sábado, 5 de octubre de 2019

EXORCISE THE DEMONS - MARCAS BLANCAS Y VIDEOJUEGOS

Keep talking and all the demons explode.



Corría 2015 cuando veía la luz Keep Talking and Nobody Explodes (KTANE). Un juego único, que sintetizaba en un producto digital las bondades de un juego de mesa con la particularidad de la aleatoriedad que permitía tener un juguete infinito, y digo juguete porque más que el típico juego de mesa de tropecientos euros con cartas y un manual de instrucciones kilométrico, KTANE era un juguete que bien podía salir como un anuncio mañanero de campaña de navidades. Un juego cooperativo, donde uno leía un manual de instrucciones de desactivación de bombas sin que se le permita mirar la pantalla, mientras el otro luchaba por describir lo que veían sus ojos. Risas y enfados por igual.

Es extraño, porque al juego le fue sensacionalmente bien, pero pocos, por no decir ningún clon, le ha salido a aquel juego. Igual es mi desconocimiento el que habla, pero no recuerdo un sólo juego que tomara esas ideas. Tan sólo un particular modo en Rise of the Tomb Raider se me viene a la mente. Y así, llegamos a Exorcise the Demons.


Exorcise the Demons es un juego de Midnight Games EIRL que viene a ser KTANE con demonios, con un rendimiento terrorífico, una interfaz sacada de una pesadilla televisiva de los años 90 y un planteamiento extremadamente amateur. Me parecía imposible decir todo eso de algo que simplemente imita a KTANE, pero la sensación de subproducto se percibe desde el primer segundo.

El planteamiento es simple: un jugador lee el libro de instrucciones que contiene los rituales adecuados para prepararse para una batalla final contra un demonio. el otro jugador tendrá que, entre otras cosas, averiguar el nombre el demonio, hacer sacrificios, encender velas, seleccionar constelaciones y más tareas ante un número bastante reducido de posibilidades de las que le irá diciendo el compañero. Una vez haya hecho esos ritos, tocará ir a la plataforma central y enfrentarse al demonio, en una animación macarrónica que nos dirá si hemos tenido éxito o si no.

La teletienda ha llegado a Steam

Todo ello, repito, en un juego que se ve feo de narices, que tiene como "excusa" un modo historia que de alguna manera va hilando los distintos niveles sin más. Es feo al ojo, y es feo a tu PC, el cual tendrá serios problemas para lidiar con uno de los peores rendimientos que te puedes echar en cara. Podría haber pasado sus enormes problemas técnicos, pero todo se hace añicos cuando muchas partes de los ritos no son aleatorias, y se repiten una y otra vez, convirtiendo a KTANE en una joya todavía más a valorar.


Su factura amateur va más allá cuando presenta traducciones hechas por medio del Google Translate, o por las pocas opciones de configuración que no incluyen, ni siquiera, invertir el eje Y del ratón. He de decir, eso sí, que el libro de instrucciones donde consultar los rituales está bien diseñado y está bien estructurado.


En cualquier caso, no merece la pena, por mucho que os atraiga la idea. Creedme, soy un adorador de KTANE y tenía muchas ganas de probar Exorcise the Demons. Ni siquiera esperaba nada de él y me hubiera valido con un clon barato, pero es un juego que tiene demasiados demonios con los que lidiar y pocos exorcistas dispuestos a ayudar.


Copia de prensa proporcionada por Midnight Games EIRL. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

5 comentarios :

  1. Pues estaba ese juego sobre desactivar una bomba casera,donde tu(el sujeto que tenía la bomba enfrente de la pantalla)tenías que hablar por telefono o chat con el experto antimbombas(el sujeto que tenía el manual).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es el juego del que hablo en todo momento en el análisis, el Keep Talking and Nobody Explodes. Grandioso juego, vaya que sí, pero éste... uf :(

      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. "...y pocos exorcistas dispuestos a ayudar" ¡Mira! Se me pone chulito encima. Y eso que ni si quiera ha mostrado su agradecimiento al conejillo zombi de indias al que engañó para probar semejante truño.

    "En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho." Creo que ha quedado claro con ese 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que te utilicé como un objeto una y otra vez durante horas, pero yo creía que te iba a gustar el juego xD.

      Eliminar
    2. Desde luego sacaste al demonio que hay dentro de mí.

      Eliminar