martes, 23 de abril de 2013

Gran Hermano 14. Gala 11

La última gala interesante de Gran Hermano La gala de ayer noche era la segunda parte de la saga "Miriam ya no se casa", sólo que el público se ha aburrido demasiado de esperar y esta expulsión de Igor con un buen porcentaje (no tanto como decía la Milá) no ha sido al final para nada lo que esperábamos como espectáculo. Al hecho de que Igor es frío y calculador y nadie creo que esperara que iba a saltar o a encenderse hay que sumar las semanas que se ha pegado Miriam en una actitud sosa y pasotil a más no poder casi como estuviera subida en un pedestal y todo le resbalara, por lo que era de esperar que la gala de esta noche fuera otra considerable decepción.

Igor siempre pendiente de una cámara

Igor se ha explicado demasiado con su don de palabra, mucho más de lo que otros concursantes tuvieron oportunidad, pero no soltó prenda en ningún momento. La mirada de su ex pareja Ainara era la de estar un poco derretida por Igor, mientras que la de Miriam era de "que no se me note que estoy chorreando". Las explicaciones sobre todo el asunto que ha marcado este Gran Hermano fueron las esperadas, aunque se lavó las manos dando a entender que él estaba libre y, de haber algún malo, Miriam es la que ha roto su relación a pocos meses de su boda con su ex futuro marido. Lo maquilló todo para que no sonara tan crudo, pero la idea es esa, y teniendo en cuenta la evidente sumisión de Miriam no se le pudo poner más fácil la cosa. Miriam se limitó a decir desde un segundo plano "gracias Igor" cada vez que negaba que algo hubiera pasado con Miriam. Pensándolo fríamente y quizá todavía bajo el hechizo de las palabras de Igor tiene toda la razón, pero hay otras actitudes que se pasaron un poco por alto como es el hecho de que Igor vendió a Miriam en esas conversaciones de machito rompebragas.

Reunión de patetismo

Pero por encima de las experiencias de los concursantes en Gran Hermano, del espíritu del concurso y sus reglas casi no establecidas y de los sentimientos de las personas que se enamoran y desenamoran en el programa, está el espectador. Por mucho que puedas llegar a adorar el programa, Gran Hermano es simplemente eso, un programa, y yo que soy un espectador enfermizo desde el primero anoche me aburrí, y me aburrí muchísimo, y mi sensación es que más del 60% de la gente que lo estuvo viendo también sintió ese sopor en la entrevista y en el programa en general. Miramos a las caras de los concursantes y sólo encontramos gente nueva y cuatro o cinco antiguos que parecen estar más quemados que otra cosa. Vemos desconocidos, como si te haces fan de un grupo de música y llega un momento en el que la práctica totalidad de los componentes han cambiado.

¿Qué puede hacer Gran Hermano para domar la que probablemente sea la peor edición de la historia? Pues no tengo ni idea. Que diga que me aburrí muchísimo no significa que piense que Gran Hermano la está cagando. Responsabilidad por supuesto que tendrán, y la verdad es que no sé si prefiero esto a lo del año pasado donde había demasiado intervencionismo, pero lo que está claro es que Gran Hermano no tiene culpa de que Igor no pierda los nervios en el plató, ni tiene la culpa de que a Miriam le resbale todo y sólo veamos planos de ella con la cabeza agachada mirando su whatsapp hablando con su ex pareja. Además, Mercedes Milá este año está mal. Directamente, mal. No sé si es que sus intentos de ser objetiva la han llevado a mutar hacia algo distinto a lo que es ella, pero desde luego yo, que siempre la he respetado y admirado, este año no estoy quedando nada contento. "No tienes culpa de nada" le dijo a Susana en medio de las nominaciones. No entendí el mensaje y no sé si se refería a lo que había comentado antes de la prueba, pero todo olía más a información del exterior, eso que tan prohibido está. En cualquier caso, este año Mercedes Milá va de mal en peor y sólo se dedica a decir de donde vienen todas sus colecciones de pulseras y trajes.

Mercedes Milá ya coge y mira el móvil como una jubilada

Y encima, lo más desmoralizante de cara al espectador es que todo parece muy decidido. Argi es clara ganadora y la plataforma que hay al respecto es invencible. A mí me parece bien que Argi gane, porque me gusta bastante y eso que al principio no me gustaba, pero estaría bien que hubiera algo de vidilla y de competitividad. Mirad si no la liga de fútbol española lo aburrida que está desde casi que empezó porque el Madrid ya la había tirado en las primeras jornadas. Sinceramente, lo único que creo que podría rivalizar con algo así es un escenario hipotético donde Kristian dejara a Sonia de una manera muy vistosa donde quedara él de rey del mundo, y ya de paso activara el programa de alguna manera. Con todo y con eso, sigo viendo a Argi ganadora, pero Kristian ganaría muchísimos puntos. Por cierto, Raky va a ser la cuarta, y Susana tercera.

Argi viéndose ganadora

Como veis sigo casi sin hablar de los nuevos, pero es que me dan mucha pereza. Por lo menos nos libramos de uno de ellos porque los tres nominados son Nacho, Yessica y Adrián. Teniendo en cuenta su recién adquirida condición de trillizo, creo que Adrián se irá. Por mi muy bien, que los otros dos me caen muy bien (de los nuevos diría que los que más).

Adrián ejerciendo de trillizo

Con esto concluye Gran Hermano esta entrada. Habrá que ver ahora a qué nos dedicamos, aunque todo apunta a que Sonia va a ser el siguiente blanco en las iras del público. Luego me decís si habéis bostezado tanto como yo.

6 comentarios :

  1. Exuberrubia (Nicolas Cage para los amigos)23 de abril de 2013, 14:42

    No sé como andará GH de audiencia, pero a mi me perdió hace ya varias semanas...
    Igual es el último GH de la historia? Porque como el nivel siga así, mejor que no hagan más GH... xDDD
    A mi Kristian no me gusta nada, no sé porque te gusta tanto... es un insolente y un subnormal... va de sobrado, se nota que es buena persona porque tiene cosas de bueno, pero vamos que no lo veo ni finalista... igual se le ha pegado la maldad de Sonia, pero vamos yo los echaba a los dos a la mierda...
    Y yo no sólo bostecé sino que me quedé sopa... zzzzzzzzzzzzzzzzzz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea el último GH, pero sí que estoy convencido de que se va a acbar esta nueva etapa (que lleva dos ediciones) de meter gente normal. En la siguiente edición van a meter lo más chungo y friki que se les cruce por delante, y si no verás xD.

      Pues a mí si me gusta. También pienso que hubiera hecho mejor concurso sin Sonia y que se "casó" demasiado pronto, pero me sigue gustando a pesar de que no aguante a la otra.

      Eliminar
  2. Ya te digo que me da pereza....pero todas las galas!! Después de lo de anoche creo que hoy toca otra de Haneke... jejejje menos mal que esta tu blog para amenizar esta dura agonía hasta que acabe el concurso! por cierto argi ni de coña! visto lo visto que gane Desi que aunque esté pirá con el dinero dijo que se operaría y saldría en la interviú :) ale, eso es todo lo que tengo que aportar
    fdo: criatura amorosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gane Álvaro cuando entre, será como decirle a Gran Hermano que todos los concursantes han sido un fraude xD.
      Deja ya a Haneke, por dios!!!

      Eliminar
  3. A mí no me aburrió, pero de las galas que he visto esta es la que menos me ha gustado. Se ve que ya ha perdido el efecto de novedad que tuvo las dos primeras semanas...

    Una pregunta, ¿las entrevistas suelen ser siempre así de sosas o es que justamente he visto las peores de todo el programa? Porque no me ha gustado ninguna de las tres que he visto >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente con este tipo de concursantes la Milá se pone muy Nazi, pero esta edición está tan obsesionada con lo de ser objetiva que esta siendo sosísima. Vamos, que no sabe hacerlo, y para hacerlo así yo prefiero que se ponga a dar palos, que al menos nos los pasamos bien xDD

      Eliminar