SLIDER

lunes, 15 de noviembre de 2021

ESPECIAL BASURA DE STEAM - MICROANÁLISIS DE MIERDIJUEGOS

Pues a ver. Como anuncié hace unas semanas en el Diario de un GordoCheetos #26, llevo un tiempo jugando a mierdijuegos con el objetivo de sacar cromos de Steam y fabricarles las insignias para que desaparezcan de mi inventario -recordemos que estos cromos no se pueden vender-. El problema está en que he monopolizado el Diario de un GordoCheetos con un par de microanálisis de estos juegos ultimamente, y la verdad, no estoy muy contento con la decisión.


Por ello, aquí estoy, en esta entrada especial que viene a reunir todos los microanálisis de esos juegos en un solo lugar, para no convertir El BloJ en una montaña de mierda. Perdón por tanta palabra malsonante, pero entenderéis que están a la altura de los juegos que se vienen a continuación.  Recordad que todo esto se debe a mi intento de limpiar mi inventario de cromos de Steam sacando los de estos juegos para fabricar las insignias y que desaparezcan. Dicho esto... ¡Empezamos ya!




Gnarltoof's Revenge es un juego de nombre complicado, igual para intentar evitar el ban de Steam. No lo consiguieron, porque el juego fue eliminado de la tienda junto a otros tantos. Estamos ante un juego de acción, si es que podemos decirlo así, donde manejamos a una rata humanoide que va pegando navajazos a todo lo que se le cruza por delante. Vamos, como la feria de Albacete. Un sonido como para pegarse un tiro, y unos gráficos que hasta el Pong supera.



Hay juegos de mierda que están aquí porque directamente no hay juego, y hay juegos de mierda que están aquí porque son realmente malos. Es el caso de Brilliant Bob, aunque bueno, es una mezcla de ambas posibilidades, y la verdad, si me preguntáis qué prefiero entre poner un juego que directamente no tiene nada o poner un juego como Brilliant Bob donde hay algo pero es tan malo, prefiero lo primero. Estamos ante un plataformas en 3D que en imágenes estáticas parece que puede ser un suspenso sin más, pero que a los mandos se convierte en material de pesadillas. Botones que no responden, mecánicas rotas que te dejan vendido y un montón de desprogramación. No es un error en la ficha final que la jugabilidad tenga un 0. ¿No os parece suficiente? Meted todo esto en un juego que quiere ser difícil y frustrante. Spoiler: lo consigue.



Cuidado con Devils Share que teniendo en cuenta las puntuaciones que se van a ver en esta recopilación igual estamos hablando del GOTY de esta entrada. Estamos ante un FPS, por llamarlo de alguna manera, con el terror como excusa para plantar un juego que tiene la generosidad de llevarte de la mano alrededor de su único nivel. Si no fuera por el spawn en tu espalda casi continuado de los enemigos, los cuales lucen una falta alarmante de animaciones, incluso podría haber rascado medio puntito más. No me puso la gráfica al 100% ni se me puso a minar criptomonedas ni nada. Hay que agradecérselo.



Fiends of Imprisonment. Otra entrega de la trilogía Zatwor, concretamente la tercera. Me perdonarán si me he saltado la segunda parte. Imagino que es difícil seguir la trama y que he perdido muchísimo por el camino, pero sobreviviré. Nuevos niveles para una vieja frustración. Mismos gráficos. Más corto. Eso último en el fondo es algo muy bueno. Vamos, que igual de malo que la primera parte.



Galactic Hitman es un juego que visualmente hasta me llegó a impresionar. Impresionar en estas ligas, no estamos ante un Horizon: Zero Dawn, no. Hablamos de un FPS donde, al disparar, el reflejo de tu láser se muestra en las paredes impolutas de la nave donde estás. Me dicen que es Ray Tracing y me lo creo. Una pena que el juego sea una basura como pocas, casi injugable, por esa extraña decisión de plantar habitaciones repletas de enemigos que te disparan nada más aparecer en pantalla, e incluso a veces sin eso. Bueno, he dicho decisión, pero dudo que hubiera un momento en el "desarrollo" de sentarse a plantearse decisiones. Total, que el juego se ve bien para lo que es esto, pero que lo que he dicho y el hecho de que todos los niveles sean exactamente iguales, no le ha ayudado para destacar entre la mierda. Repetimos nota.



Si ya de por sí esta entrada es una recopilación de basura infame, lo que tenemos a continuación es una recopilación dentro de la recopilación, porque me niego a dedicar un apartado a cada uno de los juegos que componen la saga de GooCubelets. Voy más allá, podéis echar un vistazo a la review del primer GooCubelets y transportar esas impresiones a el resto de entregas de la saga. Vais a ver una puntuación común para todos en la siguiente ficha, pero en mi caso, estamos hablando de GooCubelets 2, continuista con el anterior pero especialmente impreciso (2.5), GooCubelets: The Algoorithm, que añadía un explicable momento de carga previa entre niveles que hacía todo más frustrante (1.5), GooCubelets: OCD que siguió la senda del anterior (1.5) y GooCubelets: The Void que al menos se acercaba algo más a los primeros. Aparecieron más en la saga antes de que Steam sacara el martillo del ban sobre Zonitron, pero gracias a Dios no están en mi poder. Por si os lo estáis preguntando, no, no completé todos los juegos de principio al fin. Me gusta la mierda, pero no los empachos.




Invasion es quizá uno de los mejores títulos que vais a ver aquí. Tampoco nos emocionemos, pero por lo menos es uno de los más jugables. Una invasión alienígena que en el juego se traduce como niveles con hordas donde nuestras posibilidades de supervivencia dependen directamente de la suerte que tengamos con el spawn de los enemigos, que no tienen en piedad de aparecer encima de nosotros quitándonos media vida. Varias armas totalmente descompensadas donde las más caras son las peores, y un upgrade de las mismas a golpe de pago en dólares. Una hora de lo que se supone que debería ser diversión que sorprende con un viraje final hacia el shoot 'em up que le da un extra aunque sea por sorpresivo.



El último juego basurero también pertenece a Zonitron. Estamos hablando de They Came from the Moon. En esta ocasión parece que hay un intento de juego con un puzle tipo Lemmings de guiar a unas criaturillas hasta la salida, pero la ejecución es incluso más desastrosa de lo que veíamos en juegos como GooCubelets. Niveles donde tendremos que plantar una especie de trampolines que a veces hacen una curva y a veces otra, según le apetezca al juego. A todo ello se le suma un apartado visual especialmente deficiente. Vamos, que ni con un poco de voluntad se salva.



Y con ese último título cerramos este especial de basura motivado por la obtención de cromos de juegos a los que no quería dedicarles un rincón en mi BloJ. Sí, mi misión final de limpiar el inventario fue completada, pero -tal y como debí hacer desde un principio- tan sólo dejé el resto de juegos en segundo plano. Si me atrevo a jugarlos alguna vez habrá segunda edición de este "especial", pero huele a que no. En cualquier caso, podemos obtener una moraleja de todo esto: no seáis como yo.

5 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento, he dejado de leer al segundo micro análisis. Estos juegos no aportan nada, entiendo que el único motivo por el que te molestas en publicar sobre ellos es como advertencia ante incautos que pudieran tener la tentación de darles una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer los dos primeros xDD. Bueno, sí, realmente advertencia ninguna porque no hay que ser muy listo para darse cuenta de que poco hay que hacer con esos juegos, pero más allá de eso también está el factor de que planto un análisis a absolutamente todo lo que juego. Tómatelo como un diario de juegos!

      Eliminar
  3. Creo que me alegro de no conocer ninguno jajajaja

    ResponderEliminar