sábado, 18 de mayo de 2019

GRIS - ¿SON LOS VIDEOJUEGOS UN ARTE?

Gris es el primer juego de Nomada Studio, y bajo el siempre fiable sello de Devolver Digital nos trae un ejemplo de videojuego donde, como muchas veces digo, la parte de "vídeo" está en mayúsculas. Los juegos contemplativos llevan ya tiempo entre nosotros. Hace no tanto eran impensables, pero a día de hoy suponen una vertiente alternativa que da mayores razones a aquellos que defienden los videojuegos como arte. Gris es uno de los máximos exponentes.



Porque no es difícil saber que los videojuegos son un pilar muy importante de mi vida. No concibo una vida sin ellos y cada vez me siento más orgulloso de ello, y sin embargo, si alguien me preguntara si los videojuegos son arte, muchos diríais que mi respuesta sería afirmativa cuando he de deciros que os llevaríais una sorpresa. No, no considero los videojuegos como un arte bajo la definición de arte como tal, y a la misma vez sí, pero haciendo trampas. Considero a los videojuegos una suma de todas -alguna excepción- las artes existentes, pero no un arte por sí misma. ¿Es la suma de varias artes un arte? Sí, y no, porque cada una de las artes "oficiales" es arte por sí misma sin depender del resto, pero de nuevo considero los videojuegos un lienzo donde poder fusionar -casi- todas las artes, o donde adaptar las artes a un nuevo tipo de soporte.


Quizá por esta percepción un poco conservadora, este tipo de juegos contemplativos no me gustan tanto como al resto. Más de uno habrá bajado y ya habrá visto la puntuación baja en relación a los análisis que podéis encontrar en cualquier otro medio, y he de decir que mi puntuación incluso ha sido generosa y he redondeado hacia arriba, porque honestamente considero que el trabajo en Gris es muy bueno, al menos en lo que apuesta.

Una puntuación es algo muy subjetivo, y la tendencia es eliminar ese número que aparece en un análisis ya que es todo muy relativo. Tengo especial fama de ser muy duro, es mi marca personal y también estoy orgulloso de ello, no os voy a engañar. Tras años y años tan sólo un juego ha alcanzado en esta web el 10, y que un juego llegue al 8 es una verdadera hazaña. Por supuesto no voy a descubrir la pólvora a estas alturas, pero son muchos los que agradecen este sistema tan estricto que hace que cada vez que un juego llega al 8 se disparen las alarmas de "ojo con este juego". Creo que he conseguido esa sensación entre mis lectores y creo que es muy útil de cara a expresar la opinión final.

Todo esto viene porque, cuando veis una puntuación en uno de mis análisis es en realidad una valoración de mi grado de satisfacción, una valoración de mi tiempo con el juego. Por supuesto que Gris merece artísticamente una nota superior, y como producto, no me cabe la menor duda, pero lo que estoy evaluando en ese 6 es mi grado de satisfacción a la hora de ponerme a los mandos. Es algo extremadamente subjetivo que tiene pequeños tintes de objetividad a la hora de valorarlo.


¿Dónde falla Gris? Prácticamente en nada. ¿Dónde brilla Gris? Únicamente en su aspecto visual, y, ojo con esto, no me enamoró tampoco en ello. Eso sí que es personal, porque es preferencia al nivel de "me gusta más el amarillo que el rojo". Gris es la muestra definitiva de juego contemplativo. Un juego de plataformas con pequeños puzles pero que simplemente te invita a disfrutar del arte de Conrad Roset. En Gris hay que mirar, pero no jugar demasiado.

Me he enfrentado a varios de estos juegos, aunque quizá no tanto como la apuesta directa de Gris por lo visual. Mis resultados han sido muy dispares. Hace poco veíamos el caso de Rime, un juego que también apostaba por la relajación y la potencia visual, pero que se ganó un lugar en mi corazón. En cualquier caso, la interactividad en Rime es extremadamente superior a este Gris donde nos limitamos a dar algunos saltos de vez en cuando. Y aquí está lo curioso: he jugado a muchísimos juegos -no me meto ya ni en walking simulators- que son menos interactivos que Gris, pero ninguno me ha dado tanta sensación de ausencia como Gris. Secciones de plataformas, alguna parte de físicas pero poco más. En Gris hay un minimalismo en jugabilidad acorde al minimalismo de sus menús y en su propia historia.


Pero al igual que Gris centra todos sus esfuerzos en lo visual, no es justo detenerse en las ausencias jugables evidentes que tiene el juego. Lo bueno de Gris es que no engaña, y es difícil imaginar a alguien pidiendo un reembolso por él ya que ofrece exactamente lo que puedes esperar. Yo sí que quedé defraudado, porque las críticas son tan extremadamente positivas que esperaba un algo, un giro, una razón que vaya más allá de lo bonito del juego, pero es inexistente. Probablemente el problema sea mío por pedirle un gratinado de queso a una tostadora de pan, pero no puedo obviar que Gris me decepcionó en muchos aspectos.


18 comentarios :

  1. A mi me parece un juego bonito a nivel estético, nada más. Más allá de los hermosos gráficos que me hacen detenerme a contemplar el paisaje, no encuentro otra cosa que lo haga destacar del resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justo lo que me falta, un giro jugable, una idea por pequeña que sea que justifique a Gris como videojuego más que como experiencia audiovisual.

      Eliminar
  2. "Sí, y no, porque cada una de las artes "oficiales" es arte por sí misma sin depender del resto".
    ¿El cine no seria una mezcla de literatura y musica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No acabo de verlo yo así. Entiendo tu punto de vista, pero si juntas literatura y música no te sale una película, te queda ese extra que es la imagen, que es lo que da sentido al cine. Además, tal y como digo es arte por sí mismo ya que no depende del resto. Aunque nos pueda parecer raro se puede hacer cine sin música, y también sin literatura. La película seguiría siendo película incluso sin esos elementos. Si nos centramos en "literatura" en el sentido de necesitar un hilo argumental o algo así, incluso la pintura también tendría mucho de literatura.

      Esos mismos argumentos de alguna forma podrían valer para los videojuegos como arte. Entiendo la postura. Sustituyendo en el ejemplo del cine lo que te he dicho de que incluye esa imagen, los juegos podrían añadir ese "control del jugador" como elemento diferenciador, pero con todo y con eso sigo viéndolo más como una suma de artes que un arte en sí mismo. No sé si me estoy explicando lo suficientemente bien.

      Gracias por comentar ^^

      Eliminar
  3. Pues mira que me llamó bastante la atención en su día, pero cuando suenan tantos elogios en juegos de este tipo me huele raro. Seguramente lo acabe probando, como muchos de estos juegos contemplativos xD A ver, peor que el Proteus no será x'DD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me he atrevido con el Proteus a pesar de tenerlo xD. Otro punto que no he incluido en el análisis es el de la facilidad que tenemos para otorgarle altas puntuaciones a juegos españoles por nuestro orgullo, que está bien hasta cierto punto. No parece el caso de Gris porque ha habido unanimidad a nivel internacional.

      Eliminar
  4. Aunque estoy de acuerdo contigo en que los videojuegos no son arte, en mi opinión no son arte aún. Que sea una mezcla de otras artes no me parece que lo invalide porque lo que sale es algo distinto que va más allá de la suma de las partes, algo indivisible. Además, hay otras como el Cómic, el noveno arte, que tiene su parte de escritura y de dibujo y ni está en la literatura ni está en la pintura. Por último, el videojuego tiene una característica propia y distinta a las otras artes y es la interactividad.

    En mi caso no considero el cómic como arte porque en mi opinión aún no ha llegado a una excelencia que sí tienen el resto de las artes. Obras que trasciendan el sector y sean universalmente reconocidas. Puedes encontrar la Fotografía de Frank Kappa o los cómics Maus, Watchmen o El incal, o Ciudadano Kane, Ran o El Séptimo Sello. Todas ellas de artes "nuevas" pero todas con obras maestras indiscutibles en sus más de cien años de vida.

    Creo que el videojuego aún no ha llegado ahí pero es que no tiene ni la mitad de tiempo y aún está cambiando y transformándose. Creo que algún día llegará a serlo porque tiene algo que las demás artes no tienen y es la interactividad y creo que es eso lo que lo hace único y le da posibilidades infinitas. Pero aún no. Todavía creo que es un producto industrial que tiende a convertirse en un arte pero que le falta crecer y madurar y tener Obras Maestras. En mayúsculas. Que muestren la madurez del videojuego y que lleguen más lejos y cuenten más que las otras artes, o al menos igual.

    En definitiva, que estoy de acuerdo contigo y he llegado a esa conclusión aunque por otros caminos.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estamos en una posición similar. Lo mío no es un no rotundo como he dicho, pero me falta esa división con respecto al resto de artes. Se me ocurre extremadamente simplista pero que quizá ayude a entender mi punto de vista. ¿Es la macedonia fruta? Podemos decir que sí, pero por ser una suma de varias frutas que individualmente son, evidentemente, frutas. La macedonia en sí misma no es una fruta, pero aporta una combinación de sabores que lo convierten en algo distinto. Yo por ejemplo detesto el plátano, pero en la macedonia me lo encuentro y me lo como. Ésa es, un poco gilipollesca, la idea detrás de mi percepción de videojuegos como arte.

      Si cogemos las 7 artes clásicas podemos fácilmente y de manera brusca entenderlas dentro de un videojuego. La arquitectura y escultura dentro del propio modelado 3D y si me apuras programación, la pintura para su diseño artístico y apartado visual final, la música, que se explica sola, la poesía/literatura para narrar un hilo argumental y el cine para aunar un poco todo esto a través de fotogramas. No iba mal encaminado el comentario anónimo anterior que señalaba el cine como también una mezcla de artes, aunque como le dije aporta la imagen como un extra diferenciador. La danza sí que quedaría excluida en esta macedonia de artes.

      Sobre lo que comentas, sí, hacemos bien en exigirle trascendencia a algo como los videojuegos antes de definirlo como arte. Tal y como dices los videojuegos se han posicionado siempre desde un punto de vista más industrial, centrado en la comercialidad. Todavía no hemos llegado a ese punto donde los juegos se hacen por amor al arte, aunque grandes juegos con suculentas pérdidas podrían decir lo contrario. Tampoco creo que estemos muy alejados de ello.

      Ahora bien, mencionas la trascendencia y la universalidad del sector pero por ejemplo el cine, que vio la luz en 1895 y más presentado como un truco de magia que como un arte más, alcanzó el estatus de arte en 1911. Eso son tan sólo 16 años, y ya llevamos casi medio siglo con los videojuegos. Es como para hacérselo mirar.

      En fin, que me alegro no ser el único que por mucho que disfruta de esto todavía no tiene claro un sí rotundo. Todo esto da para mil entradas de blog más. Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  5. Yo concibo el arte como aquello que, más allá de su trascendencia (que también es importante), provoca emociones y pensamientos en quienes lo contemplan y lo hace además de una forma diferente, única. Hace poco en mi blog respondí a un comentario sobre el tema diciendo que, en mi opinión, ante la duda que es motivo de discusión en parte de la comunidad sobre si los videojuegos eran arte o un simple producto, consideraba que ambos conceptos eran igualmente aplicables en este caso pues son, dicho de una forma muy resumida, a la vez generadores constantes de dinero y emociones.

    No obstante, y al igual que las demás expresiones artísticas, un videojuego no tiene por qué emocionar por igual a todo el mundo pero, por lo que comentas, el caso de Gris sería uno más dentro de los muchos que hay de juegos cuyo único propósito, a mi ver, no es crear una obra atemporal sino algo que resulte atractivo para impulsar su "venta fácil" aunque luego el usuario no lo vaya a disfrutar plenamente. En lo personal, intuí que sería así cuando lo vi por primera vez y ahora he podido comprobar que no iba desencaminado. Ya critiqué algunas de esas "experiencias de una sola vez" en un artículo y este juego entraría perfectamente en dicho grupo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, por lo que dices entraría en tu artículo.

      Sobre arte, "generadores de dinero y emociones" es una buena definición para los videojuegos. Lo que sí hay que diferenciar es arte en un sentido más literal, y arte en un sentido un poco más... ¿patrimonio de la humanidad? Si nos vamos al diccionario nos aparece esto:

      "Actividad en la que el hombre recrea, con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas bellas valiéndose de la materia, la imagen o el sonido.
      Conjunto de obras que resultan de esta actividad, así como las diferentes tendencias o estilos de las mismas."

      Así que sí, podemos decir que -en la actualidad-, se ajusta a la definición de arte, pero otra cosa es la inclusión en esas 7 clásicas que se ajustan más a lo que mencionaba de "patrimonio de la humanidad".

      Eliminar
  6. ¿Y tú me lo preguntas? Arte eres tú.

    ResponderEliminar
  7. Yo para esto del arte soy muy frío. Para mí siginifica la colección de habilidades del artista a nivel técnico. Un desarrollador que supiera como solucionar tal problema de programación que nadie más sabe como hacer, sería un artista de Java, C, o del chip que sea. El pintor que supiera como representar la luz, sería un artista de la luz. El médico que supiera mejor como traspalnatr un corazón con menores riesgos para el paciente, sería un artista cirujano. El arquitecto que supiera crear la bóveda más grande y ligera, sería un artista aruqitecto. El luchador que mejor supiera como vencer con la mayor economía de movimientos y de violencia sería un artista marcial. Y bueno, así podríamos seguir un rato largo supongo.

    El tema de las emociones y reflexiones que genera la obra al contemplarla yo creo que no pertenece a lo que yo llamaría arte, si no a la visión original o más correcta de la realidad que tiene el artista respecto al que admira la obra. O sea, filosofía. Y ese se puede compartir en una conversación (y nadie llamaría a eso arte). Y también en un cuadro o peli, de acuerdo.

    ¿Cual es toda la paja mental con esto de las "7 artes", yo creo? Productos vendibles. ¿Qué productos cerrados y vendibles pueden contener información o visiones sobre la realidad? Como no se puede empaquetar y vender una conversación, nadie le hace publicidad. Consumismo.

    Y si estamos hablando de que si los videojuegos se pueden equiparar con esas otras "7 artes", yo diría que sí, tranquilamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario ^^.

      Sí, tal y como le digo a Emilio Molina más arriba, cuando hablo de arte hablo de esas 7 artes clásicas. Yo no lo incluiría por lo que ya he mencionado. Otra cosa es lo que mencionas, el usar la palabra "artista". Sí que considero a los diseñadores de videojuegos artistas en su mayoría, pero siempre bajo la definición más literal de arte y no desde esa clasificación de las 7. ¿Son artistas? Sí. ¿Son creadores de arte? Debería decir que sí, pero creo que hay una diferencia aunque sea de percepción por encima de definición. Un cocinero puede parecerme un artista, y considerar a la misma vez que no está creando arte.

      El de los videojuegos es un universo que ha avanzado bastante pero que a la misma vez no tiene un crecimiento vertiginoso en cuanto a "arte". Por mucho que me duela decir esto, y ni siquiera sé si estoy de acuerdo conmigo mismo, todavía hay un gran componente de "juguete", o "plataforma de entretenimiento" si así lo quieres llamar que va unido al videojuego. Así que o cambiamos la percepción de juguete como posible arte y nos quitamos esa máscara de la no comercialidad, o los videojuegos acaban cohesionando todavía más. Aunque pueda cambiar de opinión, de momento estoy más en lo de "suma de varias artes" que en arte por sí misma.

      Eliminar
  8. Buenas,

    Yo soy bastante más simplista en este aspecto. Para mi, mientras el autor quiera "crear" algo más allá de hacer lo justo para llevarse un cheque a fin de mes o quiere transmitir un mensaje o sensación, yo lo considero arte (que podemos discutir si ese arte es de calidad o no, por supuesto). Y para mi, hay cosas que solo se pueden hacer en un medio como el videojuego, por su implicación con el jugador de manera directa (toma de decisiones para los amigos). Por ejemplo, ese sentimiento de estar perdido y tener "miedo" de lo que te espera en la siguiente esquina en Dark Souls (me sumo 2 puntos de gafapasta por usar ese juego de ejemplo, toma ya) no se puede dar en otro medio, y para mi eso es el autor que ha conseguido transmitir algo. Pero bueno, tu postura me parece también completamente razonable, es solo que quería plantearlo de otro modo.

    Buen análisis. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, ahí está también el tema. ¿Podemos considerar un garabato de un niño pequeño arte ya que ni tiene intención comercial y no hay, probablemente, una manifestación creativa más clara y sincera? Pero claro, eso es en realidad un nuevo debate que va mucho más allá y pretende delimitar los límites del arte.
      Entiendo tu postura, y estoy muy de acuerdo en muchas cosas. Considero que los videojuegos te otorgan ese dinamismo que otro medio no consigue darte. Se me viene a la cabeza el ejemplo de los libros de "elige tu propia aventura" como ejemplo en literatura, pero es anecdótico. Los videojuegos tienen esa particularidad y es sin duda el argumento donde hay que centrarse para luchar por esa catalogación de arte.
      Y ya que sacas el ejemplo de Dark Souls, podríamos abrir hasta un nuevo debate. ¿Es más "arte" este Gris, o cualquiera de estos juegos contemplativos, que Dark Souls? ¿Es más "arte" Dark Souls que Pac-Man?

      Lo que queda claro es que remamos todos en la misma dirección, y muchas veces nos obsesionamos con catalogar cosas (más todavía cuando hablamos de una lista de artes clásicos por encima de la propia definición de la palabra "arte".

      ¡Mil gracias por tu comentario!

      Eliminar
  9. La verdad que me parece una obra de arte , pero como juego en si lo veo un poquito sobrevalorado por la prensa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo es lo que promete, así que en ese aspecto pocas decepciones. Pero ya digo, me faltó un giro, un algo a nivel jugable.
      Gracias por comentar :D

      Eliminar