lunes, 24 de octubre de 2016

Submerged

Estuve en Submerged y me acordé de ti.



Uppercut Games Pty Ltd, desarrolladores de Epoch (2014), nos invitan a un Kit-Kat. El cuaderno de bitácora nos da las primeras ideas de este juego tan especial.


Día 1 (Tiempo de juego - 02:30): Me he pegado una importante panzada de juego, así que más que impresiones iniciales tengo impresiones muy formadas. Submerged es precioso, y entra mucho más por los ojos que por el mando. No es que sea el típico juego indie incómodo en mundo tridimensional que se maneja como el culo o cuya propuesta queda enterrada entre capas de pretenciosidad, es únicamente que es un juego extremadamente simple a la hora de jugar.

Aunque siempre antepongo el juego a todo lo demás, Submerged me está enamorando.



(Tiempo de juego - 04:06): Submerged es tan precioso que todo este tiempo invertido es bastante engañoso. El juego es corto, bien corto, pero la cantidad de tiempo que me he parado simplemente a ver las vistas es inaudito. De hecho, no recuerdo un juego donde haya estado tanto tiempo estático únicamente divisando lo que veía. ¿Y sabéis lo mejor? Que ni siquiera cuenta con unos impresionante gráficos. La magia del diseño...



Submerged es más esa postal que recibes de los amigos desde el sitio paradisíaco de turno que la aburrida tarde en la que quedas con ellos para ver las fotos del viaje. Submerged es mucho más "vídeo" que "juego", hasta el punto de que no soy capaz de recomendarlo a cualquiera a pesar de lo mucho que me ha gustado. Las capturas que veis en este análisis son capturas reales dentro del juego, y no pertenecen a imágenes promocionales ni derivados. El título que aparece en ellas se debe al modo postal -captura de pantalla- que incluye el juego.


Encarnamos a una chica que llega en una balsa con su hermano herido a lo que parece ser una Manhattan post-apocalíptica tomada por la naturaleza. Una Manhattan en esencia que reconoceremos por la forma de sus edificios y su emplazamiento. El nivel del mar ha subido cientos de metros y lo que antes eran las cúspides de los rascacielos ahora no son más que meros islotes. Algunos de los edificios más altos continúan teniendo la suficiente altura como para que mirar hacia abajo nos dé vértigo. Nuestra misión no será más que cuidar de nuestro hermano, al cual abandonaremos en la torre del reloj para ir llevándole medicinas y comodidades que sobrelleven su sufrimiento.

Un mundo abierto se abre ante nosotros en el momento en el que empezamos. Partiendo desde el centro podemos ir a cualquier sitio, y no existe un orden establecido para nuestras andanzas. Los objetos necesarios para avanzar en el juego se encuentran en lo alto de los edificios más elevados, dentro de kits de supervivencia lanzados en paracaídas intuimos que momentos antes del mencionado apocalipsis. El resto del mapeado incluirá coleccionables como cualquier otro mundo abierto. Una vez consigamos todos los kits de supervivencia del juego, éste terminará, sin ningún tipo de historia más allá de lo explicado.


Submerged tiene más sub-historia que historia. Los coleccionables y el avance del juego nos irán relatando mediante dibujos la historia de los hermanos y también la historia de cómo se llegó a ese nuevo mundo. Un apocalipsis naturista, y no muy hostil, que intuimos tiene como principal mensaje el agotamiento de recursos por su sobreexplotación y las consecuencias del cambio climático. Todo esto ha llevado a un nuevo mundo donde las plantas han tomado el poder, y donde una especie de radiación ha mutado a lo que antes eran delfines, ballenas, pájaros e incluso humanos.

No hace falta más que ver las capturas que acompañan al análisis para darse cuenta de lo bonito que es Submerged, pero no es una mera delicia visual. Submerged triunfa en su ritmo, o mejor dicho, en su ausencia de ritmo. Es un juego para relajarse, donde no existe ninguna hostilidad ni ningún peligro que nos haga morir. En Submerged no luchamos, y no podemos morir en ningún momento. Las criaturas que otorgan vida al mapeado nos acompañarán otorgando una sensación todavía superior de paz y tranquilidad. Submerged es un juego diferente en un mundo, el de los videojuegos, frenético y en su mayoría violento. Quedé impresionado por su diseño, por sus puestas de sol y amaneceres y, en definitiva, por ese juego de luz y colorido que convierten unos gráficos normalillos en una delicia visual.


Su parte visual y digamos su alma ha quedado muy definida, pero su parte jugable no tanto. Si buscáis un buen juego, en el sentido literal de la palabra, en Submerged no lo encontraréis. Como digo es un mundo abierto lleno de coleccionables sin avance alguno de la historia. Nuestra única función jugable será llegar con la barca al edificio de turno y escalarlo como si de una atalaya de un Assassin's Creed se tratara, con la salvedad de que ni siquiera existen controles "plataformeros". Basta con pulsar arriba para que nuestro personaje se encarame a la cornisa de turno, y seguir usando el stick para avanzar por el entramado de cornisas de las cuales no podemos caernos. No existe posibilidad de morir, no existe botón A para saltar ni puzle alguno que mueva plataformas para continuar nuestro avance. La sencillez extrema, siempre en favor de ese espíritu relajante de Submerged.


Ahora bien, Submerged presenta un problema fundamental más allá de que no ofrezca nada a nivel jugable. La separación entre narrativa y juego aquí es directamente contradictoria, y es que no puedes hacer un juego basado en el relax y en disfrutar de los paisajes durante horas -literal- cuando tu hermano está cerca de la muerte esperando a que le lleves la medicina. No tiene sentido que te quedes en tu barca admirando las ballenas jugar en el agua en una puesta de sol mientras tu hermano está agonizante esperando a que le lleves una botella de agua. Submerged hubiera sido todavía mejor si hubiera apostado por una historia también más relajada.

Submerged es especial, es diferente y sí, no es fácil de recomendar. Si llevas quinientos juegos seguidos matando alienígenas, zombies y terroristas quizá veas en él la magia que yo le vi. El maldito es precioso.


6 comentarios :

  1. Creo que lo dejaré, ya tengo un juego "relajante" con 18 millones de planetas en los que relajarme muchísimo xD

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos en este no te han prometido nada :D.

      Eliminar
  2. Uffff... con este discrepo, me parece un juego muy bonito pero totalmente vacío. La exploración no es tal porque está todo demasiado a la vista. Las fases de escalada son automáticas y sólo hay un camino a seguir. No hay amenaza alguna en todo el juego (no te puedes caer, no puedes naufragar....) es un juego de pasear mucho buscando items inocuos e inútiles, con el único aliciente de una historia previsible, poco acertada y mal narrada. Eso sí, el juego es muy bonito y deja escenas dignas de recordar.

    ¿Un 7? Ahora ya estoy seguro, te estás ablandando. :P

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo y casi comparto todas y cada una de esas críticas. Submerged no es más que un walking simulator vertical en tercera persona, pero no sé... me atrapó de alguna manera. Es como cuando paseas una tarde por un lugar que has visitado un millón de veces pero ese día las nubes y los colores están especialmente bonitas.

      Con eso último definitivamente me he ablandado.

      Eliminar