SLIDER

lunes, 6 de septiembre de 2021

SCHOOL YEARS (初恋日记)

China, qué hermosa eres.


School Years es una visual novel que hizo algo de ruido tras su lanzamiento en 2019 con un planteamiento bastante clásico pero con una presentación bastante dinámica, cosa que siempre agradezco. Lanzada por el estudio Years, de procedencia china y con la promesa de sacar un DLC que funcionará como episodio 2, lo que acabamos teniendo es una visual novel de un tema tan común, como es el del enamoramiento adolescente durante el curso escolar, pero en un contexto no tan común en el mundo de los videojuegos, como lo es la sociedad china. Es este valor lo que le da el plus a una visual novel que en sí misma se hace algo aburrida, pero que se ve como algo diferente. La explosión de  videojuegos procedentes de China otorga esa vertiente más exótica que hace que nos acerquemos con un pretexto de curiosidad más acentuado.


Si School Years es un juego que no me ha acabado gustando es por dos cosas. La primera, y es importante decirlo, mi dificultad para afrontar las visual novel. En la lista de juegos analizados podéis encontrar ya varios juegos de este género tan de nicho, con puntuaciones muy variables pero que tienden a lo negativo. La segunda, que su duración es excesiva, colocándose cercano a las 10 horas y potenciando así todos los aspectos negativos que el juego deja entrever de vez en cuando. En cualquier caso, si sois de los que devoráis visual novels, probablemente encontraréis en School Years un digno representante. Y es que no nos engañemos, los valores positivos del juego de Years están ahí. En lugar por apostar por imágenes estáticas, que también se producen, hay gran cantidad de escenas animadas con modelados 3D, que además son acompañadas por una narración doblada en todas y cada una de las líneas durante su larga duración. También, como mencionaba con anterioridad, existe un dinamismo que te llevará a hacer mucho más que pasar las líneas de diálogo con un botón. Te tocará resolver problemas del día a día de un estudiante de instituto, con problemas matemáticos y representaciones teatrales entre otras cosas, y tendrás que tomar decisiones que cambiarán el destino de los protagonistas.


Es aquí donde empezamos a entrar en terreno pantanoso, y es que sus bondades acaban transformándose en su gran enemigo. Las bonitas imágenes acaban repitiéndose hasta la saciedad, en un juego ya de por sí muy largo, convirtiendo algo que te llama la atención por lo técnico dentro de este género en algo que vas a ver infinidad de veces. Menos justificación tiene que el tiempo que se deja para tomar decisiones es ridículo. Estamos hablando de unos 3-4 segundos para leer las opciones y decidir, por lo que no serán pocas las veces en las que no responderás a tiempo. Si además a esto le unimos que pasaremos largos periodos pulsando un botón para avanzar en los diálogos, School Years acaba convirtiéndose en un juego donde más que elegir lo que realmente quieres, celebras que hayas podido siquiera elegir.


Su larga duración es su único problema, haciendo que se disuelvan sus cosas buenas como una aspirina. Se siente que hay mucho relleno, que se le dan vuelta a las mismas situaciones una y otra vez entrando en bucles de diálogos eternos. Puede que no sea el target de estos juegos, pero no hay que ser un experto para detectar sus problemas. Si en cambio, piensas que es un juego para ti, probablemente no te defraude, porque da justo lo que propone con una presentación, para mí, sorprendente.



2 comentarios :

  1. Para mi puede ser más negativo el hecho de tener que decidir rápidamente que vas a hacer, especialmente en la lengua de Shakespeare, que tardo más en traducir, por lo demás no lo veo tan mal, pero claro, yo soy habido consumidor del género, entonces no me molesta, ni los temas, ni la duración, es más, hay hasta VN dos o tres veces más largas, así que dependerá de los personajes y como se trate la historia, si me mola o no.

    Igualmente, buena reseña, un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, sé que como visual novel tampoco es una duración muy exagerada. Quizá me expresé mal, lo que quería decir es que su larga duración hace que se le vean mucho más las costuras.

      A ver si te animas y, como consumidor del género, nos cuentas qué tal.

      Eliminar