viernes, 15 de diciembre de 2017

Sophie's Curse

Si eres un amante del terror, no puedes amar los screamers.



O bueno, un poco sí, pero una cosa que esté bien. A mí me encanta el terror desde que nací, y recuerdo como uno de los mejores días de mi vida el día en que encontré dónde escondía mi padre la cinta de Pesadilla en Elm Street. Me he tragado tal cantidad de mierdas en televisión, cine, videojuegos e incluso libros y cómics que hace que el terror y yo seamos inseparables pero desde un punto de vista ya casi enfermizo.

No esperaba mucho de Sophie's Curse, pero tampoco esperaba algo tan malo. Es verdad que screamers como tal no he jugado a demasiados. Sí que jugué un poco al cigoto de la lluvia que vino después, aquel Slender gratuito que nos jiñó con algo tan básico como aparecer aleatoriamente delante de ti en un bosque perdido. Sophie's Curse es eso, pero chorrocientos años después y en un juego triplemente más limitado.

Los screamers son así, son juegos pequeñísimos que buscan el grito del YouTuber lanzándole gatos a la pantalla con sonidos de alguna web que ofrece FX gratuitos para dinosaurios. Sin YouTube no existirían estos juegos, o como mínimo no así. Sophie's Curse curiosamente está bien valorado por la comunidad. Desarrollado por TrerPlay y creado por Luis Contreras, Sophie's Curse es un.. ¿click and move? ¿cómo se dice? Donde nuestro personaje tan sólo se moverá por cinco lugares de una casa. Para que nos entendamos, cinco sitios donde posarse y donde te puede aparecer Sophie.

Con esto ya habéis visto 1/5 del juego

La cosa está en que tienes que ir moviéndote en cada uno de esos puntos para dar cuerda a unos generadores que por lo que parece fueron comprados en AliExpress y petan a cada segundo. A, B, C y D tendrán que ser vigilados en todo momento además de comprobar de vez en cuando el ordenador ya que algunos de estos generadores dan error. Cada vez que empezamos y a lo largo del juego, una zona segura se activa en A o en D, variando aleatoriamente. Tenemos que tener siempre en mente dónde está esa zona segura para que cuando Sophie haga de las suyas podamos correr a ese punto, si es que nos ha dado tiempo a ver dónde se encuentra ese punto y no tener que jugárnosla al azar.

A todo esto se suma el hecho de que los generadores petan de vez en cuando y te toca acudir a un incomodísimo puzle en el ordenador para arreglarlo. Cuando quieres terminarlo ya es tarde porque el resto de generadores ya se han jodidoo por no haberles dado cuerda. Vamos, una mierda importante.

El tedioso puzle cada vez que algún generador se echa a perder

Sophie aparece aleatoriamente pero siempre en los mismos lugares. Tenemos la posibilidad de escapar hacia la zona segura siempre y cuando no hayamos hecho click en ella, lo que se traducirá en muerte instantánea. Además, determinado ruido te indica que Sophie está detrás, lo que prohibe que te des la vuelta si no quieres morir pero más importante, lo que hace que tengas que soltar el generador inmediatamente o también estarás muerto.

Y la muerte es dolorosa, no por el daño de Sophie, si no por tener que escuchar un gigantesco grito que te revienta los oídos mientras ves a una Sophie azulada y ensangrentada ocupar el 400 % de la pantalla. Además, tened en cuenta que tenemos que tener el volúmen alto para identificar dónde está Sophie.

En esas mejillas se pueden sembrar patatas

Todo muy ambiental por los cojones. Tensión forzada, sustos ficticios y un montón de sonidos de ambiente que van desde gritos hasta osos y gatos. Eso de ir de generador en generador una y otra vez y que tan solo existan cinco pantallas convierten a Sophie's Curse en uno de los peores juegos que he tenido el dudoso placer de probar. Si ya el juego sería muy deficiente con una cámara en primera persona en un entorno libre, no os digo bajo esta tecnología de click and move -que me estoy inventando el nombre creo yo-.


No hay comentarios :

Publicar un comentario