miércoles, 20 de diciembre de 2017

Multianálisis: Mundos portátiles de Nintendo

Dos títulos de Game Boy que son verdaderos clásicos y uno de Nintendo DS muy poco conocido. Los multianálisis vuelven a brindarnos un pequeño sorbo de tres juegos con poco que decir pero, por una vez, bastante que aportar.

El arcade por bandera en los análisis de hoy


Estoy seguro de que muchos habéis jugado a Block Kuzushi. Ya sea en cualquiera de las millones de versiones que existen del juego en diferentes plataformas, o directamente a este tipo de juego bajo otro nombre -desde Breakout hasta Arkanoid-. Puede que Block Kuzushi no inspire lo suficiente como para dedicarle un análisis extenso, pero hay dos cuestiones que lo convierten en un juego tremendamente irregular.


Por un lado, lo que más importa, su jugabilidad, es bastante horrible. Lo único que tiene que hacer el juego, que son las físicas de la bola a la hora de impactar con la nave, lo hace muy mal. El movimiento de la bola acaba siendo aleatorio y la precisión se deja para otro día. Terminarás el juego sin problema, gracias a sus continuaciones infinitas y derivados, pero no será por un ejercicio de habilidad precisamente. Este punto negativo se reduce un poco gracias al modo historia, que le mete un argumento a un juego 100 % arcade, algo bastante inusual. Este peculiar dato, y el hecho de que su jugabilidad sea imprecisa pero no frustrante, hace que Block Kuzushi merezca la pena.


El que sí que no tiene dobleces es un juego como Battle City. Otro juego que puede que muchos hayáis jugado porque era difícil no encontrárselo en cualquiera de los millones de cartuchos "100 in 1" que existían para Game Boy en los bazares de cualquier ciudad.


Battle City también es un juego arcade, un juego donde controlas a un tanque y tienes que destruir a los enemigos. Lo que veis en la imagen es exactamente lo que es, y aquí sí que no hay ninguna segunda lectura. Varios niveles, ítems y mejoras y un modo para dos jugadores. Sencillo pero eficaz, sobre todo en su día.


Cierra este multianálisis un juego de Nintendo DS: Bandz Mania (AKA Silly Bandz). Al parecer las "Bandz" estas son una especie de... ¿pulseras? ¿coleteros? Objetos de bazar imitado por los chinos seguro.


Bandz Mania es un calco de Angry Birds. Nuestro objetivo será lanzar unos proyectiles que impactarán contra estructuras que se irán viniendo abajo siguiendo un peculiar código de colores. El juego está bien, pero hay una muy molesta ralentización cuando hay muchos objetos en pantalla, lo cual ocurre el 90 % del tiempo. Con todo y con eso, es bastante placentero ser un maestro de la demolición jugando al juego.


4 comentarios :

  1. Me gusta más el nombre de Cillit bang

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me pasó cien veces el chiste por la cabeza, pero no me atreví.

      Te doy la enhorabuena por ser tan valiente xDD.

      Eliminar
  2. El Battle City de GB no lo conocía, pero el de NES forma parte muy fuerte de mi infancia porque fue la única vez que mi padre jugó a algo conmigo, además creo que fue mi primer videojuego o de los primeros que recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooh *_*. Mi primer juego fue el Oh Mummy de Amstrad! Nunca nos olvidamos de los primeros juegos :D.

      Eliminar