martes, 10 de mayo de 2016

Sonic the Hedgehog

Debería dejar que este juego lo analizara mi yo de 6 años, que realmente sabía más de todo esto de la diversión que mi yo actual.



Casi me caen las lágrimas al rejugar este Sonic the Hedgehog para Master System. Para mí fue casi como abrir un álbum de fotos que creía perdido y me transporte a una época en la que era tremendamente feliz -bueno, ¿qué niño de 6 años, salvo casos dramáticos, puede ser infeliz?-. Conforme recorría las diversas zonas de este juego recorría casi un capítulo de mi pasado.

Y es que no estamos hablando de mera nostalgia, aunque ya podéis intuir que este análisis es más subjetivo de lo normal por razones inesquivables. Puede que la última vez que jugara a este Sonic de Master System fuera hace 20 años, y aunque soy un depredador de la emulación creo que jamás me dio por volver a jugarlo. Desde que pasé a la Mega Drive digamos que olvidé un poco este Sonic -en cambio el de su versión para 16 bits lo sigo jugando-. Incluso cuando me hice con Sonic 2 para Master System también dejé de lado esta primera entrega. En definitiva, un juego que jugué muchísimo pero que abandoné bruscamente.



No hace falta que os diga qué es Sonic. El Sonic de la era dorada, cuando Sega era un nombre temible que competía con Nintendo. Cuando Mega Drive o Super Nintendo era una elección más importante que Barça o Real Madrid. Rápido, dinámico y con niveles basados en la horizontalidad y en la verticalidad, no como ese fontanero bigotudo que actúa como mascota cuando ni siquiera era un animal -todos hemos usado ese argumento alguna vez al defender a Sega-. Sí, Sonic era motivo de orgullo para los que optábamos por esas consolas negras, hasta el punto de que el pobre Alex Kidd fue relegado a un segundo plano como mascota de la compañía.

Estamos ante un sensacional plataformas. En serio, creo que si lo hubiera jugado sin ningún tipo de marco nostálgico hubiera pensado que esta versión de 8 bits es tremendamente digna. Las animaciones de Sonic son sensacionales, y los niveles están tremendamente bien diseñados. Variado a más no poder, con secretos a descubrir en forma de gemas escondidas en los niveles que te permiten acceder al final auténtico -lo prefiero a las gemas de los laberintos de su hermano mayor en Mega Drive- y con una extraña linealidad que le da el toque de control justo para no salir loco. Con esto quiero decir que, los posteriores Sonic se convirtieron en juego más verticales, con múltiples caminos que servían para dar rejugabilidad pero que a la misma vez descorazonaban al jugador en sus partidas a la hora de hacerle sentir que se habían dejado por ver medio juego.

Labyrinth Zone

Misma estructura del Sonic clásico, con dos niveles por zona y uno especial de batalla contra Robotnik. Lo malo es que se hace extremadamente corto -no te llevará más de una hora- y es considerablemente fácil ya que todos los niveles tienen varias vidas extra repartidas. También ayuda que me supiera cada centímetro del mapa de haberlo jugado tanto, pero en cualquier caso es tan manejable y el scroll es tan suave que se hace bastante fácil. Esto sin duda influyó en el Sonic 2 para Master System que elevó la dificultad sustancialmente.

Ay Sonic, cuánto te echamos de menos.


6 comentarios :

  1. Por si hay algún interesado se pasa por aquí, he subido a Youtube la localización de todas las Chaos Emeralds así como el final bueno que se obtiene al encontrarlas: https://www.youtube.com/watch?v=R1mlMdqHTQ4

    ResponderEliminar
  2. Desde luego un tremendo inicio de Sonic en la Master. Yo prefieron el de Mega Drive, básicamente porque me estrené con él en esto de Sonic, pero este juego no desmerece en nada. Muy divertido, u pedazo música de Yuzo Koshiro.

    ResponderEliminar
  3. Journey of the Light para Steam

    ?3EPI-JI6H3-RTI94

    ?=G

    ResponderEliminar
  4. Unknown Battle

    Q0???-47GVV-GQFKK

    ??? = Compañía creadora de Sonic sin la S.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. Nunca tuve la Master System, empecé en esto de las consolas con el Sonic de Megadrive y mirando por encima del hombro al de Master System por sus peores gráficos. Está claro que merece la pena echarle un vistazo.

    Saludos fremen,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo merece, no lo dudes. Para muchos éste supera incluso al de Mega Drive (yo a tanto no llego desde luego).

      De lo mejor de Master. También de lo mejor de Game Gear que tiene una versión muy similar.

      Eliminar