miércoles, 1 de noviembre de 2017

Observer

Lo nuevo de los creadores de Layers of Fear, uno de mis pilares de los juegos de terror, no está ni mucho menos a la altura.



Día 1 (Tiempo de juego - 1 hora): Tengo la sensación de que Bloober Team ha querido madurar demasiado rápido. Por lo poco que llevo Observer es a Layers of Fear lo que Soma fue a Amnesia, solo que desgraciadamente me huele a que no lo han conseguido.

Un bloque de apartamentos tremendamente lioso y horrible a la vista. El juego ha cambiado radicalmente tras entrar en la mente de alguien, lo que ha propiciado cuarenta trucos de magia a lo Layers of Fear pero con un efecto bastante inferior. He de reconocer que de momento me está defraudando muchísimo, y es uno de los juegos que más esperaba.



Desgraciadamente, no hay segunda anotación en el cuaderno de bitácora por haber llegado al final antes de lo previsto.

Me duele mucho decir todo lo que voy a decir de un juego como Observer. Sí, hay mucho de "herencia" en este análisis, y es que si hubiera jugado a Observer antes que a otros títulos -sobre todo Layers of Fear- me hubiera gustado más.


El listón para Bloober Team estaba muy alto. Layers of Fear es a día de hoy el juego de terror puro que recomendaría a cualquiera. Un juego tremendamente bien hecho, que incluso dentro de algo tan rígido como un walking simulator era capaz de conseguir que te sintieras un pelele en las manos de los desarrolladores. Estudiaban tus movimientos, sabían en todo momento qué ibas a hacer y dónde ibas a dirigir tu mirada. Layers of Fear, más que un gran juego -que también lo es-, destaca por ser un verdadero ejercicio de estudio del jugador.

Observer no es nada de eso.

Esperar un segundo Layers of Fear en Observer es un error, y es algo que tienes que quitarte de la cabeza en cuanto puedas. Bloober Team se ganó reconocimiento con su anterior obra, pero a la misma vez ese feedback ha matado a este Observer. Un juego que sigue siendo walking simulator, pero que los desarrolladores han intentado camuflar lo más posible con un diseño de nivel directamente aberrante. El bloque de apartamentos, lleno de entresijos y donde cada pasillo y puerta son iguales, es directamente la peor decisión de diseño de nivel que consigo recordar, matando por completo al juego. Aburrido de ver, aburrido de explorar, aburrido de memorizar. No tardarás ni diez minutos en dar por perdida esa batalla y dirigirte a tu objetivo. Es ahí cuando además te das cuenta de que simplemente estás ante otro walking simulator con complejos que se intentan camuflar.


En Observer entras en la mente de los cuerpos que te vas encontrando para resolver un caso. Es algo parecido a lo que vimos en Doorways, sólo que ahora desde la estética distópica cyberpunk. Es en ese momento cuando el juego te gana ciertos puntos. Tras haber recorrido tediosos pasillos incómodos para todos los sentidos el juego parece adentrarse en lo que sabe hacer. La mente con los recuerdos de la persona que estamos "observando" es un campo de juegos ideal para los desarrolladores de un juego como Layers of Fear. Con la excusa de los recuerdos la cantidad de juegos que se pueden hacer es casi infinita. El marco es inmejorable para dicho propósito, pero desgraciadamente no funciona. No funciona porque no sorprende, ni siquiera consigue instaurar algo de miedo en ti y acaba acercándose más a un ensayo estudiantil que a ese juego psicológico que era el gran Layers of Fear. No te sientes, en ningún momento, en peligro.

Bloober Team se ha encargado de recalcar que Observer es más un juego de investigación que de otra cosa. No, Observer en realidad no es nada. La investigación pasa por encontrar ese objeto que continúe con la historia, mediante el uso de dos filtros -uno para aparatos electrónicos y otro para muestras biológicas-. Absolutamente lineal y ningún verdadero componente de investigación. El juego basa su jugabilidad en el ya eterno procedimiento de andar y coger objetos para rotarlos y observarlos con algún comentario de por medio.


Soma es probablemente uno de los juegos que se te pasará por la cabeza durante tu paseo por Observer. Su historia lo acerca a ello, ese debate moral sobre el alma y mantener eterna la memoria es el leitmotiv de un juego que incluso visualmente recuerda a la maravilla que nos dejó Frictional Games allá por 2015. Por supuesto, Observer no consigue alcanzar ni un 20 % de lo que consiguió dicho juego en cuanto a trama y profundidad.

Si me conocéis sabéis que el cyberpunk es mi debilidad. No conozco obra del "género" que no me haya gustado, ni en libros, ni en cómics, ni en películas, ni en videojuegos. Contar con el cyberpunk es asegurarse mi amor de inicio. Observer ha conseguido que muestre las primeras señales de cansancio con respecto al cyberpunk. No es sólo lo aburrido y lo feo que es el cyberpunk que presenta Observer, es más la repetición sistemática no de elementos, sino de cuestiones relacionadas con dichos elementos. ¿Qué efectos sociológicos tiene la implantación de prótesis cibernéticas en nuestros cuerpos? ¿Estamos renunciando a nuestra humanidad por introducir en nuestro cerebro nanochips que potencien nuestras habilidades? ¿Está justificado el terrorismo "humanista" para preservar nuestra esencia? En definitiva, un montón de cuestiones que llevamos viendo una y otra vez y que Obsever vuelve a presentar. Se me viene a la mente la gran Ex Machina, película de Alex Garland sacada en 2015. Una película buena, pero que me gustó especialmente por no recrearse en las preguntas y debates típicos de la robótica/inteligencias artificiales. Llevamos muchos años planteando las mismas preguntas, y aunque estamos lejos de obtener respuestas necesito cada vez más sangre nueva en ese tipo de distopías.


Observer es un quiero y no puedo. Un juego que jugablemente parte de unas quejas provenientes de Layers of Fear injustificadas. Bloober Team intenta contentar a todo el mundo, y acaba traicionando probablemente su idea principal. Observer se torna aburrido, y su historia, algo muy importante para un walking simulator, es algo que hemos visto demasiadas veces en diferentes formatos.

No hay Rutger Hauer que pueda salvar esto.


3 comentarios :

  1. Medieval Mercs para Steam

    QQGVZ-278JX-NCBZK

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Pues no, aquí walking simulator de toda la vida con especial dosis de pretenciosidad.

      Me sabe mal ser tan duro porque me gustó tanto el anterior de juego de la desarrolladora... pero es lo que hay!

      Eliminar