jueves, 4 de julio de 2013

Momentos Emotivos de Videojuegos - The Walking Dead

Si hay algún juego que últimamente nos ha tocado mucho la patata es The Walking Dead, el juego de Telltale que ya tuvo su análisis y que deslumbró por su poder narrativo y emocional,  lo que le diferenciaba del resto de juegos de la compañía en esta extraña carrera por alcanzar los estándares de la nueva aventura gráfica. Spoilers como camiones en toda la entrada.

Muchos se quedan con el final, que sin duda es emotivo. La muerte de Lee Everett no solo supone la muerte del personaje con el que Telltale lograra que nos identificáramos, es además la revelación de una horrible consecuencia: dejar a la adorable Clementine por la que dimos todo sola en un mundo lleno de zombies, y sobre todo lleno de humanos. Puede que ese momento sea el más trascendental de todos, pero hubo otro momento que me llegó todavía más dentro.


Y ese momento llegó en el capítulo 3, capítulo que por cierto está bastante mal estructurado. Duck, el hijo de Kenny, se enfrenta a sus últimas horas de vida debido a su inminente transformación en zombie. Es algo que llevas sabiendo desde mucho tiempo antes, o sospechándolo, y es un proceso que vives minuto a minuto, pero no acabas haciéndote a la idea de que llegará el momento en el que ocurra. "Es un niño, seguro que ocurre algo que cambia las cosas", piensas una y otra vez, pero no es así. El propio Kenny se tira todo el juego negándose a aceptar la evidencia, mientras que Katjaa adquiere una visión más negativa y desgraciadamente más realista.

"Kenny, I love you very much, I love our son more than life itself. But what you are saying... that he may not turn... is foolish."


Cuando el momento llega, los padres llevan a su hijo al bosque para dispararle en la cabeza evitando así la  transformación. Tú, como Lee Everett, aguardas pacientemente el momento desde la distancia hasta que escuchas un disparo y los gritos de Kenny, el padre de Duck, que indican que algo no va bien. Katjaa, esposa de Kenny y madre de Duck, decide suicidarse antes de tener que ver como su hijo moría a manos de sus propias padres. Hay también la posibilidad de que fuera únicamente Katjaa la que lleva a su hijo al bosque para luego encontrar el terrible desenlace. En cualquier caso, Duck sigue vivo y Kenny tiene que enfrentarse a la inesperada muerte de su mujer y al hecho de tener que disparar a su propio hijo. Esa decisión será tuya, pudiendo disparar a Duck tú mismo para ahorrarle el sufrimiento a Kenny.


The Walking Dead es un juego que pone a prueba tu propia sensibilidad. La historia que vivas por primera vez te marcará en gran esencia, y es muy recomendable no volver a jugarlo hasta mucho, mucho tiempo, porque es entonces cuando te das cuenta de que tus decisiones importan menos de lo que esperabas y sus carencias salen a la luz. En cualquier caso, ese momento es uno de los más impactantes que vas a encontrar en un juego, al menos en la presente generación.

6 comentarios :

  1. T_______________________T YO LLORÉ MUCHO.

    Y eso que soy una tía dura (Wei puñitos ligeros, la llamaban)

    Yo adoptaría a Clem pa siempre, ay!

    Es un juegazo. Me moló más esta historia que el comic, creo yo. Weno, algunas partes. Pero es que Clem le da mil vueltas a todos *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una tía dura... (y se la ve cantando "piripiripi, eeeeel claaaarin").

      Me acordé de ti escribiendo esto *_*

      Eliminar
  2. Quitando el personaje de Clem que hace que todo el mundo se encariñe con ella a mi no me pareció tanto GOTY como se comento (y mucho) en la red. Es una buena aventura gráfica que busca tocarnos la fibra sensible sí, pero poca más originalidad tiene, todas sus situaciones son copias o clichés de un genero ya muy explotado, pero a día de hoy tener que decidir cada dos por tres a quien salvo de ser mordido, hablar con el/la solitari@, con el inteligente débil, con el cobarde, etc me resulta más que cansino, de no ser por Clementine yo hubiera mandado a la mierda el juego antes de los caníbales (esta parte la mejor para mi gusto) y el secuestro del quinto episodio fue como una eyaculación precoz, le dieron un tono demasiado misterioso a esa "sombra vigilante" y al final era un viejales común y corriente.
    En resumen un juego de 6-7 sobre 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El segundo capítulo que dices es mi segundo favorito *_*. A mí no me parece un GOTY como tal, aunque me hizo ilusión que mucha gente lo viera así por encima de los de siempre.
      Si te parece de 6/7 entonces no lo vuelvas a jugar que te darás cuenta de que tiene peores cosas de las que creíamos en un principio xD.

      Eliminar
  3. Ese capitulo es el mas traumatico de todo el juego XD, y el final obviamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final era como muy esperable, no sé, lo de este capítulo no tanto xD

      Eliminar