domingo, 24 de mayo de 2015

RoboCop

Un juego que sirve al bien común, protege al inocente no ataca a directivos de la OCP y preserva la ley. No se le puede pedir nada más a RoboCop. ¡¡Copón!! ¡¡RoboCop!! ¡¡RoboCopón!!



El juego de Robocop para Game Boy que salió en 1990 por la violentamente vistosa película del vistosamente violento Paul Verhoeven. ¿Qué podía salir mal? Pues nada. ¿Qué podía salir bien? Pues tampoco mucho.

Disparo a los huevos, el camino del samurai
Porque el juego de Ocean es el típico juego de 6, aunque éste tiene un regustillo técnico superior a la media y merece un medio punto adicional más. Es un juego de acción horizontal de los denominados "gun and run" donde dejaremos el botón de disparar hundido en nuestra portátil. Aunque bueno, más que gun and run habría que decir gun and walk, porque RoboCop ya sabemos que no es Sonic. Por fortuna todo va igual de lento que nuestro amigo enlatado y su nula velocidad no será impedimento para que podamos esquivar los balazos y explosivos que nos lanzarán los pandilleros de turno.

Salvar chatis, directriz oculta de RoboCop
Detroit sigue estando podrida, a nivel de macarrillas sueltos por las calles y a nivel de megacorporaciones con intereses que pasan por patear los derechos humanos con la OCP como principal protagonista. RoboCop, armado con los potitos más sabrosos de la ciudad, sembrará el caos en niveles lineales que se antojan pocos y en niveles especiales que funcionan más como fases de bonus entre medias. Así, tendremos que abatir a un maleante que se protege tras un rehén desde la perspectiva de la primera persona, identificar a sospechosos consultando la base de datos de RoboCop o calibrar nuestra arma en una sesión de práctica de tiro. Fuera de esto, RoboCop es una de esas adaptaciones libres de una película. Resultón y plano pero divertido como una película ochentera.

2 comentarios :

  1. Yo tenía el de Spectrum, que es muy parecido a este, y me gustaba mucho. Técnicamente está entre lo mejor de Spectrum (hasta había voces digitalizadas) y lo veía como un juego muy variado. Este también lo jugué, pero ya no me impactó tanto como el de Spectrum, pero lo seguía viendo entretenido.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que es corto, la leche xD. De todas maneras, a los juegos de GameBoy se les perdona todo.

    ResponderEliminar