miércoles, 7 de noviembre de 2018

Mortal Kombat X. NeoJin vs Juegos de Lucha

Yo y los juegos de lucha. El divorcio más sonado del mundo del espectáculo.



¡Qué feliz era yo de pequeño y qué poco lo sabía! Iba yo hecho un retaquete a mi tienda de videojuegos favorita los sábados -un abrazo GameShop- para alquilar algún juego de Mega Drive porque si lo alquilabas el sábado no lo devolvías hasta el lunes. Oye, pero que madrugaba yo más que para ir al cole. Llegaba allí y entre mis favoritos siempre se encontraban los juegos de lucha. Street Fighter, Fatal Fury, World Heroes, Eternal Champions, Mortal Kombat y decenas de excusas más para partirle la cara a la computadora o en su defecto a mi hermano. Se ve que como nunca nos pegábamos liberábamos tensiones en donde los adultos resuelven las diferencias. El caso es que los juegos de lucha estaban entre mis favoritos y cada vez que salía uno ahí estaba yo para darle. Si hasta probé el horrible BallZ.

Super Street Fighter II, a veces pienso que es insuperable

El principal salto que di después de esa época retro que se compaginó luego con SNK, CPS1 y CPS2 de Capcom, se dio con Street Fighter IV. Creo que todos lo dimos un poco ahí. De nuevo un juego de combates se colocaba entre los títulos AAA a seguir, y aunque se llenó eso de público residual hubo una gran masa de gente que se tomó ese juego como un reinicio, una oportunidad de incorporarse al tren de los combates. Lo petó, sí, le fue muy bien, y yo empecé a sufrir la verdadera cara de los juegos de lucha: el online. Con Street Fighter IV todavía tenía defensa, porque tengo una relación de amor con el juego que se remonta a Street Fighter II.

A partir de ahí niebla, oscuridad, calor, sudores fríos, desmayos, incomodidad, fin del mundo. Los juegos de combates han dejado de gustarme. Sí, me lo paso bien, pero no aprendo a jugarlos. No quiero. Mortal Kombat X es el último ejemplo. Un juego bueno, con un modo historia pocas veces visto y una combinación de combos y potencia muy equilibrada. Me dije: "quizá sí, quizá éste sea el juego que me permita jugar a un juego de combates bien". Nada, que no. Me pasé el juego, me pasé varias torres en dificultad alta, aprendí combos de varios golpes, hasta casi me acostumbré a eso de que exista un botón de bloquear -bueno, no, eso nunca-. Creía que iba bien pero no, no hay manera. El online llegaba para ponerme como siempre en mi sitio.


Y es ese momento, cuando cruzas la barrera del online, cuando toda tu experiencia se va al carajo. Cuando creyendo que puedes divertirte te acabas encontrando con las palizas más grandes de tu vida. Alguna vez aparece alguna oveja descarriada como tú y puedes hacer un combate con lógica, sin tener que preocuparte de que tu rival encadene 20 golpes seguidos sin posible defensa. Es en ese momento cuando echas de menos dos cosas: a tu hermano con el que aprendiste a jugar y a un maldito sistema de niveles que te empareje con gente adecuada.


A veces pienso que todas esas IA que masacraba en mis tiempos mozos se han aliado en forma de karma y me han querido devolver todo ese sufrimiento. Pero hay un giro en todo esto, una última risa malévola de los juegos de combates: como no juegues a un juego de salida estás muerto. O como poco un juego que acabe de salir en un bundle a un precio ridículo. En definitiva, como no haya sangre fresca en forma de nueva masa de jugadores es imposible jugar al online de algún juego de combates, porque no, porque si lo haces lo que está esperando en el matchmaking es alguien que ha dedicado parte de su vida a masterizar el combo definitivo inesquivable, porque si lo haces esa persona tiene 800 combates a sus espaldas mientras tú tienes apenas una docena, y esa persona ha echado 1000 horas en la sala de entrenamiento sin fondo gráfico perfeccionando un combo infinito. Y sí, es algo que pasa en más géneros, pero ninguno es tan dañino como en el de combates.

Por eso, me pongo mi disfraz -que ya empieza a no ser tan disfraz- de abuelo cebolleta y añoro los juegos de combate clásicos, juegos de combate con lógica, y no con velocidades extremas, combo breakers y combos interminables a base de conectar golpes en el aire y en el suelo. Los juegos de combates han acabado siendo coreografías, prácticamente QTEs que hacen que juegues de memoria y no de lógica. Tengo fe en que, al igual que ha pasado con otros juegos de otros géneros, alguien venga y saque un juego de combates menos vertiginoso y apelando más a una jugabilidad clásica, alguien que apele a la esencia de estos combates que considero perdida desde hace mucho tiempo.


Mortal Kombat X es un buen juego, que no os quepa duda. Probablemente el mejor Mortal Kombat desde Mortal Kombat 3. Como dije de pasada, tiene un modo historia que es de verdad un modo historia, tiene mil fatalities, tiene unos cuantos personajes -aunque algunos de los míticos se encuentran en DLCs- y un buen sistema de combate. Es un juego que, en definitiva, recomiendo a cualquiera que guste de este tipo de juegos, pero eso de tener que echar 1.000 horas para poder jugar al online, y que éste no presente un matchmaking a la altura, hace que estos juegos sean para mí experiencias single player, y llega un punto en el que no se hacen divertidos.


6 comentarios :

  1. El online actual es un problema sumamente generalizado para quienes no pueden (o no quieren, como sería mi caso), dedicar parte del tiempo que juegan a su uso. Los que no son asiduos a dichos modos desde el primer día ni le echan más horas que a nada en su vida lo tienen crudo, y lo único que les queda es, o bien jugar con gente conocida o hacerlo de manera local. A mí personalmente no me gusta nada el online salvo en lo que acabo de nombrar y como, por desgracia, tampoco es mi caso pues me quedo solo. Ya lo dice el refrán, "más vale solo que mal acompañado"...

    También estoy de acuerdo en que deberían volver los juegos de antes, más pausados y sin tanto combo pero, dado que eso probablemente no suceda, tendremos que tirar de dichos clásicos. Buen artículo, NeoJin. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias <3. Pues sí, en el género de lucha es todavía más extremo, pero claro, tiene difícil solución. Los juegos intentan meter sistemas de ranking para igualar fuerzas, pero no son culpables de que los juegos acaben muriendo y los jugadores disponibles sean, simplemente, esos locos de más de mil horas.

      Pero bueno, que sé que son todo quejas de abuelo cebolleta apoyado en la nostalgia. Al fin y al cabo estos juegos ofrecen lo mismo en opciones y añaden el online. Todo lo que sea añadir... pues bienvenido.

      Eliminar
  2. Estoy más o menos como tu, de hecho mi falta de infraestructura jugable (aún no he dado el salto a esta generación) y mi aversión al online me hace aún más abuelo cebolleta que tu. Te haría 2 recomendaciones, aunque para eso está el AQJQQJ, pero bueno yo te las hago igual. Kof Maximum impact 2, de ps2, uno de los últimos grandes juegos de lucha previo aviso ese reinicio del que hablas, basado en el dlc y el online. Eso significa que de inicio tienes una plantilla aceptable, que vas desbloqueando nuevos luchadores Hasta llegar a 40 (como se echa de menos eso de desbloquear jugando), además de escenarios y muchos trajes, y muchos modos para 1 jugador que alargan mucho la vida del juego.
    Y si lo que quieres es jugar online, tienes el sf 30th anniversary que te permite jugar online a sf2 champion edition y a super sf2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente eso de desbloquear personajes considero que es una bastante buena opción para introducir a un jugador a un juego de lucha. Es cierto que me contradigo en ese tema porque considero también que "a ver para qué te dan un juego a trozos" pero, no sé, quizá con un replanteamiento se podría mejorar la accesibilidad.

      Eliminar
  3. Es tal cual. Los juegos actuales de lucha, los buenos como este, Injustice 2, Tekken 7, Dragon Ball Fighters o Dead or Alive 5 tienen dos caras. La de un jugador es genial, modo historia, modo arcade y toneladas de contenido. Y el online que es como bien cuentas excluyente. Me entusiasman los juegos de lucha pero el online ni me lo planteo cuando le echo el ojo a uno por lo que cuentas. Para mi, no existe.


    Muy buena reflexión, saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que Dragon Ball Fighters y Injustice sean los unicos juegos que a dia de hoy jugaria.

      Eliminar