miércoles, 7 de marzo de 2018

All Walls Must Fall

Invisible, Inc. es un juegazo.



Tenéis aquí El Juicio, el videoanálisis de All Walls Must Fall:


Inbetweengames es la desarrolladora de All Walls Must Fall, lanzado en 2018 aunque ya pudimos echarle el guante el año anterior ya que estuvo en early access. A pesar de que tiene buenas ideas, la ejecución es demasiado mala.

Y es que Invisible, Inc., el maravilloso juego de Klei, conseguía un equilibrio tremendo a la hora de presentar su estrategia y su infiltración casi enfermiza. All Walls Must Fall es todo lo contrario, pero de alguna manera uno sabe que sin el juego de Klei este juego que hoy tratamos no hubiera nacido, al menos no así.


Encarnamos a un viajero del tiempo en un universo paralelo donde la guerra fría todavía no ha terminado. Berlín está dividida y de nosotros dependerá que esta calma tensa llegue a buen puerto antes de que, en un momento determinado, todo se eche a perder. De esta manera tendremos que infiltrarnos en clubs nocturnos -todo el juego transcurre en los mismos escenarios- para cumplir nuestros objetivos, con la particularidad de que las misiones se presentan de manera procedural y con un orden aletorio.


¿Qué implica esto? Que en la primera misión que nos dan nos pueden pedir que matemos a un objetivo y, tras hacerlo, en la segunda misión nos pueden pedir que vayamos a hablar con él. La excusa de todo esto es que viajamos en el tiempo, y por ello el orden de todo es aleatorio. En nuestra siguiente partida el orden será diferente. Todo esto es muy interesante y dentro de lo que cabe está bien llevado, aunque a veces cuesta seguir el hilo argumental.

Es lo único que puedo realmente salvar del juego.


Y es que el juego es un cúmulo de ideas que no han sido bien llevadas. No es un juego molesto, pero no funciona en muchos aspectos. Básicamente el juego se divide en dos posibles vías de acción.

Tenemos por un lado la vía sigilosa. En este modo hackearemos puertas para que no den la alarma, evitaremos ser vistos por los enemigos y, sobre todo, mantendremos continuas conversaciones para ganarnos el acceso. Estas conversaciones son interesantes, pero acaba siendo todo un poco aleatorio. Si conseguimos alcanzar los valores requeridos en cuanto a coqueteo, respeto o miedo, el guardia nos dejará seguir, y si no, se formará una escabechina importante. El problema de este sistema es que si has conseguido pasar un par de guardias, si el tercero te detecta, te tocará luchar igualmente contra todo lo que hay en tu alrededor, y creedme que acuden desde muy lejos.


Por eso, el segundo modo de juego será el más presente. Si bien el juego se presenta como un juego de estrategia por turnos sería más conveniente catalogarlo como acción por turnos. Puedes abrir una puerta restringida y liarte a tiros con todos los presentes de manera que literalmente limpias el mapa de enemigos. Sólo te queda completar los objetivos y poco más.

Y estas batallas se desarrollan con el tiempo. Cada movimiento tuyo consume tiempo, y hace que éste avance. Las balas van acercándose hacia ti poco a poco y tienes que encontrar hueco para poder disparar tú. Aquí empiezan a aparecer enemigos que se transportan o que derriban paredes. El tiempo es tu verdadera arma, pudiendo rebobinarlo y consiguiendo que salgas de situaciones imposibles. El problema de todo esto es que es la interfaz la que juega por ti. Es la interfaz la que toma las decisiones. Si por ejemplo decides recargar te avisará de que te pueden dar y que es mejor moverse. No culpo a la interfaz en sí, si no a un juego muy lioso de ver y de disfrutar. El 90 % de las veces que estás en peligro no sabes cuál es el peligro real, y tan sólo buscas la casilla donde estás a salvo.

Una vez hemos terminado una secuencia de batalla, la "confirmaremos" de manera que veremos a tiempo real todo lo que ha ocurrido. Todo recuerda bastante a Superhot. Eso sí, la cámara en este momento se vuelve loca y no sabe dónde ponerse para presentar la acción, llevando a partes tremendamente estúpidas visualmente. Por fortuna esto jugablemente no tiene ninguna implicación.


Tremendamente irregular. Si quieres una acción más directa con un pequeño toque estratégico es desde luego más accesible que Invisible Inc., pero juegan en ligas totalmente diferentes. Incluso con la poca puntuación que le he acabado dando, llegaría a aconsejarlo a determinados jugadores muy concretos.


2 comentarios :

  1. Comencé a leer el artículo porque se veía prometedor y resulta que es un poco decepcionante que no hayan sabido como ejecutar bien las ideas, ahora no se si echarle un vistazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si lo haces, tal y como digo en el vídeo, que sea cuando esté tirado de precio o en un bundle ^^. Eso sí, aprovecho para recomendarte Invisible Inc por si no ha quedado claro en el artículo xD

      Eliminar