viernes, 21 de abril de 2017

Broken Sword: Shadow of the Templars

París en otoño. Los últimos meses del año y el final del milenio.

Tengo muchos recuerdos de la ciudad; los cafés, la música, el amor... y la muerte.


Mi crisis con las aventuras gráficas es enorme, y me ha llevado a pegarle palos enormes a juegos como la saga Deponia o incluso cosas más clásicas como Shadow of the Comet. Muchas han sido las aventuras gráficas de puntero clásico que han pasado por El BloJ y la mayoría no ha alcanzado el aprobado. Sabedor de que realmente el problema era yo y no ellas en la mayoría de los casos, decidí intentar curarme de la manera más segura: tirar por una de mis aventuras gráficas favoritas de todos los tiempos.

Este análisis corresponde a una rejugada de Broken Sword. Un juego que jugué a finales de la década de los 90 y que, junto a otras aventuras gráficas, me enamoraron en su momento. ¿Ha conseguido Broken Sword el milagro de curarme de mi mal con el género? Pues sí y no. Sí porque he disfrutado mucho con Broken Sword, y no porque estoy un poco más despistado que antes y ya no estoy al cien por cien seguro de que el problema sea yo y no los juegos en sí mismos.


Broken Sword es un gran juego que, desgraciadamente, está envejeciendo un poco mal. Es cierto que es un juego más preparado para la aventura gráfica moderna, que no requiere tanta combinación estrambótica de elementos del inventario y que realmente es bastante lineal. Además, el Director's Cut del que luego hablaré ha suavizado todavía más su dificultad y lo ha hecho más accesible. Pero por otra parte una aventura gráfica basa su gran éxito en su historia, y la de Broken Sword, sin ser mala, está quedándose muy atrás en términos de madurez y desarrollo.

Porque Broken Sword en su época fue un juego muy "adulto", una aventura gráfica seria donde no había que hacer ninguna locura-estupidez de las que proponía LucasArts en sus juegos. Un juego donde una misteriosa historia tenía más protagonismo que en cualquier otro, con enigmas en plan Código Da Vinci donde neo-templarios y asesinos se daban la mano como en tantas obras publicadas en distintos artes. Era un juego poco común a su manera, pero los videojuegos han avanzado muchísimo y, a día de hoy, Broken Sword se ve bastante más estúpido que entonces, más infantil y menos épico en muchas cosas, aunque se sigue viendo igual de bien escrito que siempre.

La icónica introducción

Pero que Broken Sword sea un juego cuya calidad bebe más de su pasado que de su propia ejecución, no quita para que sea un juego que cuida los personajes, que cuida la historia y que desde luego merece la pena jugar todavía a día de hoy, que ya es decir. En ese sentido el juego fue relanzado con un Director's Cut que está lejos de hacerle justicia. Un Director's Cut que incluía tramos jugables con Nicole -que no aportaban nada a la historia- y un doblaje de voces terrible que combinaba el juego original con la remasterización otorgando distintas voces para mismos personajes. Un lío inexplicable que también se traducía en nuevas animaciones que, curiosamente, eran bastante peores que las originales, así como escenarios borrosos y unos cuantos minijuegos de puzles que directamente rompían la dinámica. Sigue siendo mejor, con bastante diferencia, jugar al original.

El original tiene más sentido y a la vez es más desafiante que el Director's Cut

El juego de Revolution Software (Lure of the Temptress, Beneath a Steel Sky) me ha servido para convencerme de que no tengo un problema tan gordo con las aventuras gráficas, o que al menos mi nostalgia sobre los juegos de aquella época sigue siendo bastante fuerte. Ahora mismo tengo la sensación de que hay por ahí una aventura gráfica suelta de puntero de las de toda la vida esperando para que la disfrute como ninguna.


11 comentarios :

  1. Escape This para Steam

    MLNEM-GT4Y4-BGFXK

    ResponderEliminar
  2. Sabes, en parte creo que tienes razón. Encontrar juegos como Broken Sword no es sencillo quizá porque en la época en que salieron esos juegos eran juegos AAA y en la actualidad son juegos de nicho y tienen presupuestos de nicho. Sigue habiendo maravillas pero cuando se resiente la parte económica hay que recortar cosas y eso se termina reflejando en el juego.

    Lo de encontrar aventuras gráficas de temática más adulta que Deponia y similares es muy fácil. Un clásico de todos los tiempos que tiene un remaster muy decente es Gabriel Knight Sins of the Fathers.

    Por supuesto, la saga Syberia es muy buena pero aviso, la dificultad a veces es un tanto puñetera. Hay algún puzzle que cuesta un rato dar con la clave. Pero merece mucho la pena.

    Por supuesto, también está Broken Sword 2 que me gustó casi tanto como el primero (es que el tema de los templarios le daba puntos extras al primero).

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Um... la verdad es que recuerdo Syberia un poco difícil, pero bueno, confiaré un poco más en mi inteligencia xDD. En cualquier caso, sigo teniendo ganas :D

      Con Broken Sword 2 estoy ahora mismo, pero creo que me gusta bastante más el uno. Lo recordaba un poco mejor.

      Eliminar
  3. Uno de los mejores juegos de la historia(al menos para mí) y uno de los pocos juegos retro que ha envejecido bien,pero sin duda tienes que jugar al 2 para ver el conjunto,ya que el 2 mejora varias cosas.
    Y un par de aventuras graficas como dos catedrales son los Dracula de Psx(Resurrección y El último santuario)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el 2 está jugado, y de hecho como éste está siendo rejugado ahora mismo. La idea es jugar a todos, que me quedé en el 4 y tengo el 5 en Steam esperando a ser estrenado :D.

      Los Drácula también los tengo!

      Eliminar
  4. ¿por que no pruebas con thimbleweed park? No lo he jugado pero por lo que he leído tiene la calidad y el feeling de los clásicos de Lucas arts, y nada de puzles absurdos tipo polea con pollo de goma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda debería, pero me da miedo que mi divorcio con el juego me estropee un juego que, en teoría, debe gustarme. Creo que voy a dejar pasar un poco el tiempo antes de intentarlo.

      Eliminar
  5. Creo que ya te lo comenté una vez, pero bueno, te coy a recomendar las dos únicas aventuras gráficas que he tenido paciencia de pasarme: The Cat Lady y Gemini Rue. Ambos son indies y algo facilones, pero la historia de ambos es espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me lo comentaste ^^. Sobre Gemini Rue no sé, pero lo tengo en Steam. Sobre The Cat Lady está jugado y analizado por El BloJ. Eso sí es un juego que me encantó, pero que no acaba de ser "point & click" clásico. Tiene una estructura diferente y es un juego mucho menos activo. Recomendable desde luego a cualquier ser humano xD.

      Eliminar
  6. Esa sensación de pensar que tienes un problema con un género el cual te pirraba y que está pasando por un momento de crisis, y de repente encontrar un juego que te deje completamente despistado ya que te hace pensar que tú no eres el que tiene el problema, es algo que me ha pasado a mí un par de veces. La primera vez fue con los point-and-click precisamente, y pensé en hacer algo similar: rejugar la saga de la Submachine, que fue lo que inicialmente me enamoró de los point-and-click. No me hizo falta ya que al poco tiempo encontré varios juegos en Newgrounds de este género (los Riddle School y el Forgotten Hill 2) que me confirmaron que me seguían pirrando los point-and-click. Solo que, o había tenido mala suerte, o me había vuelto un poquito más pejiguera con el género, o ambas. La otra vez fue con los propios juegos flash en general, ya que llevaba meses sin encontrarme ninguno que me pareciera decente (ni siquiera bueno), y también pensaba que era problema mío. Luego me encontré como 5 buenos casi de seguidos.

    Creo que muchas veces esos problemas con un determinado género vienen motivados no por el propio género, sino por el empleo recursivo de ciertos elementos dentro de ese género que no nos gustan. Me pirran los point-snd-click, pero odio cuando carecen de cualquier tipo de historia o cuando, o cuando la mayoría de los puzzles carecen de lógica, o tienen lógica pero la situación es ridícula (abrir una caja fuerte para obtener un stylus, ¿en serio?) Yo los plataformas los odiaba, hasta que descubrí que no tenía un problema con ese género, sino solo con aquellos en los que tienes que sacar escuadra, cartabón y compás para calcular los saltos, y así durante 30 niveles. A lo mejor es algo parecido lo que te está pasando a ti.

    Respecto al juego en sí: ahora mismo no sé si apuntármelo para cuando pueda, o dejarlo estar. Que no haya que hacer cosas raras con los objetos, y que no se acumulen tantos que parezcas un vendedor ambulante, así como que la historia tenga un peso importante me atrae mucho. Pero que luego digas que la historia, para los tiempos que corren, se ha quedado muy obsoleta e incluso ridícula, me hecha mucho para atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá "ridícula" no sea tanto la palabra, pero mucho más infantil de lo que la recordaba sí. Digamos que cuando lo jugué tuve en todo momento de estar jugando a una aventura de producción hollywoodiense para adultos, y que esta vez que lo he jugado, se me ha quedado más en una serie de animación mañanera para niños, seria, interesante y muy bien hecha, pero nada más allá. Como uno de esos libros de aventuras para 10-12 años o algo así, no sé si me explico demasiado.

      Sí que creo que van por ahí los tiros sobre el género. Hay algo que me falla y creo que es mala suerte, pero en teoría no he jugado a desconocidos. Juegos como la saga Deponia son considerados hoy en día como lo mejor de lo mejor entre las aventuras gráficas. No sé, creo que la experiencia en otros juegos como los de Telltale también ha minado mi paciencia para estos juegos. Es un poco todo.

      Eliminar