martes, 20 de junio de 2017

Rocket Wars

Porque nunca es tarde para acabar la relación con tus amigos.



¿Qué es Rocket Wars? Es fácil de explicar y a la vez difícil de desarrollar. Estamos ante un deathmatch de navecitas arcade que bebe de títulos como Geometry Wars o, directamente, del clásico Asteroids. El único peligro aquí serán las naves enemigas controladas por humanos o computadora que intentarán acabar con tu vida. Diversas armas van apareciendo por el escenario, además de contar con la posibilidad de desplegar escudos que nos protejan de ellas. Rocket Wars es un juego equilibrado y bastante sencillo, pero que funciona mejor de lo que esperaba.

Bastante variedad de armas y todas con implicaciones estratégicas de ataque y defensa

Si echáis de menos esas tardes con los amigos y un estómago lleno de panchitos y sandwiches el juego de Archon Interactive os da la mejor excusa para que se repitan. Sí, no nos engañemos, que en pleno 2017 un juego multijugador no tenga opción online es un handicap demasiado grande, y eso de convencer a hasta un máximo de tres amigos para que se unan a tu cruzada es cada vez más complicado, pero si lo conseguís Rocket Wars os puede aportar mucho más de lo que parece a priori.

Aunque estemos ante un juego pensado para el multijugador, siempre se agradece que los desarrolladores metan la opción de jugar con bots. No es lo mismo, claro, y el juego así os durará lo que tardéis en identificar sus patrones de comportamiento. He de decir que en este caso la IA funciona bastante bien. Tomad la opción de jugar solo como un extra que siempre hay que agradecer, pero la verdadera diversión llega con su multijugador local.

El modo por equipos no funciona tan bien como el normal

Tres modos de juego con variantes se antojan un poco escasos. En Rocket Wars existe el clásico deathmatch cuyo vencedor se determina con la primera nave en alcanzar 10 muertes, el modo Survival donde cada nave comienza con cinco vidas y gana el último que quede en pie, y un modo algo más peculiar llamado Nuke King que deriva del clásico King of the Hill de tantos y tantos juegos multijugador. Todos estos modos tiene la opción de ser jugados por equipos.

Naves desbloqueables -un total de 12-, distintas skins y unos cuantos logros que conseguir. Rocket Wars no ofrece más de esto. Sin embargo, dada la escasez del título, uno no puede dejar de pensar en las posibilidades que tenía el juego que no están presentes. Sí, es uno de esos títulos que se critican más por lo que carecen que por algún fallo en sí mismo. Sólo existe un mapa, una especie de esfera con un núcleo central que funciona como fuerza gravitatoria y que impide una jugabilidad clara. Esto, lejos de ser una queja, es una virtud, ya que molesta lo suficiente como para que no sea frustrante. Hubiera estado genial incluir, además de algún que otro modo adicional, distintos mapas donde estas esferas estuvieran en otro sitio, lo cual cambiaría sustancialmente el juego y le daría mucha más vida.

Un buen juego, que recoge esa vena arcade de los videojuegos más pura y esos momentos festivos con los amigos. Si tienes cerca a algunos de ellos puede ser una compra muy interesante.


No hay comentarios :

Publicar un comentario