SLIDER

martes, 7 de septiembre de 2021

IN BETWEEN - EL INDIE DE MANUAL

Toda tu vida pasa por delante de tus ojos antes de morir: el videojuego.


Nos detenemos hoy en In Between, un juego desarrollado por Gentlymad que salió en 2015 en un género donde lo indie es el rey: puzles con toques de plataformas en 2D. Un juego que pasó bastante desapercibido por salir en un momento donde el género estaba colapsado, y donde In Between tampoco tiene esos aires distintivos que le hicieran sobresalir por encima del resto, pero que una vez puesto en marcha no deja de ser un decente juego con una interesante presentación.


Estamos ante un juego atmosférico que nos presenta la historia de un protagonista en sus últimos momentos de vida. Así, estaremos en una especie de limbo donde repasaremos todos los acontecimientos que han acompañado a nuestro protagonista durante años y que para nosotros se verá reflejado en un apartado artístico llamativo -mucho mejor en movimiento que en las capturas que acompañan a este análisis- pintado a mano y en 60 niveles en forma de puzles que jugarán con la gravedad dentro de un cerebro que no entiende de leyes de la física. Además, estos niveles se dividen en pequeñas etapas que corresponden a distintas épocas de la vida de nuestro protagonista y que servirán como excusa para retorcer estas mecánicas aportando nuevos elementos a los puzles.


A poco que hayas jugado juegos independientes de puzle+plataformas sabrás cómo es In Between, y diría que hasta puedes decir que ya has jugado a In Between. Los puzles están bien integrados, y esa dificultad que en lugar de ir incrementando se va diversificando metiendo nuevos añadidos es lo que definitivamente hace que el juego sea recomendable. Sí que es cierto que tiene esa sensación continua de que algunos puzles se pueden romper haciendo determinadas pillerías, pero en el cómputo global es un juego bien resuelto que, como digo, probablemente ya habrás jugado de alguna forma con anterioridad. En lo único en lo que le encuentro un plus en en su presentación, con ese extraño menú dentro del menú tan oroginal que incluye un mensaje y con determinados juegos de efectos en esos interludios que, sinceramente, no esperaba en un juego que cumple esa extraña rareza que a veces nos encontramos en este tipo de juegos: un juego feo con una presentación visual bonita.


Poco más podemos añadir a un juego al que le falta brillo y pulido, pero que tiene buenas ideas, o como mínimo buenas intenciones. Levemente por encima de la media.

No hay comentarios :

Publicar un comentario