domingo, 8 de noviembre de 2015

Dragon Ball Xenoverse

Os presento a la saiyajin definitiva: Kagarruta.


Kagarruta es una saiyajin que dice tener relación familiar con Son Goku. Al parecer, la poderosa luchadora acudió a Sálvame Deluxe la pasada semana a contar que tiene sangre del saiyajin más famoso de todos los tiempos. Entre sus varias razones alega que su nombre no es casualidad, y que llamarse Kagarruta tiene que tener por huevos algo que ver con Kakarot.

Kagarruta se mostró muy sincera durante la entrevista

Le cogí cariño a Kagarruta, no creáis que no. De hecho le cogí mucho más que al juego en sí, porque tampoco os penséis que es un juego perfecto. Creo que el problema más que de Dragon Ball Xenoverse en sí es el concepto de toda la saga que se lleva arrastrando desde los primeros juegos de combates para PlayStation 2 ambientados en el universo Dragon Ball. Xenoverse es heredero de la saga Budokai Tenkaichi, y aunque probablemente sea el mejor de cuantos juegos de combates de Dragon Ball se han hecho, eso no quiere decir que comulgue demasiado con su sistema de combate, todavía repetitivo y demasiado simplista. No tengo la fórmula para mejorar estos combates tan complicados de llevar a un videojuego como es el mundo de Dragon Ball, pero sí que se me queda corto como juego de combates en comparación con lo demás.

Xenoverse apuesta por una capa de MMORPG a modo de menú principal. Desde el palacio del tiempo podréis acceder a todos los modos de juego e interactuar con los demás personajes que pululan por este mundo paralelo de Dragon Ball. Misiones secundarias, modo versus clásico, misiones principales, tiendas de objetos, de habilidades, de ropa... y todo con opción offline y online, aunque es este segundo el que reina por encima en Xenoverse -y como muchos ya conoceréis algo que siempre me tira para atrás-.

Para los seguidores de Dragon Ball es bastante interesante. Puede que en el mundo del manga y el anime uno pueda citar varios "what if?", ese tipo de sagas o series alternativas que pretenden tocar caminos paralelos en función de consecuencias distintas a lo acontecido en la serie principal, pero en los videojuegos no se me viene a la cabeza ni uno solo -alguno habrá, pero mi ejercicio mental es limitado-. Así, Dragon Ball Xenoverse nos propone una experiencia de la historia alternativa, en la que somos una especie de héroe del tiempo elegido por el mismísimo dragón Shenron encargado de acudir a todos aquellos momentos donde la historia podría cambiar si no intervenimos apropiadamente.

Reviviremos por tanto las sagas más importantes de la historia de Dragon Ball, y se incluyen algunos extras de la bazofia de GT y todas esas idas de cabeza post-Toriyama. Empezando desde la llegada de Radix, pasaremos por la saga de Namek con todo detalle, y por supuesto todos los episodios de la de Célula y la posterior llegada de Bú. Se acaba antojando corto, porque cada nivel no es un combate en sí si no una parte del mismo, por lo que acabaremos terminando del tirón varios niveles.

Namek, uno de los momentos álgidos de toda la saga Dragon Ball

Pero no manejamos a Goku, ni a Gohan, ni a ninguno de la historia en el modo principal. A cambio Xenoverse nos propone que nos creemos a nuestro propio personaje, que irá subiendo de nivel conforme gane experiencia. Elegiremos la raza y su sexo, y buscaremos por todo el mundo a los maestros que nos enseñarán los ataques especiales que luego usaremos en combate. Así, podemos elaborar a nuestro personaje añadiéndole nuestras técnicas favoritas de nuestros personajes favoritos de Dragon Ball, y también, como no podía de ser de otra manera, vistiéndoles a nuestro antojo.

Kagarruta optaba por modelos cómodos de la escuela de Ten Shin Han

La base de los combates es igual que la que podíamos ver en los populares Budokai Tenkaichi, pero se rescatan las batallas múltiples que acaban convirtiendo muchas veces a Xenoverse en un beat 'em up. El problema es que muchas veces los objetivos no dependen enteramente de ti, y perderás múltiples combates porque el más débil de tus aliados ha sido empalizado nada más empezar. Muchas veces proteger a los débiles es nuestra obsesión, por lo que no nos sentimos cómodos dependiendo de una IA aliada que falla demasiado.

Gráficamente es inmejorable. Sólo admite ya mejora en cuanto a número de detalles

Súmale un punto más si te va mucho el tema del online.


8 comentarios :

  1. Me lo iba a comprar este año, ya que me gusta tener uno o dos juegos de Dragon Ball cada generación y me han hablado bien de este, pero me chivaron que el modo versus local tiene unas limitaciones absurdas. A ver el siguiente juego de la franquicia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la estructura del juego es muy extraña, no sé si se refieren a eso con las limitaciones del versus local. De hecho yo me las vi putas para encontrar donde estaba el modo versus para simplemente probar el juego antes de ponerme con él xD

      Eliminar
    2. No no, me refiero a cosas como que solo hay un escenario. ¿Es eso cierto?

      Eliminar
    3. Si te digo la verdad ni me acuerdo... Jugué muy poco versus, pero creo que recordaría algo así. Es posible :/.

      Eliminar
  2. Es un juego que me llama la atención lamentablemente mucho de los disfrutable viene en forma de DLC, me llama bastante los cambios con los What if? y lo de crear a nuestro propio personaje, además que técnicamente y jugablemente al parecer de deja querer, aunque no quita del todo ese sabor de boca a que falta algo más de innovación en la franquicia.

    Saludos!

    PD: Creo que existe una entrega bastante profunda de DBZ que se llama Super Dragon Ball Z que salio para PS2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo que es una evolución con respecto a los anteriores, pero la base es la misma. Lo único que realmente cambia es la estructura y un poco el rollo del modo historia.

      En cualquier caso, vaya por delante que he jugado a muy pocos juegos de Dragon Ball Z, así que no es una opinión ni mucho menos experta xD

      Eliminar
  3. no he probado este xenoverse, pero yo tampoco soy muy fan de los Budokai tenkaichi. De hecho, si lo que quieres en un juego de lucha profundo basado en este universo, el Super Dragon Ball para PS2 (no confundir con Dragon Ball Super), tiene un sistema de juego que bebe directamente de Street Fighter. Es uno de esos grandes desconocidos que puntuó poco precisamente por no parecerse a un Tenkaichi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mismo ha mencionado Zhols antes. Quizá le eche un vistazo... Igual es heredero de aquellos tan decentes de Super Nintendo.

      Eliminar