domingo, 15 de abril de 2018

Danganronpa Another Episode: Ultra Despair Girls

Danganronpa siempre es un acontecimiento en El BloJ. Podéis leer sin ningún miedo a spoilers de ningún juego de la saga, he sido muy muy pero que muy cuidadoso al respecto.



Día 1 (Tiempo de juego - Prólogo terminado): El cambio de género tan extremadamente brusco de momento está muy suavizado. Al final del prólogo todo es más visual novel de lo que esperaba, pero creo que será un espejismo. Las veces que he disparado me ha encantado, y mi amor por el universo Danganronpa hace que desde el primer segundo tenga una sonrisa en la boca.

Se me han presentado a los "Warriors of Hope" y todavía no acabo de atreverme a decir si me va a gustar o me va a horrorizar en ese aspecto. Tengo muchas ganas de continuar y que empiece el juego en serio. Como spin off de momento ideal, aunque me da un poco de miedo que adquiera el carácter de la serie de animación o de algún libro/manda que tan poco me gustaron.



(Tiempo de juego - Capítulo 2 terminado): El engaño del prólogo ha dejado paso al juego que esperaba. Una excentricidad marcada por un sistema de combate simple pero resultón. Es divertido de jugar y sorprende esa pequeña vertiente de puzle implícita en la jugabilidad.

La historia no se me está antojando tan buena. Si mantiene el tufo a spin off le perdonaré muchas cosas, pero a Danganronpa le pido mucho más que esto.



Sentaos, niños, sentaos alrededor de esta hoguera, porque voy a contaros el cuento de cómo llegué a los mundos de Danganronpa.

Corría el año... no lo sé, cuando mi buen amigo Cristóbal me dejó su PSP. Una consola que no domino para nada, por lo que pronto empecé a preguntar por títulos exclusivos e imprescindibles de la consola. Entre varios otros aparecía repetido muchas veces Danganronpa. "Te va a gustar, es como un Phoenix Wright". Allá que me dispuse a jugarlo, encendí la consola y la intro se quedaba congelada. Reinicié y volvió a pasar. Volví a reiniciar y decidí saltarla. "Ya la veré por YouTube". Tras saltarla y empezar el juego se volvió a bloquear a los pocos minutos. El juego desgraciadamente se bloqueaba cuando llevaba en ejecución unos pocos minutos. Probablemente algo rollo firmware o vete tú a saber. Cambié de juego y dejé de lado Danganronpa. Con la de juegos que había no fue algo que me dolió.


Al poco tiempo de eso salió casi por sorpresa Danganronpa en PC. De estas cosas extrañas que pasan que permiten que un juego de 2010 aparezca en PC en 2016. Quería jugarlo, pero tampoco era una necesidad, así que ahí quedó enterrado en mi pila de backlog. Fue Sick por medio de la ¿A Qué Juego Quieres que Juegue? Gold Edition #2 quien me propuso el juego. La Gold Edition, a diferencia de la edición normal, permite que un usuario me encasquete un juego directamente. Más detalles en la sección, por si a alguien le interesa el tema.

Danganronpa: Trigger Happy Havoc

Ahí nació el primer análisis de Danganronpa, que ahora releeo y se me antoja corto. Un 7.5 en este BloJ es una nota muy elevada, pero a día de hoy subiría al 8 con facilidad. Quedé atrapado en las redes de Danganronpa y, bastante tiempo después -no quería intoxicarme con tanto Danganronpa- jugué a su segunda parte, Danganronpa 2: Goodbye Despair, que me pareció un juego increíble y mejor que el primero. Ambos juegos cuentan con varios premios de los PRM que premian lo mejor y lo peor que he jugado en un año, incluyendo a Danganronpa 2 como mi GOTY de El BloJ 2017. Tanto fue la cosa que fue acabar el juego y comprarme un peluche de Monokuma, que ahora adoro con máxima frecuencia.

Danganronpa 2: Goodbye Despair

Danganronpa extendía sus redes sobre mí, y todos sabéis lo que eso significa. Se inició una carrera por ver cuánto podía consumir de Danganronpa. Por mis manos pasaron todo tipo de mangas, libros, horribles series de animación y cualquier producto oficial de la saga. No es fácil meterse en el universo alternativo de Danganronpa y, he de añadir, no merece en absoluto la pena. Más allá de que las series de animación sean un aborto del que sólo se pueden sacar memes, todas las novelas y mangas que he leído son innecesarias. Todos los spin off son innecesarios y están muy lejos de la inspiración que ofrecen los juegos.


Y aquí es cuando empieza el análisis de Danganronpa Another Episode: Ultra Despair Girls. Danganronpa funciona de la leche cuando hablamos de juegos, pero es lamentable cuando ofrece un spin off. ¿Qué pasa cuando saca un juego que es un spin off?

Desgraciadamente no hay sorpresa, y Ultra Despair Girls ha acabado siendo una decepción. Valoro mucho el cambio de género, pasando nada menos que de una visual novel a un shooter en tercera persona. No os equivoquéis, en Ultra Despair Girls se habla y mucho, muchísimo, pero hasta en eso tropieza. Las conversaciones entre la pareja protagonista llegan a cansar y consigue que personajes del pasado te caigan hasta mal.

Ultra Despair Girls ocurre entre Danganronpa 1 y 2, y no voy a desvelar absolutamente nada porque considero que el universo de Danganronpa se destruye fácilmente con buscar imágenes en Google o incluso con ver la portada de un juego. Es por ello que las imágenes de gameplay que ofrezco no muestran todo lo que deberían, y están muy cuidadas para que nadie se trague ningún tipo de spoiler independientemente de que no haya jugado a ningún Danganronpa.. Tal y como cabe esperar de un spin off, varios protagonistas hacen acto de presencia en el juego, directa o indirectamente. Cumple de alguna manera esa función destinada al fan más fan.

Ultra Despair Girls presenta a los "Warriors of Hope"

La historia no convence. No está mal, pero está lejos de lo que estoy acostumbrado en los anteriores juegos. Incluso teniendo en mente todo el tiempo que es un spin off, la realidad es que se asemeja más a la serie de animación que tanto odio que a un juego. Danganronpa siempre ha sido muy loco, muy excéntrico, pero en Danganronpa 1 y Danganronpa 2 era una excentricidad controlada. Ocurrían cosas que de alguna manera eran pseudo factibles. En Ultra Despair Girls ocurren situaciones inverosímiles, como monokumas gigantes paseando por una ciudad como si fueran Godzilla o episodios con fantasmas. Por decirlo de alguna manera, es todo mucho menos adulto y serio. Para que nos entendamos, Danganronpa funciona muy bien en entornos cerrados, en juegos donde "el mundo" se presenta desde habitaciones cerradas, pero cuando Danganronpa sale a la calle todo se echa a perder. Cuando tiene que afrontar de cara el contexto tropieza.

Como juego es muy simple, pero divertido. Mediante una especie de megáfono somos capaces de atacar a los monokumas que se lanzarán sobre nosotros, existiendo 8 tipos de balas: break (disparo normal que destruye al enemigo), throwback (como una escopeta), dance (hará bailar al monokuma), paralyze (electrocuta al enemigo), move (permite activar mecanismos), burn (lanzallamas), detect (para encontrar pistas) y link (nos permite controlar a un enemigo). Además de esto contamos con el ataque especial de nuestra acompañante, tremendamente eficaz pero de agotamiento rápido.


Toda esta cantidad de balas está destinada principalmente a puzles, y es que Ultra Despair Girls presenta un montón de salas especiales donde tendremos que planearlo todo para acabar con los enemigos de un solo disparo. Por ejemplo, podemos usar la bala "dance" para que un monokuma que lleva una sirena se ponga a bailar encima de una zona encharcada, atrayendo a todos los monokumas hacia el y permitiendo que disparemos una bala "paralyze" para electrocutar a todos los enemigos y resolver así la sala. Si lo conseguimos tendremos una bonificación al final del capítulo en función de cómo lo hayamos hecho, teniendo en cuenta otros factores.

Ultra Despair Girls divide su tiempo en partes de acción simples pero eficaces, salas especiales de puzle muy entretenidas, pequeños puzles de encontrar contraseñas y muchas, muchísimas interrupciones donde los personajes hablan. Aunque te guste mucho el universo Danganronpa, estas interrupciones constantes para decir verdaderas tonterías la mayoría de las veces acaban agotando tu paciencia.


En resumidas cuentas, si llegas a este juego de rebote -sería raro- sin contexto alguno te gustará, porque el juego en sí es bueno, pero como parte del universo Danganronpa es un poco decepcionante. Con todo y con eso lo recomiendo, claro está, tan sólo tened en cuenta que es un producto menor.


No hay comentarios :

Publicar un comentario