miércoles, 7 de octubre de 2015

Niko Through the Dream

Probablemente, de cuantos juegos he jugado del género primera persona-puzle-abstracto, Niko Through the Dream sea el mejor de todos.


No esperéis que os hable de la historia o de nada que tenga que ver con la propia jugabilidad del juego, porque no tengo ni idea de lo que ocurría. He jugado a tantos juegos de este tipo en donde lo etéreo reina por encima de todo que ya empiezo a ni molestarme en intentar entender el mundo abstracto en el que, por arte de magia, despertamos. Bueno, en Niko Through the Dream no despertamos exactamente, porque lo único que parecí entender es que estábamos metidos dentro del sueño profundo de Niko, lo cual da para rayadas mentales infinitas. En este caso, un viaje existencialista a través de los sueños, que en ocasiones se tornan pesadillas.

Decidme que no soy el único que se acuerda aquí de Monument Valley

"Un mundo minimalista y onírico" es como describe Studio Paint su juego. La verdad es que Niko Through the Dream hace muy bien su faceta artística, como se demuestra en las capturas y el vídeo que acompañan a este análisis, y más allá de escenarios detallados o extrema simbología recurre al diseño minimalista que acaba otorgando paz y tranquilidad a la hora de afrontar los puzles. Porque no debemos olvidar que estamos ante un juego de puzles con pequeñas pinceladas de plataformas, y no ante uno de esos walking simulator donde lo que importa verdaderamente es el argumento.

No todo es un sueño plácido

Así que centrémonos en lo importante: los puzles. Más que dificultad lo que nos propone son puzles muy ingeniosos. La apuesta es la de no guiar al jugador en ningún momento, ofrecerle símbolos extraños y piezas geométricas y dejarle obrar sin ningún tipo de referencia. Gracias a Dios los puzles están lejos de ser complicados y pronto entenderemos lo que quieren de nosotros mismos a la hora de afrontarlos. Así, nos esperan juegos de luces, formas y sonidos que acaban por suponer un desafío bastante reconfortante sin necesitar entrar en temas de superación personal. Uno siempre tiene miedo a un juego de puzles en un mundo abstracto, porque la interpretación supone demasiado peso en la mayoría de estos, pero en Niko Through the Dream todo mantiene unos niveles aceptables.


Un mundo muy bonito y cambiante, unos puzles ingeniosos que relajan más que desafían, una música ambiental que acompaña... Todo va bien, hasta que nos ponemos a hablar del control. Gracias a Dios no es un juego de plataformas y no dependemos de la ultrasensibilidad de los controles a la hora de superar nuestros retos. Podemos tolerar unas cuantas muertes por culpa de ello, así que no es algo que vaya a destacar demasiado. Lo que da realmente pena es el control asociado a los puzles, traducidos en las físicas. Coger una pieza, girarla e interactuar con ella es un auténtico dolor de huevos -ovarios, si lo preferís-. Esta tontería es capaz de aportar al puzle la irritabilidad que no produce su dificultad, por lo que es una verdadera pena que no se haya cuidado esto ni siquiera un poco.

Como un anuncio de una PlayStation

Pero Niko Through the Dream, sin ser un juego malo en su parte jugable, es una apuesta más visual. Os invito a que veáis el vídeo con algunos de sus buenos momentos para que os hagáis una idea general del tono en el que va la obra. Además, podéis presenciar algunas de las mecánicas del propio juego, así como algunas partes que dejan entrever su poderío a la hora de meterse en faena dejando claro que no es el enésimo juego de puzles en primera persona. Como veis Niko Through the Dream se porta todavía mejor en movimiento.


A pesar de sus problemas jugables y también de su corta duración, Niko Through the Dream es muy aconsejable. No es que vaya a ser un juego tremendamente distinto al resto del género, pero sí que es bastante mejor que la media. Se ve ingenioso y fresco.


6 comentarios :

  1. Me ha entrado mucho por los ojos, si veo que me va en la compu lo pruebo. Buena entrada, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo, es un espectáculo visual y los puzles son muy relajantes, nada enrevesado ni excesivamente abstracto como otros.

      Requisitos del sistema
      MINIMUM:
      OS: Windows XP SP2 / Vista / 7
      Processor: 2.0+ GHz (Dual Core Recomendado)
      Memory: 2 GB RAM
      Graphics: NVIDIA 8000 Series o superior (Shader Model 3 Compatible)
      DirectX: Version 9.0c
      Hard Drive: 3 GB available space

      Eliminar
  2. Este me recuerda mucho a Anitchamber. Juego de Puzzles en 1ª Persona que juega con tu perspectiva y sensación espacial.

    Aunque dale tiempo para que yo acabe probándolo. Que con Antichamber ya me mareé bastante xD Eso si, el rollo onírico y ambientación de sueño me molan bastante

    Buen análisis. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antichamber, mi gran juego pendiente todavía.

      Pero fíjate que Antichamber me huele más a Portal. Niko Through the Dream está más cerca de esas aventuras en primera persona con lo abstracto por bandera (así a botepronto se me viene a la mente el juego Kairo), y en eso se come a todas de largo.

      Eliminar
  3. ¿Has probado Mind: Path To Thalamus? A mí me gustó bastante más que este, que me dejó un poco indiferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, todavía no y eso que lo tengo por Steam.

      Eliminar