jueves, 12 de marzo de 2015

Streets of Rage 2

Salto con golpe hacia abajo, hostia, hostia, hostiaca, rodillazo, rodillazo, salto por encima hacia la espalda y llave.

Amor puro


¿El mejor juego de Mega Drive? Creo que nos quedaríamos hasta cortos, porque probablemente estemos ante un gigante que figuraría fácilmente entre los cinco primeros juegos de su correspondiente generación. Ya lo habéis visto en el octavo puesto de mi lista de 20 juegos favoritos de toda la historia. A todo esto sumadle mi componente nostálgico, y es que Streets of Rage II cuando era pequeño era casi mi vida. Eso de dar hostias a macarras siendo un guaperas rubio de película americana era una utopía que me acompañó durante toda mi niñez. No sólo acabé aprendiendo cada movimiento de los personajes, también acabé por conocer a los enemigos y hasta saber sus nombres. Su banda sonora está taladrada en mi cerebro, y ya era una tradición pasarme el juego en el nivel más difícil y con una sola vida, cosa que no era nada fácil.

El fabuloso nuevo reparto
Pero a ver, que me pierdo. Streets of Rage 2 es más y mejor, y mirad que el primer Streets of Rage ya me pareció la leche. Basta con comparar dos capturas para darse cuenta de la diferencia técnica entre uno y otro. Streets of Rage 2 nos transportaba a esas máquinas recreativas tan poderosas que no podíamos disfrutar en casa, con esos sprites enormes y esa variedad de movimientos y técnicas que ya las quisieran para sí muchos de los juegos de lucha 1vs1. Destaca la incorporación de magias que sustituyen al ataque de policía que existía en el primer juego, y dos nuevos personajes que se unen a Axel y Blaze en su búsqueda para rescatar a Adam, cuyo secuestro es motivo para volver a salir a la calle y sacar brillo a nuestros nudillos. Sobre los nuevos, Max es una mole de esas que pocos se atreven a coger por su escasa velocidad, pero si sabes controlarlo es absolutamente letal. Skate es mucho más variado y supone un toque diferente al propio juego. Pocos juegos tienen tal reparto entre sus personajes con ataques tan diversos y con un equilibrio tan grande. Si sabes jugar a Streets of Rage 2 sabrás hacerlo con todos igual de bien.


Gráficamente no hay más que ver las capturas, pero todavía es mejor en movimiento. Su sonido es increíble, con una banda sonora de Yuzo Koshiro que está considerada como puro culto. Podéis ver en Youtube alguna de las sesiones del hombre y morir de sobredosis de pastillas en una maravillosa mezcla de nostalgia y rave. Por otra parte, el FX contundente tal y como debe ser en un beat 'em up, además de con voces incluidas en los ataques especiales más allá de gritos de "me he muerto". Es variado, es rejugable y es ideal para jugar en parejas, pero es en la jugabilidad donde el juego triunfa, con la velocidad de juego adecuada como luego se demostró en un Streets of Rage 3 que para mi gusto estaba demasiado acelerado.

Pero, sobre todo, Streets of Rage 2 fue un gran motivo para mirar a todos esos nintenderos que escupían sobre la consola negrita de SEGA. Vosotros, nintenderos que siempre ibais con vuestros RPGs bajo el brazo mirándonos con aires de superioridad. Por fin podíamos ir a nuestra tienda a alquilar juegos y salir con una copia de Streets of Rage 2 de Mega Drive y salir de allí con alas. Sí, teníais el Final Fight, pero vamos, ni punto de comparación con esta bestia del beat 'em up que no tiene igual ni siquiera en las máquinas recreativas que mencionaba previamente.


Creo que lo seguiré jugando toda mi vida.


22 comentarios :

  1. Toda la razón, Una P.O.M., sin paliativos.

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, el mejor beat'em up no solo de Mega Drive, sino en 16 bits, y también de los mejores para mí del género en la historia. A mí me gusta más por ejemplo Cadillas & Dinosaurs, pero este le anda cerca y por muy poco no entró en mi top 20.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que me gusta el Cadillac, pero este para mí le saca muchísimas cabezas. Otro que siempre me ha gustado un montón es el Captain Commando, pero es un amor especial.

      Eliminar
    2. Se supone que la ciudad de Captain Commando es Metro City, la misma que Final Fight pero en el futuro xddd

      Eliminar
  3. Dios, cuanta nostalgia, si me habré pasado un montón de horas con este juego. El cooperativo de lo mejor, y algo que cada vez queda menos. Gran análisis. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca son suficientes horas para esto *_*

      Eliminar
  4. Este juego, y la saga en general (más allá de lo que disfruté del 3), tuvo un problema conmigo: Final Fight. Nunca pude quitarme la impresión de que jugaba una versión menor de la aplanadora de Capcom. Para peor, el rubio que parecía un clon de Coddy empeoraba las cosas.

    Con lo que sí adhiero es que era un juego para fardar ante los nintenderos y que en la comparativa, la conversión de Final Fight para snes no tenía nada que hacer frente al juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque adore Streets of Rage por encima de todas las cosas es evidente que sin Final Fight probablemente no hubiera habido Streets of Rage. Eso es así ^^

      Eliminar
  5. Otro enamorado de este juegazo. Coincido en lo de ponerlo dentro de lo mejores que salieron durante toda la generación de los 16 bits y dentro de su género probablemente si es el mejor entre los que nacieron para una consola, si sumamos los de arcade ya me resulta imposible elegir solo uno porque porque hay otros juegos grandiosos como Alien vs Predator o los D&D. Aunque eso si, al beat'em-up que le he metido más horas ha sido al Turtles in Time de SNES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capcom es que se llevaba la palma por aquél entonces con los beat 'em up, pero claro, más en su vertiente arcade que en consola ^^

      Eliminar
  6. Es uno de los pocos juegos (junto con el de Jurasic Park y alguno más por ahí) a los que me he pegado jugando hoooras y horas con mis primos :_ cuánta nostalgia en un momento. ¡:***!

    ResponderEliminar
  7. Como siempre digo, este junto con el Capi Commando, El Cadillacs & Dinos y el Punisher, formará siempre del triunvirato eterno de los Beat 'Em Up

    fijate, me has animado a descargármelo otra vez de PSN. Si es que repartir estopa nunca se queda anticuado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ya viste que mencioné el Captain Commando por ahí arriba. Si es que los beat 'em up eran tan buenos en la época de las 2D

      Eliminar
  8. Me lo pasé por primera vez hará un par de años en PS3. Le reconozco todo su mérito, aunque el control ha envejecido un poco mal, me resultó un poco duro.

    No he jugado a tantos Beat´Em UP como me gustaría, pero de entre ellos, de los de 16 bits, diría que está un poco por debajo del Cadillacs & Dinosaurs. Lo que no cabe duda es que es todo un referente en el género

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Cadillacs & Dinosarus no es de 16 bits, así que sigo considerado a SOF II el mejor beat'em up de 16 bits xdddd

      Eliminar
    2. A mí no me ha envejecido el control, pero claro, tampoco puedo opinar mucho porque lo jugué cuando salió y lo he seguido jugando hasta ahora. No puedo opinar sobre algo así xDD

      Es un género que no cansa nunca por muy igual que puedan parecer los títulos entre sí. Me sorprende por cierto que nadie haya mencionado el Battletoads o alguno de esos también míticos xD

      Eliminar
  9. No te he firmado antes porque no has puesto ninguna foto de los viejos conocidos. Hala, ya lo he dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vente y lo volvemos a jugar que nunca quieres jugar conmigo a nada.

      Eliminar
  10. mi beat em up favorito de 16 bits, con diferencia, para mi tiene la velocidad perfecta, la curva de dificultad ajustada al milímetro, variedad de personajes, movimientos, enemigos y escenarios, y modo cooperativo a dos que termina de rematar la experiència, fenomenal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a todo eso súmale el gran avance que supone desde el 1, que parece una tontería pero es tremendo ^^

      Eliminar