martes, 22 de abril de 2014

Supervivientes 2014. Gala 6

Gala seis, que parecía que duraba seis horas.


Iba a decir algo, pero cualquier palabra enturbiaría semejante hazaña.


Muy pronto ha salido el gordo este año, y es que... ¿qué reality que se precie no tiene una pelea por la comida? Aunque sinceramente, esta vez estamos ante la antesala de lo que será un broncuzo monumental derivado de la comida que veremos en... dos semanas calculo cuando no ésta misma. La cosa no pasó muy a  mayores, porque los dos conflictos gastronómicos que protagonizaron la primera hora y pico de programa fueron algo suaves. Tanto el plátano de la Sobe como su decisión de comer aparte de los demás marcaron la línea de un programa necesitado de escándalos.

Lo del plátano al final ni yo lo entendí. Por lo que sé, alguien dijo que Carolina Sobe se había comido un plátano con nocturnidad y premeditación a espaldas de todos los Supervivientes. Eso está fatal, amigos, porque vamos, ninguno de nosotros se ha levantado a las 4 de la mañana a comerse algo prohibido de una nevera. Al final, parece que Rebeca fue la que ingestó dicho fruto prohibido, y es que claro, hay que comprenderla porque lleva nada más y nada menos que una semana concursando. Sobre lo otro, la Sobe se puso cabezona y decidió que no iba a comer nada cocinado por Nacho Montes, cocinero oficial de la edición. Nada fuera de lo normal, ya que estamos a esas alturas del programa donde cada uno se come lo suyo y no hay comunidad como al principio.

Rebeca y su plátano duro de pelar

Se juntaron los dos grupos, así que se acabó eso de la isla de los bonitos y todas esas tonterías. Sin embargo, se han formado dos grupos tras la unificación cuya disparidad es peculiar. No estamos ante la típica situación de lealtad en la que un compañero no quiere nominar a otro de la isla donde empezó el concurso, sino que han nacido dos nuevos grupos a raíz de las extrañas amistades formadas en pocos días. Más que dos grupos, lo que hay es un pequeño núcleo de muy amigos formado por Nacho, Diego, Katia y Tony y luego el resto, que no forma grupo como tal pero podría describirse así. No hay separación entre los dos nuevos grupos y la convivencia es buena dentro de unos estándares de tensión y estrategia.

¿Habéis visto El Truco Final?

El expulsado de esta sexta gala fue... esperad... ¡no hubo expulsado! Efectivamente, habéis vuelto a dejaros las perras para que no haya expulsado, y es que de entre los nominados Leo fue la elegida por la audiencia para juntarse con Rafa Lomana en el palafito. A propósito de esto, Antonio Tejado destapó una historia oculta donde al parecer Rafa y Leo se llevaban muy bien, hasta al punto de perder un poco la cabeza y pensar que en España ya estábamos relacionándolos como compañeros de cama, con todo lo que eso implicaría para sus respectivas parejas. A raíz de ahí, parece que Leo intentó evitar a Rafa a toda costa y por ello le nominó. Ahora, en ese palafito donde no tienen donde esconderse, tendrán que convivir una semana... No descartemos a Leo durmiendo debajo del agua.

Love is in the air

Los nominados de esta semana son Nacho Montes, Amador Mohedano y Vivi, la cual siempre me olvido de saber quién es y de dónde procede. Amador lo tiene difícil porque cuenta con un odio nacional de serie muy remarcable, pero su actitud como superviviente está siendo magnífica. Hace muchas cosas, llegó a ganar la prueba para clasificarse para la prueba de apnea final y tiene una convivencia adecuada con los compañeros, aunque ha protagonizado un extraño incidente con Diego Matamoros del cual no acabo de saber si salió perjudicado o no. En definitiva, que lo está haciendo bien, quitando sus cosas ya de viejete y tal que son comprensibles. El que sí me está sorprendiendo es Nacho Montes, que creía que iba a ser bastante más locaza y está conteniéndose considerablemente. Tras ver su paso por Mira Quién Salta uno esperaba lo más sanguinario del mundo, pero al final hasta me está gustando.

Algún día veré una batalla entre Nacho Montes y Víctor Sandoval, y pagaré

Y ahora que hablo de Nacho Montes aprovecho para meter mi párrafo dedicada a mi ganadora Katia, la cual ha tenido una buena semana (tan solo discusiones con Nacho Montes) y parece que España empieza a perdonarla un poco. Ni de coña gana, y en cuanto salga nominada no sé yo si saldrá con vida, pero por lo menos no tengo ya tanta sensación de que está perdido absolutamente. Además, el Miércoles toca el partidazo a vida o muerte del Madrid, así que hay que apoyarla (?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?).

Cristiano parece llegar al partido de Champions. TE QUEREMOS

¿Y los demás? Pues ya por lo menos conocemos cómo es la voz de Diego Matamoros, que como digo se enfrentó a media gala con Amador Mohedano y le acusó de inventarse cosas inciertas alegando odio de serie por su padre. No creo que Amador Mohedano se haya desplazado tantos kilómetros para buscarle las cosquillas al hijo de Matamoros casi el primer día de concurso, pero tampoco creo que Diego tuviera necesidad de inventarse una bola así de grande cuando en todo el programa no ha movido ni un pelo. Apuesto más por un malentendido que otra cosa.

La que es inaguantable y su imagen ha quedado muy perjudicada es Chiqui. Si es también culpa de sus compañeros que la han vendido no lo sé, pero esa mujer tiene tanta rabia en el cuerpo que no consigue adelgazar ni un gramo. La Chiqui, objetivo inminente en las nominaciones futuras, tiene sus días contados en la isla, así que vaya disfrutando lo que le queda porque... Además, su enfrentamiento contra Nacho Montes/Tony fue lamentable.

La chiqui se baña en odio

En plató la cosa estaba divertida, prueba de ello es que la madre de Rebeca esta vez no se durmió. Tuvimos doble recibimiento ya que Bibiana ya está aquí y fue recibida por toda su panda de circo (en el buen sentido) como una ganadora, y además hubo una especie de homenaje a Suhaila, que tuvo que abandonar por el estado crítico de salud de su padre. Como dijo Jorge Javier, hizo bien en abandonar, sobre todo porque acabó cayéndome bien y, si la hubiera visto tres días más hubiera cambiado mi opinión sobre ella. Encima es la némesis de la Pelopony, que todos sabemos que es lo mejor que deambula por la televisión ahora mismo.

Suhaila es la criptonita de la Pelopony

Por otra parte, el crossover entre Sálvame y Supervivientes volvió a tener presencia con Oriana y su historia de no amor con Adrián mientras su novio, Tony, está llorando por ella en la isla. Oriana pudo hablar con su novio y mandarle mucho amor y mucha fuerza, aunque el polígrafo diga que... miente. La chica saltó cual gata enrabietada y arremetió contra el público cuando en uno de los vídeos de Tony llorando alguien le diría de todo menos bonita. Adrián en su casa estaba muy descojonado.


Oriana profundamente enamorada de... Tony

Y esto es Supervivientes, amigos, un programa de unidad, amor, valores y principios muy arraigados que a todos nos encanta.

1 comentario :

  1. "Rebeca y su plátano duro de pelar" jajajajajajajajaja Yo creo que entre la del poker y el Lomana hubo algo, no digo que pasara nada, pero eso de hacer la cuchara para dormir no es algo que se haga con cualquiera y menos si tienes pareja. Que fuerrrrrrrrte.

    ResponderEliminar