SLIDER

5 nov 2022

AURICULARES EASYSMX SLEIPNIR C06W - RESEÑA Y CÓDIGO DE DESCUENTO

 

Los auriculares Sleipnir C06W de EasySMX tienen un montón de razones para convertirse en tus auriculares de uso diario. En la reseña de hoy, analizamos en profundidad tanto sus bondades como alguna cosa que podría mejorar.




EasySMX va camino de convertirse en mi marca de periféricos gaming fetiche. Hace no mucho disfrutábamos del mando ESM-9124, que ya os digo que me está ofreciendo unas prestaciones muy por encima de lo que esperaba, y hoy tenemos los auriculares C06W, que también tienen un desempeño a su altura.


La idea de EasySMX con estos auriculares C06W, es la de diseñar unos auriculares que sirvan tanto para un uso diario laboral de oficina o similar, como para las sesiones largas de juego. Es algo que se nota en su diseño, mucho más sobrio y elegante que otros auriculares que hemos visto por aquí, y también en la duración de la batería, reina claramente de este producto y pensada, probablemente, para ajustarse a esa condición de "auriculares para todo" de la que hace gala. Si bien estamos acostumbrados a auriculares que están en torno a las 15 horas de reproducción, los C06W prometen nada más y nada menos que 30 horas tras una carga completa -en torno a dos horas-, lo cual es un elemento que marca por completo la diferencia y puede condicionar directamente su compra a su favor.


Vamos pues a ver, parte por parte, lo que se incluye en los auriculares C06W, los cuales vienen bien protegido en una caja que contiene los siguientes elementos que veis en la imagen: auriculares, receptor inalámbrico, micrófono extraíble, cable de audio, cable USB-C, manual de instrucciones y tarjeta de satisfacción de cliente.




Podemos empezar señalando, ya que vamos por partes, que el manual de instrucciones se pasa de escueto. Si bien está todo lo básico, con un diagrama con las funcionalidades de cada uno de los botones de los auriculares, sus especificaciones y las instrucciones de conexión tanto por receptor 2.4G, como por Bluetooth, como por cable, tenemos que echar en falta cierta información sobre instrucciones de carga. Estos consejos típicos, que sabemos un poco por intuición ya, siguen siendo algo necesarios como para omitirlos. En cualquier caso, mal menor.


Aprovechando que mencionamos las conexiones, decir que mi uso con el producto ha quedado sujeto principalmente a conexión 2.4G a PC mediante el receptor incluido con el producto. He probado el resto de conexiones y no he tenido problema en absoluto. El manual promete compatibilidad con PC, PS4, PS5, tablets y móviles Android/iOS, y acaba con un etc que deja abierta la puerta a prácticamente cualquier dispositivo que creas que es compatible, lo cual incluirá -y aquí me estoy tirando un triple, así que no lo toméis literal por si acaso- conexiones a Xbox o Nintendo Switch. Una vez emparejado, lo cual tuve que hacer forzando la sincronización siguiendo las instrucciones, no tuve absolutamente ninguna desconexión durante las en torno a 60 horas de testeo -dos cargas completas- del producto. Por supuesto, 0 problemas en las conexiones por cable que también se contemplan con el producto.


Entrando de fondo en los auriculares, la calidad de sonido y aislamiento está en unos niveles óptimos. No son ese tipo de auriculares que te anulan por completo del exterior, lo cual mucha gente agradecerá, y quizá esto esté relacionado nuevamente con ese diseño pensado en el uso diario más que en unos meros auriculares gaming. A destacar, también en relación con esto, que me han parecido especialmente ligeros. No quedé del todo contento con los materiales utilizados para la diadema, ya que se antojan un poco plasticosos de más, y de alguna forma tampoco quedo muy contento con cómo la diadema se integra en el casco, ya que se sienten un poco móviles y es fácil sentir algunos crujiditos en cuanto mueves un poco la cabeza. En cualquier caso, ninguno de estos problemas suponen algo tan trascendental como para pasar de una mera mención.


Los controles se hacen mediante botón, incluyendo un botón de modo utilizado para conexiones y el control del RGB, un botón para silenciar el micrófono, otro botón de encendido y una ruleta para subir y bajar el volumen, cosa que también celebro, ya que teniendo en cuenta que vamos a ir a ciegas a nuestra oreja para tocar estos botones, está bien diferenciar siempre el volumen de todos los demás. Ya que pasamos por ahí, el RGB es bastante básico, y aunque para mi gusto parece que le falta un punto de luminosidad, se acaba sintiendo como un producto muy sutil en su diseño. Quizá esta decisión esté pensada para un mayor ahorro de batería, lo cual no me extrañaría teniendo en cuenta que, y ojo con esto, los auriculares se quedan apagados en standby si no detectan entrada de sonido durante 5 minutos. Esto está pensado para exprimir al máximo esas 30 horas que promete, y como quizá algunos imaginaréis, esta feature no es tan buena, porque lo que ocurre es que, al volver a detectar sonido, tarda un par de segundos en reactivarse -lo hace silenciosamente, eso sí-. En definitiva, si pasas mucho tiempo sin escuchar nada con ellos puestos -5 minutos-, y pones algo con sonido, te perderás los primeros dos segundos de lo que estés escuchando. No es un drama, pero si sumamos que son solo 5 minutos para entrar en este standby, junto a que es una opción que no podemos modificar o anular en ningún momento, para mí acaba siendo algo netamente negativo.




El micrófono cumple su función. Digamos que es ideal para el día a día, pero que requiere un poco de esfuerzo y filtros en tu programa de streaming de turno si quieres sacar la mejor calidad posible. Es bastante bueno en cancelación de ruido, pero no lo es tanto en claridad. Con todo y con eso, mucho mejor que alguno que otro que ha pasado por mis manos, así que no toméis esto como un lunar, sino como que simplemente los hay mejores dentro del rango de precios. También muy decente en potencia, sin necesidad del microphone boost de Windows que nos ha sacado de más de un apuro. Os dará, en definitiva, buenos resultados.


Quizá, parte de sus problemas podrían haberse solucionado con incluir algún tipo de software con los auriculares que nos dejaran configurar algunas cosas, como por ejemplo toquetear algo del micro para mejor ajuste o configurar ese autostandby de 5 minutos que se antoja escaso. También es cierto que estos software de personalización suelen ser clones unos de los otros, así que para dar una sensación de ser una copia más, casi mejor que se lo hayan ahorrado.




Como no creo que tenga sentido aburriros con especificaciones técnicas, que se mostrarían aquí como un copia-pega útil para solo una parte residual de la audiencia, os invito a que entréis en su página web para leer las especificaciones concretas de los auricualares EasySMX C06W si queréis profundizar más.


La conclusión es que cumple de lejos con todo lo que ofrece. En lugar de centrarse en un sobresaliente en un campo, los auriculares EasySMX C06W son un notable en todo. A día de hoy, tiene pinta de que van a ser mis auriculares titulares solo por esa batería de 30 horas que tanto luce. Esperemos que esta batería aguante en el medio y largo plazo y siga otorgando esas largas sesiones, cosa que comprobaremos dentro de varios meses, cuando volvamos a revisar los C06W para entender cómo se han comportado con el paso del tiempo. De momento, muy contento con lo que tengo entre manos.




Podéis comprar los EasySMX Sleipnir C06 desde su página oficial. Su precio base ronda los 60€ pero EasySMX han tenido la gentileza de otorgarnos un código de descuento especial:


Código de descuento: ELBLOJ para 15$ de ahorro. 


Producto proporcionado por EasySMX para su testeo y posterior reseñado. En ningún momento este hecho ha influido a la hora de escribir las valoraciones aquí reflejadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario