



Ay, si todos los juegos envejecieran así de bien...


6 comentarios :

  1. Un DLC para Deadbreed (Steam) por aquí. El juego es gratuito, y tenéis que hacer el amago de instalarlo para que os coja el DLC.

    YBP5C-WLA80-X??C7

    ?? = Warner Bros.

    ResponderEliminar
  2. Juegazo. Un título de minigolf super divertido y agradable, y aunque en un principio no era un juego de Kirby eso de comerse los enemigos le viene perfecto a Kirby.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E imperecedero! Quizá por su reducida dificultad a día de hoy sigue ofreciendo lo mismo que le primer día.

      Eliminar
  3. Uno de los spin-off de Kirby más divertidos que he jugado, aunque en general le eche mas horas a su modo multijuador, que peccaba de ser un tanto limitado en mapas. Por lo demas la mezcla entre minigolf, cierto control propio y la utilización de poderes resulta bastante contundente.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kirby es uno de los personajes más cuidados del universo consolero. Todos sus spin offs tienen casi el nivel de sus juegos estrella. Tengo que vovler a probar el de pinball que también lo tengo en un buen recuerdo.

      Eliminar
  4. Pues nada, una nueva key para Steam de Heaven Island Life

    DN7E?-C2EYP-LZ77F

    ? = La letra característica de El BloJ.

    ResponderEliminar