SLIDER

martes, 30 de noviembre de 2021

PEGGLE 2 - ANÁLISIS

Volvemos a encontrarnos.




No sé hasta qué punto PopCap Games (Bejeweled, Plants Vs Zombies) era consciente de lo que tenía entre manos cuando inició la saga Peggle allá por 2007. Probablemente con el público más casual en mente compartiendo nicho con Bejeweled, se lanzó un juego que empezó a llegar al corazón de todos los jugadores e incluso desarrolladores, como demostró la afirmación pública por parte de Valve de que pasaban ratos muertos en sus oficinas jugando al juego. Tras varias entregas especiales llegaba Peggle 2, que más allá de un buen juego nos dejó uno de esos momentos memorables con el anuncio de su lanzamiento en el E3 de 2013.




Si jugamos a Peggle 2 sin contexto tendremos el mismo gran juego de siempre. Una base casual para un juego mucho más técnico de lo que cabe esperar, y que no tiene reparos en ofrecer refuerzos positivos tanto auditivos como visuales para generar unos niveles de adicción envidiables. Sin duda, esta interfaz y sonoridad son una parte fundamental de un juego donde resistirse a echar una partida más es tarea de héroes. El problema está en que venimos de demasiadas subentregas, spin offs y ports, y al llegar a este Peggle 2, que por numeración claramente parece anunciar un salto, lo que acabamos teniendo es más de lo mismo sin grandes novedades. Es verdad que si la fórmula funciona tan bien, poco tenemos que cambiar, pero quizá esperaba más en términos de presentación y ejecución que una mera continuación que bien podría haber adquirido otro sobrenombre como el resto de spin offs. También quedé algo descontento con el reparto de personajes en relación al Peggle original, además de que no acabé de ver con agrado como los personajes favoritos de la primera entrega quedaban relegados a DLCs de pago, contrastando todavía más con este nuevo elenco de personajes unidos a poderes especiales que aquí no dan tanta sensación de efectividad.




En cualquier caso, los niveles sí que están bien diseñados y se nota que se ha evolucionado y aprendido al respecto. se apuesta por la creatividad en lugar de ir aumentando la dificultad, cosa de la que pecaba un poco el Peggle original rozando el aburrimiento en los compases finales por apostar por tiros un poco imposibles. Los retos entre niveles de Peggle 2 también componen una parte importante del juego, y le dan ese dinamismo del que fácilmente hace gala.




Aunque no hay una sensación de evolución ni de secuela, Peggle es tan bueno que por mucho que PopCap explote la franquicia -con una Electronic Arts detrás, que también ayuda a esto- se sigue sintiendo como algo fresco de lo que es difícil escapar.




No hay comentarios :

Publicar un comentario