jueves, 27 de septiembre de 2018

Guardians of the Galaxy: The Telltale Series

Un epílogo para mi propia historia con Telltale. Una compañía que vi nacer hace mucho tiempo cuando jugué a Bone: The Great Cow Race y sobre todo cuando en 2007 lanzaron su primera temporade de Sam & Max, que vi dar el salto con el inolvidable The Walking Dead que les llevó al éxito y también a base de abusar de esa fórmula, a corromperse y convertirse en una compañía que no ha hecho las cosas bien.




Este texto fue escrito hace semanas, cuando no había estallado la bomba de Telltale anunciando su cierre. Tened ese contexto en cuenta a la hora de leerlo.

Muchos títulos de Telltale han sido publicados desde entonces, y todos apostando cláramente por adaptar una franquicia de éxito al mundo de Telltale, un mundo donde las decisiones cambian el transcurso de la historia -en teoría-, y donde la palabra "juego" queda muy minimizada en el combo video-juego. Los juegos de Telltale pasaban a convertirse en juegos que juegas cuando no quieres jugar a un juego. Juegos que puedes jugar mientras sostienes una taza de café -aunque tengas que morir en algún QTE por ello- y que bien pueden sustituir el visionado de una serie gracias a su formato.


Por El BloJ han pasado un montón de análisis. Podéis ver todos ellos en la lista de juegos analizados, con bastantes bandazos, he de decir. Desde grandes puntuaciones a juegos como The Walking Dead 1 y 2 hasta valoraciones muy duras como a Batman: Enemy Within o algunos un poco incomprendidos como Tales from the Borderlands. Sí, me gusta Telltale aunque no case con todo lo que hace, sobre todo como empresa. Tras un montón de turbulencias Telltale está por fin evolucionando, o al menos eso promete. Tras hacerse públicas unas cuantas noticias negativas sobre la explotación de sus trabajadores y recortes de plantilla, con la salida de la última temporada de The Walking Dead Telltale ha prometido aportar cambios que empiezan por el propio motor de sus juegos.

Y Guardianes de la Galaxia es para mí un epílogo porque simple y llanamente he jugado a todo lo que me interesaba de Telltale que ha sido lanzado hasta la fecha. Prácticamente he jugado a todos sus títulos, y tan sólo me he saltado juegos como Juego de Tronos o Minecraft por no interesarme su temática lo más mínimo. Con Guardianes de la Galaxia cierro un capítulo importante con Telltale, si es que realmente la compañía va a reestructurarse internamente como parece que están dejando ver, cosa que tuvo que hacerse hace mucho tiempo.

Guardianes de la Galaxia. Un epílogo ideal. Un juego relajado, divertido, ameno, que no llega al 10 pero te garantiza el 6. Un cierre alegre, una canción setentera que acompaña a los créditos de una larga película un tanto irregular. Una pequeña celebración. Pues no.


No porque, probablemente debido a que esperaba esto Guardianes de la Galaxia ha sido todo lo contrario, y es que no esperaba yo esto: es de los juegos de Telltale que más me ha emocionado. En un universo disparatado como es el de los Guardianes Telltale consigue raspar donde más duele, y te ofrece una bella aventura con más trasfondo del que esperabas cuando presionaste el Start. Sí que es verdad que es un tanto irregular, que empieza muy fuerte y cae estrepitósamente en, si no recuerdo mal, el tercer capítulo cuando se echa a perder todo lo que se había conseguido, pero también es cierto que remonta y ese epílogo final -hoy la cosa va de epílogos- hace que perdones un poco todo lo anterior.

Personajes bien llevados, como Telltale suele demostrar cada vez que se pone a adaptar algo. Todo claro está prolongación del universo cinematográfico de James Gunn. Vais a encontrar todo lo que esperáis de Guardianes de la Galaxia, incluida una selección potente de banda sonora y un montón de chascarrillos que elevan todo a la comedia más absurda. Diversión sin más que era lo que esperaba, sí, pero profundidad en una decente historia que era lo que no esperaba.


Sinceramente, este Guardianes de la Galaxia habría vendido casi igual con una historia simple que se limitara a meter canciones de los años 70 cada media hora. Podría haber sido una sucesión de videoclips que la gente hubiera ido igual, porque el título ya te asegura un volumen de ventas que se justifica con la probable fuerte inversión a la hora de adquirir los derechos. De hecho la prueba la tenéis en el sentido contrario: muy poca gente habla de este Guardianes de Telltale a pesar de tener una de las mejores historias que he visto en un juego de Telltale.


No hay comentarios :

Publicar un comentario