miércoles, 3 de octubre de 2018

Undertale

Hay análisis que me superan, y en muchos casos videojuegos que me superan. Hoy tenemos un caso muy palpable gracias a 1215, ganadora de ¿A Qué Juego Quieres que Juegue? #14 con Undertale.




Undertale es un juego muy especial. No importa los análisis que leas sobre él, y no importa si son positivos o negativos. "Undertale es especial" es algo que se repite allá donde miras, y como todo lo especial tiene lecturas o muy positivas o muy negativas. Algunos han encontrado en él la quintaesencia del videojuego, un juego que reinventa un mercado, el de los indies, que empezaba a ofrecer síntomas de saturación. Esa magia perdida que llegó con pelotazos como Braid y que a golpe de lanzamientos ha ido difuminando más el término. Otros, han visto en él el juego más sobrevalorado en décadas, motivados por los primeros que no dudan en convertir a Undertale en casi una religión.

Hay grises en todo eso, claro está, pero la mayoría de población se reparte en estos dos bandos. Yo no he tocado ninguno de estos extremos, y de alguna forma me he visto superado por el propio juego a pesar de estar cebando las expectativas durante años. No esperaba un juego así.


Tengo claro que no es el antes y el después que muchos claman. Tengo claro que no es un punto de inflexión. Tengo claro que Undertale es un gran juego. Pero no es sólo que Undertale sea un gran juego, es, además, que Toby Fox ha hecho un juego bien hecho. Esto, más allá de hablar bien de Undertale, habla mal del 90 % de juegos que descuidan demasiados apartados básicos de lo que ofrecen. Se meten en ecuaciones gráficas, en mecánicas y procesos jugables y se olvidan de lo verdaderamente importante: la actitud, las ganas de hacer el juego, la determinación. Las compañías se olvidan de los intangibles y acaban ofreciendo cascarones bonitos a la vista y en muchas ocasiones a los mandos, pero dejan de lado el alma del juego a mitad del proceso creativo.

Undertale es un juego hecho únicamente por Toby Fox. Un juego lleno de intangibles, que va más allá de un número que puedas encontrarte al final de un análisis. Más allá de una sección de "lo mejor y lo peor". Gracias a un cuidado extremo de los personajes Toby Fox es capaz de, con un puñado de píxeles, ofrecerte una complejidad y un entramado de relaciones como probablemente nunca antes había visto en un juego. Sus emociones, anhelos y sobre todo temores son los verdaderos protagonistas de un juego inesperadamente profundo y denso. El mimo en cada una de las escenas traspasa la pantalla, y es algo innegable.

Un reparto inolvidable

Me cuesta encontrar fallos a un juego como Undertale que evidencia la cantidad de trabajo que hay detrás de él. Como digo, no he entrado tanto en ese culto a Undertale que existe pero soy consciente de sus virtudes. He completado a lo largo de mi vida más de 2.000 juegos y la sensación que tuve en muchos momentos, especialmente al acabar el juego, no la he tenido con ningún otro título. No sabría describirla, pero esperaba que dejar pasar los días me otorgara una visión más lógica del juego. No ha sido así y no tiene pinta de que por mucho que espere el análisis que haga vaya a ser muy diferente. Son esos intangibles indescriptibles que pueblan un juego que ofrece directamente magia.


No es perfecto aunque a veces lo parezca. Cuando digo que el juego me ha dejado una sensación que ningún otro juego me ha dejado no quiere decir que sea más intensa, simplemente es diferente. No me llegó tanto como otros juegos, pero desde luego me llegó más de lo que esperaba. Quizá esperaba, por mis propias expectativas, un juego donde tus decisiones estuvieran más difuminadas. En Undertale sabes perfectamente qué hacer y qué no hacer para obtener según qué final, y no hay lugar a la confusión. Repito, esto es culpa mía por tener eso en la cabeza antes de empezar el juego.


Entiendo ambos lados de la moneda. Entiendo aquellos que detestan Undertale por haberse llevado elogios que sobrepasan la razón y entiendo, como he dicho, a aquellos que lo han convertido en puro culto. Entiendo esa cantidad descomunal de fanarts que existen y la pasión por un juego hecho desde la pasión del propio Toby Fox, el cual dudo mucho que sea capaz de volver a dar con la tecla con el mismo acierto que ha tenido con Undertale. Podría hablar de los gráficos, de la excelente música o de esa delicia que es el bullet hell implementado en el sistema de combate, pero perder tiempo en eso es disminuir lo verdaderamente importante de Undertale: su determinación.


4 comentarios :

  1. Ay, que ilusión leerte por fin hablar del Undertale. Me alegro muchísimo de que la impresión final haya sido positiva. No sé si algún día me pondré a jugarlo como tal, pero sé con certeza que no voy a olvidarme nunca de tus directos jugándolo y de todos aquellos/as con los/as que coincidí allí (tanto PNJs del propio juego como seguidores/as del canal). Dicho lo cual, bueno, que suerte haberme decantado por el Undertale en el AQJQQJ y qué suerte haberte visto jugándolo. No sólo salvaste a Underworld de la destrucción sino que, además, nos salvaste a muchos/as del tedio con tus directos. Así que gracias, gracias, gracias, y qué bonito haber vivido esta experiencia guiados/as por ti. :_)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito, no sé qué decir :,,,) Muchs gracias!! Undertale siempre se ganará un rincón en mi corazón.

      Eliminar
  2. Sin ser un mal juego me parece sobrevaloradísimo, se nota que mucha gente que lo alaba no ha jugado a rpgs, en concreto a la saga Mother. Aún así su sentido del humor, narrativa y banda sonora hacen de él um título muy recomendable, que de haber salido en castellano habría vuelto a comprar para Switch sin ninguna duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi respuesta está en el propio texto, entiendo ambos bandos. Durante los directos también lo comentaba.
      También es cierto que no estoy de acuerdo en lo de "mucha gente que lo alaba no ha jugado RPGs". Desconozco el historial de la gente, pero sí que te diría que en mi caso, habiendo jugado muchos RPG y toneladas de videojuegos en general, el juego me ha gustado mucho y sobre todo por culpa de mi propio historial tan extenso. Quiero decir, si no hubiera jugado tanto juego no hubiera podido apreciar muchas de las particularidades de Undertale. Así que, extendiendo un poco eso a los que lo consideran obra maestra, puedo llegar a entenderlo.

      Merece la pena sí o sí, hasta qué punto, ya soy incapaz de decirlo. No es un juego que recomiende a todo el mundo de primeras.

      Eliminar