SLIDER

21 sept 2022

EASYSMX ESM-9124 - MANDO INALÁMBRICO - RESEÑA (Y CÓDIGO DE DESCUENTO DE EL BLOJ)


Profundizamos en esta review las cualidades del EasySMX ESM-9124, un mando inalámbrico diseñado para PC, Nintendo Switch, iOS y Android. Además, tenemos un código de descuento especial para los lectores de El BloJ.




¡Nuevo cacharrito por El BloJ! En esta ocasión, contamos con un mando inalámbrico de la marca EasySMX, especializada en mandos y accesorios gaming que van desde auriculares y teclados hasta incluso sillas. Os invito a que echéis un vistazo y conozcáis la marca desde su propia página web oficial.


Antes de empezar con la reseña, sé lo que muchos estáis pensando. Sí, el diseño es muy llamativo, para bien y para mal. Muy divisivo, lo entiendo, pero si os digo la verdad, estoy cansado de tantos mandos negros o blancos y, por una vez, me dejé llevar por la fantasía. A mí me parece bonito, porque estoy en una fase que abraza a mi yo de 8 años, pero entiendo que es una apuesta arriesgada. En cualquier caso, es una opción, porque tenéis este mismo modelo en distintos colores y diseños, incluyendo una versión en negro y otra en blanco mucho más elegantes.


Echas las presentaciones, vamos a meternos de lleno en todo lo que ofrece este mando. Para empezar, debéis saber que las pruebas que he realizado con el mando han sido con PC, iOS y Android, dejando únicamente la conexión a Nintendo Switch por probar pero con la que, estoy seguro, no tendrá ningún problema, al ser precisamente el mando Pro de Nintendo Switch la base en la que se fija en todo momento. Echemos pues, un vistazo al contenido de la caja, la cual, dicho sea de paso, llegó con un envío muy rápido pocos días después de solicitarlo.




Comenzamos con la línea superior, y empezamos por la propia caja, con un diseño propio que venía dentro de otra caja de cartón para protegerla. A su lado, tenéis el USB Dongle 2'4Ghz para la conexión con PC, siendo este dispositivo el único opcional de la foto, y que podéis solicitar en el proceso de la compra -encareciendo el producto en 2€-. El manual de instrucciones a su derecha, que viene en español además de otros cinco idiomas, está cargado de información para acceder a todas las opciones de personalización que veremos más adelante. En la línea inferior, vemos una tarjeta de satisfacción de cliente, el cable USB tipo C de 1 metro, que sirve tanto para jugar enchufado como para cargar la batería, y el mando, que ahora mismo desgranamos en múltiples partes para que os quede muy claro de qué va la cosa.


DISEÑO, ACABADO Y CARACTERÍSTICAS INTERNAS


Como hemos dicho, en cuanto al diseño, el mando cuenta con numerosas opciones, algunas más arriesgadas que otras -como la que estáis viendo-. Todas ellas cuentan con una parte trasera y de agarre rugosas, que siempre dan un toque más premium que una carcasa meramente lisa, y permiten mejorar su agarre para largas sesiones de juego. Los sticks han sido grabados con láser emulando el mando original de Xbox, y los botones frontales gozan de iluminación LED muy llamativa. Además, el ESM-9124 cuenta con giroscopio, función gyro axis, sensor de movimiento y vibración ajustable por medio de dos motores separados, convirtiéndolo en una opción perfectamente válida para cumplir las expectativas y posibilidades de los juegos de Nintendo Switch. La disposición de botones se fija 1:1 en lo que tenemos en el mando Pro de Switch, por lo que algunos usuarios de PC pueden confundirse cuando entran en juego las interfaces de Xbox en pantalla. Volveremos con esto cuando hablemos del mapeado de botones frontales.


La batería, de 600mAh reales, promete en torno a las 10 horas de juego, y así lo he comprobado. Honestamente, puede parecer poco en comparación con otros mandos que han pasado por mis manos -y por El BloJ-, pero lo cierto es que la carga es mucho más rápida que esos mandos, con poco más de dos horas para una carga completa. Además el ESM-9124 tiene muchas más funciones en comparación a otros modelos, por lo que la combinación duración de bateria + velocidad de carga junto a todas sus funciones me parece equilibrada.


Sobre su tamaño y peso, estamos ante un mando de 211 gramos, con medidas de 15'2*10'6*6'1cm, siendo un mando significativamente más ligero que el Pro de la Switch y que el estándar de Xbox que solemos asociar con PC.

 



CONEXIONES INALÁMBRICAS


A nivel general, estoy muy contento con el mando hasta el punto de que ha pasado a ser mi mando titular para PC. Acostumbrado a jugar todavía con mandos con cable, he quedado especialmente contento con cómo el mando se ha conectado sin problemas al PC a través del dongle. No he sufrido absolutamente ninguna desconexión durante las aproximádamente 100 horas que he venido usando el mando desde su recepción. Tampoco he tenido problemas con la conexión a bluetooth de mis dispositivos móviles, ni con conexiones a portátiles que gozaban de bluetooth nativo (bluetooth 5.0).


El manual de instrucciones no recoge todas las conexiones posibles del mando ya que sólo plantea la posibilidad de conectarse en PC a través de cable, pero con el dongle no ha habido problemas. Cada uno de los botones principales supone un tipo de conexión diferente que se refleja en los leds de jugador. Home+X conecta el mando a la Switch, Home+ A busca la conexión para iOS, Home+B conecta con dispositivos Android y, finalmente, Home+Y conecta con el dongle USB de PC. El alcance de conexión es el habitual en estos productos, llegando a los 10 metros de distancia entre el mando y el receptor. Por supuesto, la conexión por cable tampoco ha dado errores y, al enchufarlo al PC, lo reconoce como un mando de Xbox 360, por lo que no me sorprendería que el mando también funcionara por cable en consolas de Xbox -esto es un triple, lo reconozco, y no dispongo de esa información-.


STICKS Y CRUCETA


Ningún problema de drifting, y las sensaciones con los sticks son muy buenas. Quizá algo duros en las diagonales, pero nada lo suficientemente significativo como para considerarlo como algo negativo. En cualquier caso, fuera caretas, sigo diciendo que es estúpido decir que un mando no tiene drifting cuando tiene pocas semanas de vida, por lo que es mejor que esperéis a que, dentro de varios meses, le hagamos la reseña sobre cómo se ha ido comportando a lo largo del tiempo. En cuanto al diseño, como hemos dicho, tiene un acabado en láser que mejora el agarre y la sensación con los dedos. Por supuesto, ambos sticks cuentan con botones clickables como viene siendo habitual en cualquier mando de sticks analógicos.


La cruceta, como prácticamente el resto de botones del mando, está claramente inspirada en la que tenemos en el mando Pro de Nintendo Switch. Se trata de una cruceta más que solvente, de única pieza que se aleja de esas ruidosas crucetas que encontramos en otros mandos. He jugado varios juegos que invitaban al uso de cruceta, y las sensaciones son muy positivas. Llevamos años buscando una cruceta óptima y lo cierto es que las más simples, de única pieza, para mi gusto son las que mejor acaban funcionando.




BOTONES FRONTALES


El mando cuenta con los cuatro botones especiales que tiene el mando Switch Pro y que intercambian funciones al ser conectados a otros dispositivos. Estamos hablando de los botones Start, Select, Captura y Home, que además de cumplir las mismas funciones para las que fueron diseñados los de Switch, llevan a distintas acciones dentro del mando que veremos más adelante.


Más importancia tienen los botones principales Y, X, B y A, que como hemos dicho tienen iluminación LED de colores -desactivable-. A pesar de que su funcionamiento y tamaño son óptimos, he de decir que me han parecido un poquito más ruidosos de lo deseable. Quizá algo saltones. También tenemos que señalar que estos botones están diseñados siguiendo el mapeado de interfaz de Nintendo Switch que, como algunos sabréis, es justamente el contrario al que tenemos en Xbox, mando que, como ya he dicho, está inequívocamente asociado a ser el mando estándar de PC. Esto implica que, al conectar el mando y ser detectado este como un mando de Xbox, los juegos sigan mostrando la interfaz para Xbox y no se adapten a la disposición de Switch que tenemos en el mando. Ahora bien, probablemente en un esfuerzo por controlar esto, las luces led de colores de estos botones sí que respetan la disposición de colores de Xbox, por lo que si en lugar de asociar botones a acciones asociamos colores, este problema estará solventado. Todo esto, dicho sea de paso, es un problema muy menor para aquellos que ya estamos familiarizados con los mandos y disposiciones estándar, pero puede ser una notable barrera para quien coja un mando por primera vez, al no corresponder lo que se ve en pantalla con lo que hay en el mando.




GATILLOS Y BOTONES SUPERIORES


Los llamados "shoulder buttons" y los gatillos, denominados en este mando como botones L, R, ZL y ZR, también se inspiran directamente en los del mando Pro de Nintendo Switch. Aunque se sienten de gran calidad, los ZL y ZR se me antojan un poco duros y con un recorrido algo corto. Esto es especialmente palpable cuando llevo tanto tiempo acostumbrado a mandos de Xbox, cuyos gatillos vienen a rozar la perfección en recorrido y sensaciones. Los botones L y R en cambio son muy silenciosos, y no parece que vayan a presentar grandes problemas de encasquillamientos y similares. El tacto es bastante suave en los cuatro botones, ofreciendo una experiencia bastante reconfortante en la parte superior del mando.




BOTONES PROGRAMABLES


Los botones traseros M1, M2, M3 y M4 son uno de esos grandes añadidos que sin duda otorgan un montón de puntos adicionales a este tipo de mandos. Son las denominadas macros, botones extra que se asocian a otros botones o combinaciones de botones, y que se programan desde el mismo mando. En este caso, los 4 botones -separados en dos piezas cuyos laterales son presionables- gozan de bastante dureza, sabiamente, con el objetivo de no producir pulsaciones indeseadas por su delicada ubicación.


Estos botones programables funcionan muy bien para personalizar el mando, pero sobre todo para facilitar determinadas combinaciones de botones y transformarlas en un sólo botón. Basta con pulsar uno de los 4 botones programables, que funcionan como ranuras a rellenar, y luego mantener pulsados los botones que se deseen para juntarlos bajo el botón de macro ahorrándonos la doble pulsación. Otra opción que siempre menciono, es asignar botones sueltos a estos botones extra traseros, con el fin de preservar la vida útil de los principales. En definitiva, cuatro botones adicionales que potencian las posibilidades del mando, y que cada vez agradezco más, hasta el punto de sentirme incómodo si no se encuentran presentes.




FUNCIONES ESPECIALES


El EasySMX ESM-9124 destaca por su personalización y opciones adicionales. Algunas de las más interesantes son las de poder gestionar la luz LED desde el propio mando, con hasta 4 niveles de iluminación incluyendo la posibilidad de apagarlo por completo, el cambio entre Dinput y Xinput con la conexión por PC, la posibilidad de activar el modo turbo y asignarlo a cualquiera de los botones principales del mando o la personalización de la intensidad de vibración con cinco posiciones distintas con feedback desde los leds de jugador del mando. Todas estas opciones desde el mismo mando, y sin tener que salir a ninguna configuración adicional en el juego ni en ningún programa de software adicional.


En general, se nota un esfuerzo por dar un feedback al jugador a la hora de establecer todas estas opciones especiales, los botones programables y los métodos de conexión, en lugar de hacerte tocar botones siguiendo unas instrucciones y no saber en todo momento cómo está reaccionando el juego. Es digno de agradecer esa preocupación en el diseño.


CONCLUSIÓN


Como siempre os digo, siempre me parece pronto para daros un veredicto sobre un mando. Son objetos que de primeras suelen funcionar bien, pero que no es, hasta pasados unos meses, que tiene sentido hablar sobre su rendimiento. Esto no quita para que las sensaciones sean muy buenas, y como digo, es muy significativo que este mando se haya convertido a día de hoy en el mando que utilizo. Dentro de varios meses, publicaremos una entrada que repasará cómo se ha ido comportando el mando y si sigue tan bien como de momento está funcionando.


-Podéis comprar el EasySMX ESM-9124 desde la página oficial de EasySMX siguiendo este enlace, a un precio de 34'99€. Sin embargo, EasySMX han tenido la amabilidad de concedernos un código de descuento del 14% introduciendo el código elbloj14 en la página de compra.


-Otra opción de compra que tenéis es la de comprarlo por Amazon España siguiendo este enlace.




Muestra de producto entregada por EasySMX. En ningún momento este hecho ha condicionado las opiniones reflejadas en esta reseña.

1 comentario :